España busca callar críticas y ofrece su respaldo a Guaidó

Arancha González se reunió con el político venezolano en Madrid.

La reunión entre González (i.) y Guiadó (d) se realizó en la institución Casa de América. Foto: JAVIER SORIANO / AFP
25 Enero, 2020, 1:58 pm
Por: AFP 
El líder opositor venezolano Juan Guaidó llegó el sábado a Madrid, donde iba a celebrar un mitin, pero no fue recibido por el presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, lo que desató una tormenta política en el país.
 
Reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos España, Guaidó sí se reunió con la ministra de Exteriores, Arancha González, pero el encuentro no tuvo lugar en el ministerio, como es costumbre, sino en la institución Casa de América.
 
 
En la cita, González le trasladó "al presidente encargado el pleno respaldo del gobierno de España a su figura" y el deseo de España de generar "condiciones para la celebración de elecciones presidenciales con garantías democráticas", según un comunicado de su oficina.
 
En cambio, la oposición conservadora del Partido Popular (PP) le dispensó un recibimiento de jefe de Estado: su líder, Pablo Casado, se reunió con él y el alcalde de Madrid de esa formación, José Luis Martínez-Almeida, le entregó la Llave de Oro de la ciudad, en un acto en que fue presentado como "presidente de la República de Venezuela".
 
Casado criticó a Sánchez por "no recibir al presidente legítimo de Venezuela", un hecho que irritó al entorno de Guaidó y a Washington. 
 
"Sabemos que no estamos solos", sostuvo Guaidó tras recibir el reconocimiento de la ciudad de Madrid, que dijo aceptar en nombre de los estudiantes, profesores, trabajadores y diputados venezolanos "que pese al chantaje, persecución, la cárcel, se mantuvieron firmes en nombre de la libertad".
 
 
 
Tras visitar Londres, Bruselas, Davos y París en una gira europea este ingeniero de 36 años ofrecerá un mitin que se espera multitudinario en la Puerta del Sol, en pleno centro de la capital de España.
 
En su primera reacción a la polémica generada, Sánchez evitó pronunciarse directamente sobre la falta de un encuentro con Guaidó, pero mostró su compromiso con una salida por "la vía democrática" a "una crisis compleja, que va a exigir de diálogo" en Venezuela, en declaraciones este sábado a periodistas desde la región de Valencia.
 
Guaidó, quien se proclamó presidente encargado de Venezuela hace un año y fue reconocido como tal por medio centenar de países, violó una prohibición de salir de su país para iniciar el periplo europeo en busca de apoyos para revitalizar su pulso por el poder con Maduro.
 
El líder opositor venezolano Juan Guaidó llegó el sábado a Madrid, donde iba a celebrar un mitin, pero no fue recibido por el presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez, lo que desató una tormenta política en el país.
 
Reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos España, Guaidó sí se reunió con la ministra de Exteriores, Arancha González, pero el encuentro no tuvo lugar en el ministerio, como es costumbre, sino en la institución Casa de América.
 
 
En la cita, González le trasladó "al presidente encargado el pleno respaldo del gobierno de España a su figura" y el deseo de España de generar "condiciones para la celebración de elecciones presidenciales con garantías democráticas", según un comunicado de su oficina.
 
En cambio, la oposición conservadora del Partido Popular (PP) le dispensó un recibimiento de jefe de Estado: su líder, Pablo Casado, se reunió con él y el alcalde de Madrid de esa formación, José Luis Martínez-Almeida, le entregó la Llave de Oro de la ciudad, en un acto en que fue presentado como "presidente de la República de Venezuela".
 
Casado criticó a Sánchez por "no recibir al presidente legítimo de Venezuela", un hecho que irritó al entorno de Guaidó y a Washington. 
 
"Sabemos que no estamos solos", sostuvo Guaidó tras recibir el reconocimiento de la ciudad de Madrid, que dijo aceptar en nombre de los estudiantes, profesores, trabajadores y diputados venezolanos "que pese al chantaje, persecución, la cárcel, se mantuvieron firmes en nombre de la libertad".
 
 
 
Tras visitar Londres, Bruselas, Davos y París en una gira europea este ingeniero de 36 años ofrecerá un mitin que se espera multitudinario en la Puerta del Sol, en pleno centro de la capital de España.
 
En su primera reacción a la polémica generada, Sánchez evitó pronunciarse directamente sobre la falta de un encuentro con Guaidó, pero mostró su compromiso con una salida por "la vía democrática" a "una crisis compleja, que va a exigir de diálogo" en Venezuela, en declaraciones este sábado a periodistas desde la región de Valencia.
 
Guaidó, quien se proclamó presidente encargado de Venezuela hace un año y fue reconocido como tal por medio centenar de países, violó una prohibición de salir de su país para iniciar el periplo europeo en busca de apoyos para revitalizar su pulso por el poder con Maduro.