Tras femicidio se endurece control para venezolanos

El Gobierno de Moreno estableció 4 tipos de regulación a venezolanos.

  • Feminicidio en Ecuador endurece control para migrantes venezolanos. Foto: AFP - Archivo
22 Enero, 2019, 8:10 am
Por: Redacción 
El asesinato de Diana Carolina R. a manos de un venezolano en Ibarra generó brotes de violencia contra personas de esa nacionalidad y multitudinarias protestas contra la violencia de género, en medio de un llamado del Gobierno para evitar la xenofobia y el anuncio de rígidas medidas migratorias.
 
Tras el asesinato de Diana el sábado, sectores de la población desalojaron a venezolanos de hoteles, viviendas y parques donde dormían y les exigieran que abandonen la ciudad, principal paso hacia el interior de Ecuador.
 
 
 
Pero el vicepresidente Otto Sonnenholzner advirtió que enfocarse en la nacionalidad del agresor "podría provocar una generalización que sólo traerá más violencia". "Es momento de recordar que el nuestro también es un pueblo migrante", afirmó.
 
 
Sim embargo, son cuatro medidas concretas implementadas por el Gobierno para controlar el ingreso de migrantes venezolanos al país: Exigencia del pasado judicial apostillado para ingresar al país, formación de brigadas para inspeccionar la situación laboral, un censo a los extranjeros y una propuesta pedagógica y educativa, según informó el secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, en entrevista con Ecuador TV.
 
Según Roldán, el pedido del pasado judicial impedirá el ingreso de delincuentes, las brigadas serán en contra de los empleadores que abusen de los cidadanos venezolanos, el censo a extranjeros se realiza en todos los países y es para saber, inclusive, cómo viven en nuestro país y, la propuesta educativa servirá para que este tipo de hechos violentos no vuelvan a ocurrir.
 
Hasta ahora Ecuador solo exigía a los venezolanos la cédula para dejarlos ingresar.
 
El feminicidio en Ibarra así como una violación grupal contra Martha ocurrida la semana pasada motivó marchas en Quito, Guayaquil y otras ciudades para rechazar tanto la violencia de género como los brotes de xenofobia.
 
"Esto no es contra una nacionalidad, es contra el machismo", dijo a la AFP Shirley Figueroa, una estudiante de Geografía de 24 años, agregando que se siente "vulnerable" frente a la violencia hacia las mujeres en el país.
 
Los manifestantes, en su mayoría mujeres y vestidas de negro, cantaban "aplaudan, no dejen de aplaudir, machismo y xenofobia no deben existir".
 
- "Espiral de violencia" -
 
El gobierno de Nicolás Maduro acusó a Ecuador de alentar la persecución de venezolanos, luego que el presidente Lenín Moreno anunciara la conformación de "brigadas para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos". 
 
"El comunicado del presidente Moreno instigó una espiral de violencia xenófoba contra la comunidad migrante venezolana en el Ecuador y corresponde a su gobierno la obligación de preservar la integridad y la vida de los venezolanos en ese país", leyó este lunes el canciller venezolano, Jorge Arreaza.
 
El secretario de Comunicación de la presidencia ecuatoriana, Andrés Michelena, denunció, por su parte, una "estrategia de Maduro". "No podemos tolerar que envíe a personas que tiene detenidas en sus cárceles al Ecuador, por eso rechaza la entrega de récord judicial. No podemos generalizar, hay hermanos venezolanos queridos y de gran valor", escribió Michelena en Twitter.
 
Ayer, Eduardo Febres Cordero, presidente de la Fundación de Venezolanos en el Exterior, se reunió con el canciller subrogante, Andrés Terán, para entregarle un manifiesto.
 
Febres Cordero criticó que las autoridades ecuatorianas vayan a requerir uncertificado apostillado de antecedentes penales a venezolanos, pues, en su opinión, es una decisión "totalmente ilegal porque no está contemplada dentro de la Ley Orgánica de Movilidad Humana". "Entendemos y respetamos el hecho de que el Estado ecuatoriano deba proteger y salvaguardar su soberanía pero siempre debe hacerlo apegado a las normativas nacionales e internacionales", añadió.
 
 
Asociaciones de venezolanos en Ecuador no solo rechazaron el endurecimiento de los controles, también denunciaron los ataques. "De manera categórica rechazamos cualquier tipo de xenofobia o discriminación que pueda nacer a partir de los sucesos ocurridos en Ibarra", manifestaron en un comunicado.
 
En Ibarra la policía reportó que "no existen ciudadanos venezolanos fallecidos o heridos producto de altercados" y que hay patrullaje permanente.
 
Las autoridades estiman que unos 300.000 venezolanos que han huido de la crisis política y económica en su país viven actualmente en Ecuador. Entre 2014 y 2018 ingresaron más de 1,2 millones, de acuerdo con la cancillería, que ha otorgado unas 97.000 visas a peticionarios de esa nacionalidad.
 
La gran mayoría de venezolanos viaja a otras partes de Sudamérica. Más de un millón escogieron a la vecina Colombia como su nuevo hogar, mientras que otro medio millón atravesó ese territorio hacia el sur camino a Ecuador, Perú y otros países.
 
