Lo nuevo en Ecuavisa

Reforma tributaria elimina la deducción de gastos por enfermedades catastróficas

En la antigua normativa se establecía una deducción mayor para quienes padecen este tipo de enfermedades.


08 dic 2021 , 07:00

Los pacientes con enfermedades catastróficas llevan doble carga: la de padecer su dolencia y el precio de acceder a tratamientos que, en su mayoría, son extraordinariamente costosos. Para quienes sí logran comprar medicinas, ahora, ya no tendrán ningún alivio en la deducción de sus gastos.

Es que la nueva Ley de Desarrollo Económico, que entrará en vigencia desde 1 de enero de 2022, con relación al Impuesto a la Renta, indica la eliminación del numeral 16 del artículo 10, donde se establecía que las personas con ingresos inferiores a 100.000 dólares en los gastos de salud por enfermedades catastróficas, raras o huérfanas: "se los reconocerá para su deducibilidad hasta en un valor equivalente a dos fracciones básicas gravadas con tarifa cero de impuesto a la renta".

El numeral 16 del artículo 10 de la ley anterior establecía un beneficio por enfermedades catastróficas. En la actual reforma se elimina el inciso 16.
El numeral 16 del artículo 10 de la ley anterior establecía un beneficio por enfermedades catastróficas. En la actual reforma se elimina el inciso 16.

Con esta eliminación, según la analista económica Betty Silva, "ya no hay la especificidad de la Ley anterior, donde se hacía hincapié el tema en que se podía deducir un monto mayor por los gastos que se generen por enfermedades catastróficas".

En la misma línea, Javier Bustos, experto tributario, explica que al eliminar el texto de la ley anterior, "ya no hay un régimen de excepción, sino uno general, podemos decir que este tipo de enfermedades estarían contempladas en los gastos de salud".

Cerca de 60 personas pidieron de forma urgente medicinas en las afueras del Hospital Andrade Marín en Quito.
Cerca de 60 personas pidieron de forma urgente medicinas en las afueras del Hospital Andrade Marín en Quito. ( )

Las personas afectadas por enfermedades catastróficas en la ley anterior podían deducir un monto estimado de hasta 22.400 dólares, detalla Silva, mientras que quienes no tenían la excepción hasta 14.000. Ahora el tope rige para todos de la misma manera, el límite de gastos personales para quienes ganen más de 2.000 dólares será hasta 5.000.

En ese sentido, la analista explica que "al momento que se elimina todo el inciso (16) dejan de tener un trato preferencial (...) la afectación va a ser grave, el costo de estos tratamientos es muy caro y fue por eso que existían las deducciones".

El alto costo de la medicina

Entre 24.000 a 25.000 personas padecen de enfermedades catastróficas en Ecuador, expone Santiago Carrasco, presidente de la Federación Médica Ecuatoriana.

"Para tener una idea un paciente hemofílico (su sangre no se coagula de manera adecuada) que requiere factores de coagulación.Todos los costos son supremamente elevados, por lo menos, entre 2.000 a 3.000 dólares mensuales", revela.

Mientras que el costo mensual para pacientes con lupus o reumatoidea ronda los 1.800 dólares. "Un presupuesto altísimo para mantenerse con vida", recalca Carrasco.

Pero ¿cuántas personas serán afectadas?

Este medio realizó una solicitud de información al Servicio de Rentas Internas (SRI), para conocer el número de contribuyentes actuales con enfermedades catastróficas, la institución respondió que no existe ese dato en sus registros, "solo tenemos la información que consta dentro de la cédula".

¿Mecanismos de compensación?

Ambos analistas coinciden en que el Gobierno deberá dar mecanismos de compensación. "Habrá que escuchar de las autoridades cuáles serán las medidas compensatorias, deberían venir en mejoras de atención y de calidad sanitaria", recalca Bustos.

Por su parte, Silva expone que para los enfermos catastróficos la nueva normativa "sería un perjuicio, al menos que el Estado asuma como política compensar los gastos que generen estas personas o a su vez proveerlos de los medicamentos que requieren para su salud".

Pero aquello podría sonar, por decir lo menos, poco probable, tan solo la semana pasada pacientes catastróficos se plantaron en los afueras de hospitales públicos para exigir lo que es su derecho: acceso a medicamentos.

TAG RELACIONADOS