Lo nuevo en Ecuavisa

¿Qué sabemos de la variante sudafricana que llegó a Ecuador?

La B.1.351 es una de las cuatro variantes que la OMS ha calificado como “de preocupación”.


21 may 2021 , 09:23

En un mundo globalizado, las nuevas variantes de COVID-19 se han dispersado por avión. No parece ser el caso de la detección del “paciente cero” de la variante sudafricana en Ecuador. Al menos no de manera directa. La primera persona infectada por esa cepa, también denominada B.1.351, fue diagnosticada en la ciudad de Tulcán, capital de la provincia de Carchi. Falleció horas después de reportarse su caso por complicaciones asociadas al coronavirus. Ni ella, ni sus familiares cercanos viajaron al exterior.

¿Cómo se explica eso? Lo más probable es que la variante circule desde hace tiempo en el país. Washington Cárdenas, jefe del Laboratorio para Investigaciones Biomédicas de la Espol cree que “quizás tuvo contacto con alguien contaminado que sí viajó”, fuera de su entorno inmediato. Apunta a que puede tratarse de una situación similar a lo que ocurrió con la variante brasileña, cuyo primer caso “se evidenció mucho tiempo después de que ingresó al país”.

Al margen de si se trata o no del paciente cero, la sudafricana se suma a las variantes de COVID-19 (además de la clásica), que autoridades ecuatorianas han confirmado en el país. Antes fueron identificadas la británica, la de Nueva York, la de Brasil y, más recientemente, la llamada “variante andina”.

Variante de preocupación

La sudafricana es una de las cuatro variantes que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha calificado como “de preocupación”, al ser mucho más contagiosas o fáciles de contraer que versiones previas del virus.

Integran también esa categoría la B.1.1.7, identificada por primera vez en el Reino Unido; la del Amazonas brasileño (B.1.1.28.1 o simplemente P.1); y la india (B.1.617), señalada como una de las causas del devastador rebrote que soportó esa nación asiática.

¿Por qué es más contagiosa?

La variante de Sudáfrica emergió en octubre y a la fecha está presente en más de un centenar de países. Fue descubierta por la Red de Vigilancia Genómica de Sudáfrica (NGS-SA), institución que identificó en qué radica su vertiginosa propagación: mutaciones en la proteína espiga.

En palabras sencillas, la espiga o ‘spike’ es la parte del virus que se engancha a la célula humana y que permite su multiplicación dentro del organismo. Los descubridores de la variante sudafricana creen que el cambio en su estructura daría lugar a una mayor cantidad de virus en una persona infectada lo cual, a su vez, generaría una propagación más rápida.

Se estima que es 1,5 veces más contagiosa que la variante clásica. En algunas regiones de Sudáfrica, más del 80 % de los virus actualmente aislados de personas infectadas pertenecen a la variante B.1.351.

¿Es más mortal?

Pese a que la OMS ha identificado un aumento en la capacidad de contagio, no ha concluido hasta el momento que la variante sudafricana sea más mortal.

Catalina Yépez, epidemióloga y salubrista, en entrevista con ecuavisa.com explica que, si bien las variantes de preocupación han contribuido a las nuevas olas de contagio en el mundo, no son el único factor. Menciona el hecho de que no se ha llegado todavía a un 70% de la población mundial vacunada y apunta a lo que llama fatiga pandémica: “una relajación de las medidas tanto en los Estados como en la población en general, lo cual va acompañado de una baja percepción de riesgo”.

¿Cuál sería su impacto en Ecuador?

El biólogo Washington Cárdenas dice que “variantes siempre van a existir”. Identifica en el lento proceso de vacunación un punto preocupante. “El problema grave es que la gran cantidad de la población todavía no está vacunada, por lo tanto, se puede esparcir rápidamente las nuevas variantes hasta que la vacunación sea suficiente para proteger a la ciudadanía. Es lo que pasó en India, que la variante se esparció antes de que la población esté protegida”, sostiene.

El Plan Vacunarse ha aplicado poco más de un millón y medio de dosis. Solo el 4,5% de los ecuatorianos tienen su vacunación completa.

¿Resiste a las vacunas?

Científicos están estudiando estas mutaciones para entender exactamente qué riesgo suponen. Mucho se ha comentado respecto a si las variantes que han aparecido en distintas partes del mundo pueden desarrollar resistencia a las vacunas.

Para tranquilidad de la humanidad (al menos momentánea), este jueves 20 de mayo la OMS aseguró que las vacunas actualmente disponibles y aprobadas son eficaces contra "todas las variantes" del COVID-19.

No obstante, el organismo pidió continuar actuando con "prudencia" ante la pandemia. Si bien los casos globales de COVID-19 descendieron un 12 % la semana pasada, confirmando la tendencia a la baja iniciada a finales de abril, el coronavirus ha repuntado en Sudamérica con una tendencia al alza en países como Brasil, Argentina y Colombia.