Inicio ·Noticias · Artículo

Prisión preventiva a detenidos por tráfico de armas

Redacción

arivera

|

Jueves 18 de Octubre de 2018 - 7:09
compártelo
  • El ministro de Defensa Oswaldo Jarrín aclaró que hasta el momento se ha descubierto venta de munición. Foto: Asamblea
  • Son 7 militares, 6 civiles y un funcionario de Defensa los sospechosos de tráfico de armas. Foto: Twitter
Video: Son 7 militares, 6 civiles y un funcionario de Defensa los sospechosos de tráfico de armas. Foto: Twitter El ministro de Defensa Oswaldo Jarrín aclaró que hasta el momento se ha descubierto venta de munición. Foto: Asamblea Son 7 militares, 6 civiles y un funcionario de Defensa los sospechosos de tráfico de armas. Foto: Twitter

Actualizado a las 10H00

Un tribunal de la provincia de Esmeraldas dictó este jueves prisión preventiva para 13 sospechosos de delincuencia organizada y tráfico de armas en la frontera norte al grupo disidente Oliver Sinisterra de alias Guacho. La formulación de cargos se extendió hasta las 04H00. La instrucción fiscal durará 90 días. Contra uno de los sospechosos no se encontró elementos de convicción.  

Se trata de 7 militares y 6 civiles, entre ellos, un funcionario de Defensa, quienes deben responder a las acusaciones. Sus familiares y abogados insistieron en la inocencia de los suyos durante el proceso.  

Posteriormente, en una rueda de prensa desarrollada cerca de las 10H00, en la Asamblea Nacional, el ministro de Defensa Oswaldo Jarrín aclaró que hasta el momento se ha descubierto venta de munición, no de armas, a grupos irregulares. Según la investigación de la Fiscalía, la información sobre las armas y municiones era entregada desde las bodegas militares a la Comandancia del Ejército, en Quito.
 
En la capital, uno de los ingenieros en informática las eliminaba del sistema de inventarios. Luego, informaba a las bodegas que el armamento ya no constaban en el registro. Entonces, esas armas eran sacadas de los cuarteles y llevadas a casas de colaboradores de Guacho. La munición se camuflaba en vehículos de transporte liviano que llevaban alimentos. 
El ministro Jarrín anunció, también, la depuración interna tras la detención de los militares implicados. Además, entregó a la presidenta de la asamblea Elizabeth Cabezas un nuevo Código Orgánico de Seguridad que contempla cuatro proyectos de ley de: defensa, seguridad pública, inteligencia y gestión de riesgos.    

LEA TAMBIÉN: Ejército entrega información sobre militares involucrados en tráfico de armas

En la operación, denominada "Camaleón" y realizada este miércoles en cinco provincias (Esmeraldas, Pichincha, Santo Domingo, Guayas y Loja), las autoridades allanaron siete recintos militares en cuatro provincias.

La fiscal María Coloma, quien lideró el operativo en la provincia costera de Guayas (suroeste), indicó a Ecuavisa que la investigación concierne a "un grupo delincuencial vinculado a la cuestión de narcotráfico, tráfico de armas, vinculado a las muertes que se han dado a nivel de frontera" con Colombia.

Agregó que las actividades criminales estaban "relacionadas a alias Guacho", quien comanda el Frente Oliver Sinisterra, que secuestró y asesinó en cautiverio a un equipo periodístico del diario El Comercio de Quito y a una pareja ecuatoriana.

Un periodista, un fotógrafo y un chofer cayeron en marzo pasado en poder de Walther Arizala, conocido como Guacho, cuando realizaban un reportaje en la frontera con Colombia (norte).

Tras los asesinatos, Guacho -que se apartó del acuerdo de paz firmado por la exguerrilla FARC- se convirtió en el hombre más buscado en el límite entre Ecuador y Colombia, donde operan bandas de narcotráfico.