 
 
AFP - Redacción
El asesinato de Diana Carolina R. a manos de un venezolano en Ibarra generó brotes de violencia contra personas de esa nacionalidad y multitudinarias protestas contra la violencia de género, en medio de un llamado del Gobierno para evitar la xenofobia y el anuncio de rígidas medidas migratorias.
 
Tras el asesinato de Diana el sábado, sectores de la población desalojaron a venezolanos de hoteles, viviendas y parques donde dormían y les exigieran que abandonen la ciudad, principal paso hacia el interior de Ecuador.
 
 
 
Pero el vicepresidente Otto Sonnenholzner advirtió que enfocarse en la nacionalidad del agresor "podría provocar una generalización que sólo traerá más violencia". "Es momento de recordar que el nuestro también es un pueblo migrante", afirmó.
 
 
Sim embargo, son cuatro medidas concretas implementadas por el Gobierno para controlar el ingreso de migrantes venezolanos al país: Exigencia del pasado judicial apostillado para ingresar al país, formación de brigadas para inspeccionar la situación laboral, un censo a los extranjeros y una propuesta pedagógica y educativa, según informó el secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, en entrevista con Ecuador TV.
 
Según Roldán, el pedido del pasado judicial impedirá el ingreso de delincuentes, las brigadas serán en contra de los empleadores que abusen de los cidadanos venezolanos, el censo a extranjeros se realiza en todos los países y es para saber, inclusive, cómo viven en nuestro país y, la propuesta educativa servirá para que este tipo de hechos violentos no vuelvan a ocurrir.
 
Hasta ahora Ecuador solo exigía a los venezolanos la cédula para dejarlos ingresar.
 
El feminicidio en Ibarra así como una violación grupal contra Martha ocurrida la semana pasada motivó marchas en Quito, Guayaquil y otras ciudades para rechazar tanto la violencia de género como los brotes de xenofobia.
 
"Esto no es contra una nacionalidad, es contra el machismo", dijo a la AFP Shirley Figueroa, una estudiante de Geografía de 24 años, agregando que se siente "vulnerable" frente a la violencia hacia las mujeres en el país.
 
Los manifestantes, en su mayoría mujeres y vestidas de negro, cantaban "aplaudan, no dejen de aplaudir, machismo y xenofobia no deben existir".
 
- "Espiral de violencia" -
 
El gobierno de Nicolás Maduro acusó a Ecuador de alentar la persecución de venezolanos, luego que el presidente Lenín Moreno anunciara la conformación de "brigadas para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos". 
 
"El comunicado del presidente Moreno instigó una espiral de violencia xenófoba contra la comunidad migrante venezolana en el Ecuador y corresponde a su gobierno la obligación de preservar la integridad y la vida de los venezolanos en ese país", leyó este lunes el canciller venezolano, Jorge Arreaza.
 
El secretario de Comunicación de la presidencia ecuatoriana, Andrés Michelena, denunció, por su parte, una "estrategia de Maduro". "No podemos tolerar que envíe a personas que tiene detenidas en sus cárceles al Ecuador, por eso rechaza la entrega de récord judicial. No podemos generalizar, hay hermanos venezolanos queridos y de gran valor", escribió Michelena en Twitter.
 
Ayer, Eduardo Febres Cordero, presidente de la Fundación de Venezolanos en el Exterior, se reunió con el canciller subrogante, Andrés Terán, para entregarle un manifiesto.
 
Febres Cordero criticó que las autoridades ecuatorianas vayan a requerir uncertificado apostillado de antecedentes penales a venezolanos, pues, en su opinión, es una decisión "totalmente ilegal porque no está contemplada dentro de la Ley Orgánica de Movilidad Humana". "Entendemos y respetamos el hecho de que el Estado ecuatoriano deba proteger y salvaguardar su soberanía pero siempre debe hacerlo apegado a las normativas nacionales e internacionales", añadió.
 
 
Asociaciones de venezolanos en Ecuador no solo rechazaron el endurecimiento de los controles, también denunciaron los ataques. "De manera categórica rechazamos cualquier tipo de xenofobia o discriminación que pueda nacer a partir de los sucesos ocurridos en Ibarra", manifestaron en un comunicado.
 
En Ibarra la policía reportó que "no existen ciudadanos venezolanos fallecidos o heridos producto de altercados" y que hay patrullaje permanente.
 
Las autoridades estiman que unos 300.000 venezolanos que han huido de la crisis política y económica en su país viven actualmente en Ecuador. Entre 2014 y 2018 ingresaron más de 1,2 millones, de acuerdo con la cancillería, que ha otorgado unas 97.000 visas a peticionarios de esa nacionalidad.
 
La gran mayoría de venezolanos viaja a otras partes de Sudamérica. Más de un millón escogieron a la vecina Colombia como su nuevo hogar, mientras que otro medio millón atravesó ese territorio hacia el sur camino a Ecuador, Perú y otros países.
 
 
 
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS