Lo nuevo en Ecuavisa

Aborto por violación: cuatro veces cambió la Asamblea los plazos en la Ley

En la primera propuesta las niñas no tenían tiempo límite para interrumpir el embarazo producto de una violación.


17 feb 2022 , 14:12

El pasado 17 de febrero de 2022, con 75 votos a favor, 41 en contra y 14 abstenciones, la Asamblea Nacional aprobó el texto final de la Ley para garantizar la interrupción voluntaria del embarazo en caso de violación.

Pero antes el Pleno lo negó. En la primera votación no hubo los votos suficientes. Frente a ello, la sesión fue suspendida, tras la moción de la asambleísta Johanna Moreira (ID) para realizar ajustes al documento.

¿Cuáles? Principalmente los plazos. En el primer informe se contemplaba interrumpir el embarazo hasta la semana 16 para las mujeres mayores de edad. Luego del receso los plazos fueron nuevamente modificados: pasó de 16 a 12 semanas.

Mientras que en el caso de niñas, adolescentes y mujeres de la ruralidad el tiempo se mantuvo: 18 semanas. Y así fue aprobado.

El cambio ha generado rechazo por movimientos de mujeres feministas que aseguran: "Es ley, pero no es justa, ni reparadora, ni inclusiva". De hecho, la ponente del proyecto, Johana Moreira, asambleísta de ID, entre lágrimas, sostuvo “las mujeres adultas y empobrecidas nos hemos sacrificado por las niñas”.

Así, aunque el dicho popular dice que "la tercera es la vencida", no fue aplicable en la Asamblea, pues tomó cuatro modificaciones en la temporalidad para que exista un consenso. Aquí un repaso:

EL VIACRUCIS DE LOS PLAZOS

El pasado 11 de enero la Comisión de Justicia estableció un plazo de 28 semanas de gestación para el aborto mientras que las menores y mujeres con discapacidad no tenían plazo.

Sin embargo, la temporalidad fijada generó polémica y la Comisión presentó nuevos tiempos: 22 semanas de gestación para las menores de edad y 20 semanas para las mayores de 18 años.

Paralelamente los asambleístas Sofía Espín (UNES), Ricardo Vanegas (Pachakutik), y Dalton Bacigalupo (ID), presentaron un informe de minoría que contemplaba el plazo hasta las 6 semanas para mujeres mayores a 18 años y hasta 12 semanas de gestación para las niñas.

En la primera propuesta las niñas no tenían tiempo límite para interrumpir el embarazo producto de una violación.
En la primera propuesta las niñas no tenían tiempo límite para interrumpir el embarazo producto de una violación. ( )

Pero los plazos cambiaron una vez más en el informe de mayoría. El 11 de febrero de 2022, la Comisión de Justicia, tras el segundo debate, modificó los tiempos hasta las 16 semanas de gestación para las mujeres mayores de edad, y 18 semanas para niñas, adolescentes, mujeres de la ruralidad, de pueblos y nacionalidades

Pero tampoco calzó como fue demostrado en la primera votación. Finalmente, los tiempos quedaron en 12 semanas para mujeres mayores de edad y 18 semanas para niñas.

UN PLAZO QUE RESTRINGE

Ana Vera, abogada de Surkuna sostiene que la temporalidad aprobada la Ley no va evitar la clandestinidad, "va a suponer la exclusión de las mujeres y niñas más vulnerables del acceso al servicio a salud".

La organización que ha seguido los casos de 21 víctimas de violación, revela que, "una niña de 10 años tarda tiempo en darse cuenta que está embarazada (...) En nuestra experiencia en la mayoría de los casos las niñas han llegado desde la semana 18 hasta la semana 20". Y son ellas quienes no podrán acceder a la interrupción del embarazo producto de una violación, bajo los tiempos aprobados hoy en la Asamblea.

¿QUÉ PASA EN OTROS PAÍSES?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a todos los países que se despenalice el aborto en casos de violación, pero no plantea plazos en el tiempo de gestación, por ello no existe un límite universal. Por ejemplo en países como: Cuba, y Colombia no establecen un tiempo límite en casos de violación.

Mientras que en Chile una víctima de violación puede abortar hasta la semana 12. Panamá lo permite hasta el segundo mes de embarazo y en Brasil entre 20 y 22 semanas.

¿Qué pasa si Lasso veta la Ley? Lee aquí el reportaje