"Nos duele en realidad lo que está sucediendo, pero al mismo tiempo les digo que (...) seremos transparentes para dar todas las facilidades" a la indagación, expresó a la prensa el comandante del Ejército, general Roque Moreira.

Militares ecuatorianos también han sido salpicados en casos de narcotráfico. En septiembre último las autoridades incautaron 1,1 toneladas de cocaína en instalaciones de la Fuerza Aérea y detuvieron a dos uniformados.

AFP-Redacción

Actualizado a las 10H00

Un tribunal de la provincia de Esmeraldas dictó este jueves prisión preventiva para 13 sospechosos de delincuencia organizada y tráfico de armas en la frontera norte al grupo disidente Oliver Sinisterra de alias Guacho. La formulación de cargos se extendió hasta las 04H00. La instrucción fiscal durará 90 días. Contra uno de los sospechosos no se encontró elementos de convicción.  

Se trata de 7 militares y 6 civiles, entre ellos, un funcionario de Defensa, quienes deben responder a las acusaciones. Sus familiares y abogados insistieron en la inocencia de los suyos durante el proceso.  

Posteriormente, en una rueda de prensa desarrollada cerca de las 10H00, en la Asamblea Nacional, el ministro de Defensa Oswaldo Jarrín aclaró que hasta el momento se ha descubierto venta de munición, no de armas, a grupos irregulares. Según la investigación de la Fiscalía, la información sobre las armas y municiones era entregada desde las bodegas militares a la Comandancia del Ejército, en Quito.

 

En la capital, uno de los ingenieros en informática las eliminaba del sistema de inventarios. Luego, informaba a las bodegas que el armamento ya no constaban en el registro. Entonces, esas armas eran sacadas de los cuarteles y llevadas a casas de colaboradores de Guacho. La munición se camuflaba en vehículos de transporte liviano que llevaban alimentos. 

El ministro Jarrín anunció, también, la depuración interna tras la detención de los militares implicados. Además, entregó a la presidenta de la asamblea Elizabeth Cabezas un nuevo Código Orgánico de Seguridad que contempla cuatro proyectos de ley de: defensa, seguridad pública, inteligencia y gestión de riesgos.    

LEA TAMBIÉN: Ejército entrega información sobre militares involucrados en tráfico de armas

En la operación, denominada "Camaleón" y realizada este miércoles en cinco provincias (Esmeraldas, Pichincha, Santo Domingo, Guayas y Loja), las autoridades allanaron siete recintos militares en cuatro provincias.

La fiscal María Coloma, quien lideró el operativo en la provincia costera de Guayas (suroeste), indicó a Ecuavisa que la investigación concierne a "un grupo delincuencial vinculado a la cuestión de narcotráfico, tráfico de armas, vinculado a las muertes que se han dado a nivel de frontera" con Colombia.

Agregó que las actividades criminales estaban "relacionadas a alias Guacho", quien comanda el Frente Oliver Sinisterra, que secuestró y asesinó en cautiverio a un equipo periodístico del diario El Comercio de Quito y a una pareja ecuatoriana.

Un periodista, un fotógrafo y un chofer cayeron en marzo pasado en poder de Walther Arizala, conocido como Guacho, cuando realizaban un reportaje en la frontera con Colombia (norte).

Tras los asesinatos, Guacho -que se apartó del acuerdo de paz firmado por la exguerrilla FARC- se convirtió en el hombre más buscado en el límite entre Ecuador y Colombia, donde operan bandas de narcotráfico.

"Nos duele en realidad lo que está sucediendo, pero al mismo tiempo les digo que (...) seremos transparentes para dar todas las facilidades" a la indagación, expresó a la prensa el comandante del Ejército, general Roque Moreira.

Militares ecuatorianos también han sido salpicados en casos de narcotráfico. En septiembre último las autoridades incautaron 1,1 toneladas de cocaína en instalaciones de la Fuerza Aérea y detuvieron a dos uniformados.

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le puede interesar
Le recomendamos