Lo nuevo en Ecuavisa

El COVID-19 cambió el ritmo de vida de los ecuatorianos

Ecuador cumple dos años desde que inició el confinamiento por COVID-19


16 mar 2022 , 06:44

La vida de los ecuatorianos se alteró a partir del 16 de marzo del 2020 . La noche de ese día, el presidente Lenín Moreno, declaró el estado de excepción para contener la propagación del COVID-19, pero en Guayaquil ya comenzó a multiplicarse los contagios de forma masiva, por lo que la bautizaron como la ´Wuhan de Ecuador ´.

Por primera vez, la gente sacó mascarilla permanentemente. Los productos de primera necesidad como el papel higiénico escasearon en los supermercados. Lo mismo ocurría con el alcohol y gel en las farmacias. En las casas, los miembros de las familias cambiaron sus hábitos y se desinfectaron varias veces en el día al entrar y salir. Los niños y adolescentes abandonaron las clases presenciales y se acostumbraron a la virtualidad. Recién en esta semana retornaron a la normalidad en las actividades escolares.

Según datos del Ministerio de Educación, 318 586 estudiantes terminaron el bachillerato durante la emergencia sanitaria. De esa cantidad, 172 601 corresponden a la Costa y 145 985 a la Sierra.

A la par, las autoridades implementaron una serie de medidas que iban cambiando de acuerdo a la propagación de la enfermedad. En Quito, se comenzó a multar a quienes no utilizaban los tapabocas e irrespetaban las normas de bioseguridad. Se utilizan protocolos para impedir la libre movilidad en vehículos particulares. Los aforos se concluyen en una constante al interior de las unidades de transporte urbano, centros comerciales u otros sitios de concurrencia masiva.

No obstante, pese a los controles permanentes, con el pasar del tiempo l a capital triplicó a Guayaquil en la cantidad de contagios. Hasta el 14 de marzo hubo 288 232 en Quito 98 867 en el Puerto Principal, según las cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP).

Eso se mezcló con la desobediencia civil y las fiestas clandestinas durante los fines de semana. Algunas eventualmente terminaron en altercados y hechos violentos que se difundieron en las redes sociales.

A esto se suman las estadísticas oficiales de muertes que han generado una serie de interrogantes con relación al manejo de la crisis sanitaria. Si bien las cifras del Ministerio de Salud señalaron que se reportaron 35 348 fallecidos probables y confirmados por coronavirus desde el 16 de marzo del 2020 hasta el 14 del mismo mes este año, el número de funciones en general supera las 220 000 en el mismo periodo . ¿Qué ha pasado con esa diferencia de casi 185 000 decesos s i se toma en cuenta que en los años anteriores no se ha dado una cantidad similar de muertes?

Ahora se viene otro problema: los primeros cinco primeros casos de la variante BA. 2 de Ómicron que fueron notificados por el Centro de Investigaciones de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UES) de Guayaquil. El primero se trata de una mujer, de 56 años, quien recibió las tres dosis. Otros dos casos corresponden personas sin vacunar, quienes fueron diagnosticados como casos positivos el 2 de marzo de 2022.

Una cuarta que resultó positiva el 3 de marzo de 2022 pese a que tenía dos dosis. Una quinta persona presentó la misma condición el 7 de marzo y quien contaba con dos dosis de inoculación.

En medio del trajín y la incertidumbre que se producirá por la pandemia, la gente se dio tiempo para continuar con sus actividades que antes se las realizó con normalidad. Por ejemplo, en el periodo de pandemia hubo 82 573 matrimonios, de acuerdo a las estadísticas del Registro Civil. En los dos años anteriores hubo 117 698. De otro lado, los divorcios se redujeron en la pandemia. En el 2018 y 2019 hubo 53 485 frente a los 46 054 que se dieron durante la emergencia sanitaria.

Se ahondó la crisis la económica con la baja del precio del petróleo más grave de la historia en abril del 2020, pero esa realidad cambió en los últimos días de este año cuando el costo por cada barril sobrepasó los 100 dólares . ​​​

En lo que respeta la canasta básica, esto pasó de 716,14 en el 2020 a 724,39 en el presente año.

Seis ministros desde mediados de marzo del 2020

Los cambios de ministros fueron una constante al inicio de la pandemia. Catalina Andramuño, Juan Carlos Zevallos, Rodolfo Farfán, Mauro Falconí y Camilo Salinas ocuparon ese cargo hasta el 7 de abril del 2021.

Ellos afrontaron los cuestionamientos por la falta de planificación para afrontar la emergencia sanitaria y el caso de los vacunados vip ahondaron la crisis al interior del Gobierno anterior. Desde la llegada de Guillermo Lasso y la designación de Ximena Garzón como ministra del ramo, el proceso de vacunación que fue exitoso a escala nacional y avanza de forma acelerada.

El vacunómetro del Ministerio de Salud refiere que 4,7 millones de personas se inmunizaron con las dosis de refuerzo y 1,15 se encuentran inoculados parcialmente. De momento, las brigadas médicas requieren su trabajo en todo el país hasta lograr que 17,7 millones de ecuatorianos completen las dosis.