Nacional

El Independiente del Valle pasea su primer título por Quito y Sangolquí

La caravana terminó en el estadio de Independiente.


13 dic 2021 , 22:01

El Independiente del Valle, dirigido por el técnico portugués Renato Paiva, paseó este lunes el primer título de su historia por la capital ecuatoriana y su ciudad de origen, Sangolquí.

El club "rayado", como le conocen en Ecuador al Independiente, ganó ayer la final del campeonato nacional de fútbol al Emelec, en un partido disputado en la ciudad portuaria de Guayaquil, fortín de su rival.

El recorrido del campeón, que hoy llegó a Quito tras conseguir el título en Guayaquil, comenzó en un sector del casco comercial del norte de la ciudad y concluyó en el estadio "Banco Guayaquil", que estrenó este año con capacidad para 12.000 aficionados y que está ubicado en el aledaño valle de los Chillos, a unos 20 kilómetros de la capital.

La caravana de coches estuvo encabezada por un autobús decorado con la leyenda "Campeones de 2021" y en el que se movilizó la plantilla ganadora del torneo de la Liga Pro, seguido de otro con integrantes de las divisiones menores del club y un tercero con los familiares de los campeones.

"Esta es una historia que uno tiene que escribirla para después contarla, porque nos demuestra que es mucho, que esa bolita, ese balón mágico tiene esa capacidad de lograr cosas maravillosas, de cambiar vidas, de ser un agente de cambio y de darnos unos mensajes que trasciende lo que pasa en la cancha", dijo el presidente vitalicio del club, Michel Deller.

"El futuro y el destino está en nuestras manos y si uno trabaja lo puede lograr, no importa si es el equipo más grande o el equipo más pequeño, si tiene fanáticos o no", porque lo importante "es que todo se puede lograr en base a ese compromiso", añadió.

El Independiente venció a Emelec en la fase final del torneo, que los encaró como finalistas para partidos de ida y vuelta, ambos pasados por agua por los fuertes aguaceros que cayeron en los dos encuentros.

El cuadro del Valle ganó el de ida por 3-1 y en el del domingo pasado, en Guayaquil, empató 1-1 en medio de un aguacero diluviano que no le impidió dar la vuelta olímpica en el estadio de sus rivales.

Independiente del Valle, que ascendió a la primera división en 2010, ganó la Copa Sudamericana de 2019, después de perder la final por el título de la Copa Libertadores de 2016, a manos del Atlético Nacional de Colombia.

Con ese buen antecedente, al Independiente ecuatoriano le faltaba el sello local y lo consiguió este año al proclamarse campeón de la presente temporada.

La base del equipo campeón estuvo comandada por el goleador argentino Jonathan Bauman que acumuló en este año 26 goles, 14 con el Independiente y 12 que anotó con el Mushuc Runa en la primera fase del torneo.

Junto a Bauman figuraron sus compatriotas Richard Schunke, Mateo Caravajal, los centrocampistas Cristian Pellerano, Lorenzo Faravelli y Nicolás Previtali, y el ecuatoriano Junior Sornoza (cuyo pase pertenece al brasileño Fluminense), además de jóvenes canteranos del club.

Paiva y los directivos del Independiente, comandados por Michel Deller, comenzaron el fortalecimiento del equipo, pues en el 2022 participará desde la fase de Grupos de la Copa Libertadores y en el torneo local.

Los primeros refuerzos que llegarán al equipo son el centrocampista Danny Cabezas, del 9 de Octubre; el defensa William Vargas, del Guayaquil City; mientras se espera una definición en torno al atacante argentino Lisandro Alzugaray, de Universidad Católica de Quito.