Inicio ·Noticias · Artículo

Dolor en familias de víctimas ecuatorianas tras atentado terrorista en Colombia

Redacción

arodriguezm

|

Jueves 17 de Enero de 2019 - 20:14
compártelo
  • BOGOTÁ, Colombia.- El vehículo detonó en el marco de una ceremonia de ascenso de oficiales y cadetes. Foto: AP
BOGOTÁ, Colombia.- El vehículo detonó en el marco de una ceremonia de ascenso de oficiales y cadetes. Foto: AP
Casi doce horas después del atentado terrorista ocurrido en una academia de policía de Bogotá, las autoridades de Colombia han informado que el número de personas fallecidas ascendió a once, incluida la cadete ecuatoriana, Erika Chicó Vallejo
 
Así también, 65 personas han resultado heridas en un hecho que ha sido calificado por el Gobierno colombiano como un "demencial acto terrorista". 
 
El presunto responsable fue identificado por la fiscalía como José Aldemar Rojas Rodríguez, de nacionalidad colombiana, quien ingresó con una camioneta gris cargada con 80 kilos de pentolita a la Escuela de Oficiales General Francisco de Paula Santander, en el sur de la capital colombiana. 
 
Una fuente de la Fiscalía del país cafetero confirmó el deceso del hombre durante el ataque, aunque las autoridades no han señalado su vinculación con alguno de los grupos armados que aún operan en Colombia, financiados por el narcotráfico, tras el pacto de paz con la otrora guerrilla FARC en 2016. 
 
 
Entre los heridos también se encuentra otra compatriota, Carolina Sanango, quien se encuentra fuera de peligro. 
 
El vehículo, que de acuerdo con la fiscalía había pasado por una revisión en julio en 2018 en Arauca (frontera con Venezuela), detonó en el marco de una ceremonia de ascenso de oficiales y cadetes.
 
Según versiones de policías, un perro antiexplosivos detectó la carga. Al verse descubierto, Rojas aceleró y atropelló a un agente. Tres uniformados fueron detrás del vehículo que, segundos después, explotó. 
 
Se trata del peor acto de terror ocurrido en la capital colombiana desde febrero de 2003, cuando rebeldes del ahora partido FARC detonaron un coche bomba en el club El Nogal. Treinta y seis personas murieron y decenas más sufrieron heridas. 
 
Entre las acciones de respuesta por parte de Ecuador, el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, viajó a Colombia en horas de la tarde junto a la ministra del Interior, María Paula Romo y los familiares de la aspirante a policía fallecida.   
 
 
AFP - Redacción

Casi doce horas después del atentado terrorista ocurrido en una academia de policía de Bogotá, las autoridades de Colombia han informado que el número de personas fallecidas ascendió a once, incluida la cadete ecuatoriana, Erika Chicó Vallejo

 

Así también, 65 personas han resultado heridas en un hecho que ha sido calificado por el Gobierno colombiano como un "demencial acto terrorista". 

 

El presunto responsable fue identificado por la fiscalía como José Aldemar Rojas Rodríguez, de nacionalidad colombiana, quien ingresó con una camioneta gris cargada con 80 kilos de pentolita a la Escuela de Oficiales General Francisco de Paula Santander, en el sur de la capital colombiana. 

 

Una fuente de la Fiscalía del país cafetero confirmó el deceso del hombre durante el ataque, aunque las autoridades no han señalado su vinculación con alguno de los grupos armados que aún operan en Colombia, financiados por el narcotráfico, tras el pacto de paz con la otrora guerrilla FARC en 2016. 

 

Le puede interesar: Moreno se solidariza con Colombia tras mortal explosión

 

Entre los heridos también se encuentra otra compatriota, Carolina Sanango, quien se encuentra fuera de peligro. 

 

El vehículo, que de acuerdo con la fiscalía había pasado por una revisión en julio en 2018 en Arauca (frontera con Venezuela), detonó en el marco de una ceremonia de ascenso de oficiales y cadetes.

 

Según versiones de policías, un perro antiexplosivos detectó la carga. Al verse descubierto, Rojas aceleró y atropelló a un agente. Tres uniformados fueron detrás del vehículo que, segundos después, explotó. 

 

Se trata del peor acto de terror ocurrido en la capital colombiana desde febrero de 2003, cuando rebeldes del ahora partido FARC detonaron un coche bomba en el club El Nogal. Treinta y seis personas murieron y decenas más sufrieron heridas. 

 

Entre las acciones de respuesta por parte de Ecuador, el vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, viajó a Colombia en horas de la tarde junto a la ministra del Interior, María Paula Romo y los familiares de la aspirante a policía fallecida.   

 

 

Le puede interesar
Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos