Lo Nuevo en Ecuavisa

Quién es el libanés que lleva un mes viviendo en el aeropuerto de Guayaquil

Según la Defensoría del Pueblo, desde el 2016, se han registrado 10 casos de personas retenidas en el aeropuerto en la provincia del Guayas.


28 jul 2021 , 22:09

En el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, hace 25 días se encuentra 'viviendo' Tarek Abdelhay, un ingeniero civil de 24 años de edad, proveniente de Líbano.

El pasado 5 de julio llegó desde Madrid. Pero su viaje comenzó mucho antes. En una entrevista con Ecuavisa.com Tarek cuenta que dejó su país el 13 de junio rumbo a Turquía. De allí, luego de tres días, viajó a Panamá hacia Quito, después a Guayaquil y finalmente a Madrid.

Desde el 13 de junio salió de Líbano rumbo a Turquía.
Desde el 13 de junio salió de Líbano rumbo a Turquía. ( )

En la capital española, perdió sus documentos, sostiene, y estuvo 10 días bajo la tutela de la Cruz Roja. Fue deportado luego de que su solicitud de refugio fue rechazada; así lo enviaron de regreso a la última puerta de embarque, es decir, a Guayaquil.

Pero ¿por qué huyó de Líbano? Tarek cuenta que en su país de origen trabajaba con su padre en comercio, sin embargo, tuvo que huir porque estaba siendo perseguido y amenazado debido a su orientación sexual. Prefiere no ahondar en detalles porque teme por la seguridad de sus seres queridos "si alguien de Líbano me ve y sabe de mi historia, podría traer problemas a mi familia". Ahora, busca asilo en Canadá o Europa.

Vivir en un aeropuerto

Desde que está retenido en el aeropuerto, la aerolínea le entrega 14 dólares para cada alimentación, pero solo puede consumirlos en el mismo restaurante. Dice que tampoco ha podido ducharse durante todo este tiempo.

Cuenta que los primeros tres días fueron los más duros, pues no tenía nada: "me enviaron solo con mi cuerpo, dejaron mis maletas, no me dejaron ni tomar mis zapatos", y muestra sus zapatillas, "sentí tanto tanto frío", recuerda.

Cuando lo deportaron de Madrid, cuenta Tarek, no le permitieron traer sus pertenencias, entre ellas, sus zapatos.
Cuando lo deportaron de Madrid, cuenta Tarek, no le permitieron traer sus pertenencias, entre ellas, sus zapatos. ( )

A pesar de que pidió cobijas a la Policía y al personal de inmigración, lamenta: "nadie me ayudó". En cambio, destaca que trabajadores de uno de los restaurantes del aeropuerto, le regalaron una cobija "puedo dormir gracias a ellos".

Su maleta llegó 10 días después. Desde entonces duerme en las bancas de espera, por su religión musulmana, entre sus actividades, también reza, a veces, en el baño o entre los pasajeros. Su rutina se repite: "hablo con mi familia, los llamo, con mis amigos, pero la mayor parte del tiempo camino entre la puerta de embarque número siete a la 11".

Su maleta llegó 10 días después de que llegara a Ecuador.
Su maleta llegó 10 días después de que llegara a Ecuador. ( )

Sin pasaporte

Gabriel Vanegas, uno de los abogados del caso, en una entrevista con este medio, expone que ayer 28 de julio, presentó el recurso de Habeas Corpus; la audiencia será mañana a las 15h00 en la Unidad Judicial de Guayaquil.

Pero ¿quién es responsable de que haya pasado un mes viviendo en el aeropuerto? Vanegas responde sin dudas: "el Estado ecuatoriano tiene absoluta responsabilidad, porque ha hecho caso omiso y lo ha dejado a la deriva".

Además, menciona que "la aerolínea únicamente hace un control administrativo, la Ley de movilidad humana y tratados internacionales establecen que si un ciudadano no tiene un pasaporte para ingresar a un Estado, en este caso se debió contactar a la Embajada y a la Cancillería".

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, al ser consultado por este medio revela que conoció de la situación de Tarek, el pasado 7 de julio de 2021, "cumpliendo el protocolo vigente la Cancillería informó a la Embajada de Líbano en Ecuador ".

Se ha planteado dos escenarios: primero la embajada le puede otorgar un pasaporte de emergencia (salvoconducto), el cual le permitiría únicamente volver a su país. Mientras que, la segunda opción es otorgarle un pasaporte ordinario que requiere una autorización expresa del Gobierno de Beirut, pero aquello podría tomar meses.

Para que cualquiera de las dos opciones suceda, primero "la Embajada libanesa necesita identificar el estatus judicial y los antecedentes del señor Tarek".

Sin embargo, para Tarek regresar a su país de origen no es una vía segura: "Él corre un riesgo si retorna a Líbano, no porque haya cometido un delito, sino por su orientación que allá es delito", subraya Venegas.

Así el escenario es complejo, además, el comunicado expone que Tarek "ha manifestado verbalmente su decisión de no solicitar protección internacional en territorio ecuatoriano (...) su objetivo es que la aerolínea lo traslade a España o Canadá, países para los cuales no cuenta con una visa para poder ingresar".

Nizam Hussein Shalak estuvo 44 días en el aeropuerto de Guayaquil en 2018.
Nizam Hussein Shalak estuvo 44 días en el aeropuerto de Guayaquil en 2018. ( )

¿Ha pasado antes?

Según la Defensoría del Pueblo, desde el 2016, se han registrado 10 casos de personas retenidas en el aeropuerto en la provincia del Guayas.

En 2018, por ejemplo, un ciudadano libanés llamado Nizam Hussein Shalak, estuvo más de un mes en la sala de embarque del aeropuerto de Guayaquil, también había perdido su pasaporte.