Cine y series

Así se preparó Kim Kardashian para usar el vestido de Marilyn Monroe en el Met Gala 2022

Conoce el régimen al que la empresaria debió someterse para poder lucir la icónica prenda.


03 may 2022 , 16:05

Este año la alfombra roja del Met Gala deslumbró con la temática de la 'Era dorada'. Kim Kardashian, ícono de su familia, dio mucho de qué hablar después de usar el vestido que la popular Marilyn Monroe utilizó al cantarle el cumpleaños al presidente John. F Kennedy.

La prenda se conservaba en el museo Ripley's Believe It or Not, después de ser subastada en el 2016 por 4,8 millones de dólares.

Kim arribó de la mano de su novio Pete Davidson, y desfiló con confianza al utilizar el icónico vestuario crema con detalles brillantes. El vestido se ceñía a su figura, misma que trabajó para poder lucir la prenda.

Bad Bunny, Rosalía y Anitta, entre las estrellas latinas que deslumbran en la Met Gala

Me siento muy honrada de usar el vestido icónico que usó Marilyn Monroe en 1962 para cantar ‘Feliz cumpleaños’ al presidente John F. Kennedy. Es un impresionante vestido ceñido adornado con más de 6000 cristales cosidos a mano por el costumier Jean Louis. ¡Gracias Ripley’s Believe It or Not! por darme la oportunidad de estrenar esta pieza evocadora de la historia de la moda por primera vez desde que la difunta Marilyn Monroe la usó. Estoy eternamente agradecida por este momento”, escribió la Kardashian en sus redes sociales.

Sin embargo, la modelo, empresaria y exitosa influencer no la tuvo fácil. Según entrevistas con los medios que asistieron a la gala, Kim debió bajar aproximadamente 16 libras en tan solo tres semanas.

Estos son los mensajes detrás del vestido de Blake Lively en el Met Gala 2022

Según declaraciones, estuvo toda la época bajo un estricto régimen alimenticio y de entrenamiento para llegar a su meta.

"Me ponía un traje de sauna dos veces al día, corría en la cinta de correr, eliminaba por completo el azúcar y los carbohidratos, y solo comía las verduras y las proteínas más limpias"

Momentos después de la gala la empresaria compartió en Instagram lo que parecía un stand de comida con pizza y donas, Kim se mostraba entusiasta por las golosinas, a lo que su novio Pete celebró junto a ella, ya que podría comerlas posterior a su preparación para poder lucir el vestido de Monroe en el evento.

Kim complementó su look con una cabellera rubia platina y un par de aretes de oro blanco de 18 quilates.