Nacional

Inseguridad en los estadios: una problemática que no encuentra soluciones en Ecuador

Fausto Salinas, General de la Policía habló con Ecuavisa.com sobre la inseguridad en el fútbol nacional.


21 sep 2022 , 12:24

El domingo 18 de septiembre se registró un nuevo acto de inseguridad en los estadios del fútbol ecuatoriano, precisamente el George Capwell, durante el Clásico del Astillero, debido a la falta de "garantías", llevando a suspenderse el partido y reactivándolo el día lunes 19 sin público como medida.

Luis Muentes, presidente del gremio de árbitros, puso el dedo en la llaga, catalogando al Capwell como "el estadio más inseguro del fútbol ecuatoriano", debido a sus antecedentes, con invasiones al campo de juego, encendido de bengalas, peleas entre hinchas en las gradas, y ahora el lanzamiento de objetos con impacto a Carlos Rodríguez, jugador de BSC.

Ecuavisa.com pudo conversar con el General de la Policía Nacional, Fausto Salinas quien se refirió a la situación, partiendo del Clásico.

"Son incidentes que manchan el fútbol ecuatoriano, y que las autoridades competentes, deben tomar las medidas para que no vuelva a suceder, esto va desde actividades de los clubes, el organizador del evento, emisión de boletos, las sanciones drásticas para poder buscar a quienes han violado las normas, los clubes deben tener un registro de los hinchas para separarlos del fútbol, cuando alguien enciende una bengala, solamente causa daño al deporte", empezó hablando Salinas.

Sobre el nivel de participación de la Policía en los partidos de fútbol, Salinas apunta a Liga Pro como la principal, y califica de "apoyo" la presencia de agentes: "La Policía apoya los eventos pero las autoridades principales son los organizadores, no se puede encargar todo el espectáculo a la Policía, hay un principio de seguridad que lo gestiona el organizador".

La Policía por medio de la UMO (Unidad del Mantenimiento del Orden), es la designada del control de eventos masivos, por lo que sí tiene dentro de sus competencias, resguardar la seguridad del público que asiste a los estadios.

En ella, la Policía divide al fútbol ecuatoriano según su posible riesgo debido a su historial violento:

Partido de bajo riesgo

Partido de mediano riesgo

Partido de alto riesgo

Para el Clásico del Astillero, hubo 500 efectivos designados, además del lleno total en el escenario (según registros de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, el Capwell cuenta con la capacidad de 40 mil espectadores), es decir 1 policía por cada 80 personas.

Dicho eso, ¿Qué hace la Liga Pro para enfrentar la inseguridad en los estadios? La entidad deportiva nacional, tiene un reglamento de seguridad, la cual fue creada por la la Dirección de Escenarios Deportivos y Seguridad, actualizado hasta la actual campaña.

Profundizando, el reglamento señala que es "obligación del equipo local presentar, hasta 2 días antes de cada juego, un plan operativo de seguridad", pero esto queda en papel, ya que se pudo observar que previo al duelo entre 'azules' y 'amarillos' la denominada 'Boca del Pozo' encendió decenas de bengalas, instrumentos que están prohibidos ingresarlos al estadio.

Según Salinas, también existe la Ley Orgánica de Prevención y Sanción de la Violencia en el Deporte, que establece algunas sanciones. Y en el caso de daños o agresiones de gravedad, también se puede aplicar el Código Orgánico Integral Penal (COIP), algo "clave en la lucha por retomar la seguridad en los estadios", apunta el general.

CAMPAÑA DE LIGA PRO Y FEF PARA "RECUPERAR LOS ESTADIOS"

Previo a lo sucedido en el Clásico del Astillero, hubo dos actos violentos en la actual temporada del fútbol nacional: hinchas del Deportivo Quito persiguieron y agredieron al juez Diego Lara, dos semanas después, Álex Cajas, árbitro nacional, fue golpeado el preparador de arqueros de Macará, Héctor Lautaro Chiriboga, llevando a Liga Pro, FEF y Asociación de Fútbol del Ecuador a trabajar en conjunto y crear la campaña "Juntos por un fútbol limpio" el pasado 7 de septiembre, pero que a corto plazo no ha dado resultados.

Los máximos dirigentes del fútbol local, Francisco Egas (FEF) y Miguel Ángel Loor (Liga Pro), se reunieron y se comprometieron a "volver a hacer de los estadios lugares seguros".

La FEF compartió una carta, asegurando que la campaña tiene como objetivo, "concientizar a todos los actores del fútbol ecuatoriano acerca de la importancia de anteponer el respeto, armonía y fraternidad por encima de cualquier situación que pudiera generar incidentes en los estadios", pero la primera prueba que tuvieron, reprobaron.

Esta campaña se suma al compromiso de "sancionar con el máximo rigor de la ley y los reglamentos” a quienes cometan actos violentos en los campos de juego.

El General Salinas finaliza proponiendo como parte de una solución crear un "registro de identificación biométrica de los hinchas", de esta forma se tendría una base de datos para actuar de "forma correcta y rápida".