Economía, a “paso lento” en primer año de Moreno

Ley de Reactivación Económica, endeudamiento y espaldarazos de EE.UU y UE en primer año.

  • Ley de Reactivación Económica, endeudamiento y espaldarazos de EE.UU y UE en primer año. Foto: pixabay.com
24 Mayo, 2018, 8:52 am
Por: Redacción 

Este 24 de mayo de 2018, el presidente Lenín Moreno cumple en año en funciones. Tras su elección, uno de las áreas que provocaba expectativa en el país fue la de la economía, un tema muy criticado por sectores de la sociedad y analistas en la administración anterior. 



Durante las votaciones en las elecciones presidenciales de abril de 2017, el entonces presidente Rafael Correa se refirió a cómo planeaba dejar su administración al siguiente Gobierno: “Todo está preparado. Hace meses nombramos una comisión tripartita para dejar la 'mesa servida' al pueblo ecuatoriano. Será una transición pacífica, informada, sin sobresaltos y con la mayoría de los problemas resueltos”. 

 

 

Tiempo después de resultar ganador de las elecciones y tras la partida de Correa a Bélgica, el ahora mandatario Lenín Moreno afirmó que la situación económica era “muy difícil”. Según el gobernante, si bien no había crisis, tampoco había una “mesa servida”.
 
 
“Creo que se podía ser un poquito más mesurado el momento de dejar cuentas en mejores condiciones. No digo que nuestro país está quebrado, porque realmente tenemos mucho entusiasmo por salir adelante; ahora se respira libertad y eso es maravilloso, de a poco, toda la gente va a ir abandonando ese comportamiento ovejuno y a respirar esta libertad nueva”, aseveró el jefe de Estado. 
 
“El presidente anterior se endeudó agresivamente en el último momento para dejar una sensación de que había hecho una obra monumental y este momento estoy dudando muy seriamente de que me dejó la cosa así precisamente para que yo fracase y poder constituirse en el opositor principal del Gobierno”, indicó el mandatario en octubre de 2017 durante un conversatorio con medios de comunicación. 



 
 



Nueva deuda
 
 

 
 
El régimen de Moreno adquirió nueva deuda, esta vez de $2.500 millones a un plazo de 10 años. Antes, ya se había adquirido $200 millones por reserva de oro, $637,8 millones de un préstamo del Directorio del Fondo Latinoamericano de Reservas y $ 400 millones por BanEcuador.
 
Como parte de su plan económico, Moreno envió a la Asamblea la Ley de Reactivación Económica, que provocó rechazo en varios sectores. Por ejemplo, el sector privado se oponía a la creación de impuestos. Por su parte, el oficialismo no concordaba con la entrega del dinero electrónico a la banca y con el hecho de gravar al décimo tercer sueldo. Al final, se reformó el 50% de los artículos. 
 
 
La Ley de Reactivación Económica, que fue aprobada el miércoles 27 de diciembre de 2017 en la Asamblea Nacional, fue publicada el viernes 29 de diciembre de 2017 en el Registro Oficial.
 
Uno de los temas más polémicos fue el allanamiento al texto propuesto por el mandatario para que el dinero electrónico pase del Banco Central a la banca privada. El bloque de asambleístas correístas, que es minoría en Alianza PAIS, se opuso.
 
En lo que tiene que ver con las reformas tributarias, el Legislativo se allanó a la propuesta del Gobierno, como el incentivo de exoneración del Impuesto a la Renta (IR) durante tres años a las nuevas microempresas. Esto aplicará siempre que generen empleo neto e incorporen valor agregado nacional en su producción. También se aceptó la reducción de 10 puntos del IR por reinversión de utilidades.
 
 
Durante una entrevista con medios de comunicación públicos y privados en enero de 2018, Moreno ratificó su objetivo de crear 500 mil plazas de empleo en sus 4 años de Gobierno. Según el jefe de Estado, las políticas públicas aplicadas lograron que el índice de desempleo disminuya del 5,2% al 4,6% en el último trimestre de 2017 y que el empleo adecuado crezca en 7.000 plazas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En cuanto a la deuda pública total del Ecuador, hasta abril de 2018, bordea los 60 mil millones de dólares, según el reporte publicado por el Ministerio de Finanzas el 17 de mayo de 2018. Allí se incluye la venta anticipada de petróleo. 
 
 
 
 
 

Según indicó el ministro Martínez, el 2018 el Gobierno necesita endeudarse en poco más de 8.000 millones de dólares para cubrir el déficit. Faltan por conseguir 4.900 millones de dólares. 
 
 
El lunes 2 de abril de 2018, Moreno anunció el programa económico de su administración. Entre las 14 medidas divulgadas por el jefe de Estado está la eliminación de Ministerios, Secretarías, Viceministerios y Subsecretarías. Además, la reducción a la mitad del número de asesores en cada institución.
 
También se reducirá 1.000 millones de dólares en los presupuestos anuales de las entidades de la Función Ejecutiva. Además, nuevas modalidades de contratos de trabajo que respeten los derechos de los trabajadores y recogiendo las necesidades de sectores productivos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Moreno destacó que no se suben impuestos y que se recaudarán más ingresos mediante un sistema tributario eficiente y simplificado. El presidente anunció su programa tras 10 meses de mandato. 
 
Está previsto que para el miércoles 23 de mayo de 2018, el régimen envíe a la Asamblea el proyecto de la nueva ley económica.
 
El segundo proyecto en materia económica durante el primer año de gobierno del presidente ya no incluiría aplicar el IVA a los seguros médicos y la eliminación del crédito tributario.
 
 
3 ministro de Economía en un año
 
 
 
De la Torre fue designado en esa función al comienzo del Gobierno de Lenín Moreno. 
 
El exfuncionario estuvo vinculado a tres proyectos en materia económica del gobierno del expresidente Correa. De la Torre fue miembro de la comisión que diseñó el concepto del Banco del Sur; asesoró a la Senplades en el cambio de matriz productiva; y colaboró en la elaboración del Código Monetario. Su relación con el anterior régimen generaba críticas en los opositores a la administración de Moreno. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
María Elsa Viteri ya se desempeñó en esta función del Ministerio durante la administración de Rafael Correa, entre el 16 de septiembre de 2008 al 21 de abril de 2010. 
 
 
La designación de Viteri preocupó al sector productivo porque Rafael Correa y ella declararon ilegítimo un tramo de la deuda y no efectuaron el pago. En la administración de Moreno, Viteri fue la responsable de presentar el plan económico a regir desde este año hasta el 2021. 
 
El lunes 14 de mayo de 2018, el presidente de la República designó como nuevo ministro de Economía y Finanzas a Richard Martínez, quien ocupaba el cargo de presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE). El sector privado apoya a Martínez. 
 
Durante su discurso de posesión, anunció que trabajará para viabilizar reformas para precautelar la estabilidad financiera en el país, la eliminación del impuesto mínimo sobre la renta y transparentar todo lo concerniente a la deuda y las finanzas públicas.
 
 
Martínez dijo que su palabra "ya no es la de los empresarios" y que "todos debemos arrimar los hombros" para mejorar la situación económica.
 

 
Acuerdo comercial y levantamiento de salvaguardias
 
 
 
En 2017 entró en vigencia el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) y se dio el levantamiento de las salvaguardias. En ese año hubo dos administraciones: la de Rafael Correa hasta el 23 de mayo de 2017 y luego la de Lenín Moreno. 
 
El acuerdo multipartes con la Unión Europea, que fue firmado en 2016, abrió la puerta a un mercado de al menos 500 millones de habitantes que tienen un ingreso per cápita promedio de $38.000.
 
Ecuador se sumó al tratado comercial, nueve años después de Colombia y Perú.
 
Los principales productos beneficiados son el banano, conservas de atún, camarón y flores, según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).
 
A mediados de año, durante la administración de Moreno, se dio el retorno del impuesto al valor agregado (IVA) al 12% y la eliminación de las salvaguardias. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el tema del IVA, ocurrió luego de que este impuesto estaba en el 14% por disposición de la Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Social, normativa que buscó ayudar a Manabí y Esmeraldas, afectadas por el terremoto de 2016.
 
Las salvaguardias, vigentes desde marzo del 2015, comenzaron a desmontarse poco a poco desde abril de 2017, y se aplicaron a más de 2 mil subpartidas de importación con porcentajes de hasta 45%.
 
Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el Ecuador registró una inflación anual de -0,20% en 2017, la más baja de la última década.
 
Santo Domingo, Manta, Ambato, Guayaquil y Quito fueron las ciudades más inflacionarias a fines de 2017, las menos inflacionarias fueron Esmeraldas, Machala, Loja y Cuenca.
 
 
El Ecuador, que tiene la economía dolarizada desde el año 2000, había proyectado una inflación anual de 1% para 2017. Para 2018 fijó como meta 1,4%.
 
 
 
Evaluación económica del primer año
 
 
 
A criterio del economista Guido Macas, “la economía estuvo en el congelador durante 12 meses solo se aplicaron medidas parches para apagar incendios y enfriar el recalentamiento que tenía la economía”. Añade que “fue lo mejor por que las cabezas del frente económico estaba en otras jugadas políticas para salir del charco de la corrupción”.
 
En cuanto al gasto público, tema muy criticado al Gobierno anterior, el docente de la Universidad Ecotec considera que lo que se dio es “un giro pequeño que no llegará a los mil millones de dólares. Eso incluye los gastos en las sabatinas, fusión y eliminación de ministerios y superintendencias de comunicación. Una reducción de burócratas que no superarás las 50 mil personas”.
 
 
La administración de Moreno ha seguido endeudándose, ¿había otra salida? “Por el momento no tenía otra opción ya que la necesidad de fondos era impostergable y de corto plazo”, indica. Macas destaca que “para el nuevo año de mandato ya se deben buscar opciones con créditos de organismos internacionales, con Gobiernos y una renegociación de la deuda con China. Solo hay que cambiar las reglas para fijar límites pero con otros indicadores”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En lo referente al empleo, cree que “para los próximos meses puede haber una reactivación de empleo con las reformas laborales y los posibles incentivos tributarios a la empresa privada”, pero que, de momento, “solo aumento de la burocracia podría suceder, pero con la empresa privada no logró nada”. 
 
 
Como “boya salvavidas de emergencia” calificó a la la Ley de Reactivación Económica, aprobada a finales de 2017. Según el catedrático de Ecotec, “no hay propuestas de cambios estructurales que permitan oxigenar la liquidez de las empresas como reducción o eliminación de los impuestos”. 
 
 
Macas resume que desde que Moreno llegó al poder en 2017, la “economía siguió con su marcha de paso lento, es decir sin detenerse”. Como positivo ve la recuperación del precio del petróleo en los últimos días y “los cambios en los poderes del Estado y espaldarazos de los gobiernos de Estados Unidos y de la Unión Europea generan confianza en los inversionistas”. 
 
 
¿Cómo será el siguiente año del mandatario? “La hoja de ruta será la reactivación de los sectores de la construcción, comercio, industria y agricultura, ya que son los que más empleo y divisas generan en la economía”, precisa. “Las nuevas propuestas que se darán en los próximos días que incluyen reformas tributarias y apertura a la inversión privada”, agrega Macas. 
 
 
“Su aliado es la alianza política que mantiene con grupos de oposición y que le permiten tener mayoría en la Asamblea Nacional”, resalta el economista Guido Macas.
 
 

Este 24 de mayo de 2018, el presidente Lenín Moreno cumple en año en funciones. Tras su elección, uno de las áreas que provocaba expectativa en el país fue la de la economía, un tema muy criticado por sectores de la sociedad y analistas en la administración anterior. 

Durante las votaciones en las elecciones presidenciales de abril de 2017, el entonces presidente Rafael Correa se refirió a cómo planeaba dejar su administración al siguiente Gobierno: “Todo está preparado. Hace meses nombramos una comisión tripartita para dejar la 'mesa servida' al pueblo ecuatoriano. Será una transición pacífica, informada, sin sobresaltos y con la mayoría de los problemas resueltos”. 

 

 

Tiempo después de resultar ganador de las elecciones y tras la partida de Correa a Bélgica, el ahora mandatario Lenín Moreno afirmó que la situación económica era “muy difícil”. Según el gobernante, si bien no había crisis, tampoco había una “mesa servida”.
 
 
“Creo que se podía ser un poquito más mesurado el momento de dejar cuentas en mejores condiciones. No digo que nuestro país está quebrado, porque realmente tenemos mucho entusiasmo por salir adelante; ahora se respira libertad y eso es maravilloso, de a poco, toda la gente va a ir abandonando ese comportamiento ovejuno y a respirar esta libertad nueva”, aseveró el jefe de Estado. 
 
“El presidente anterior se endeudó agresivamente en el último momento para dejar una sensación de que había hecho una obra monumental y este momento estoy dudando muy seriamente de que me dejó la cosa así precisamente para que yo fracase y poder constituirse en el opositor principal del Gobierno”, indicó el mandatario en octubre de 2017 durante un conversatorio con medios de comunicación.  
 
Nueva deuda 
 
 
 
El régimen de Moreno adquirió nueva deuda, esta vez de $2.500 millones a un plazo de 10 años. Antes, ya se había adquirido $200 millones por reserva de oro, $637,8 millones de un préstamo del Directorio del Fondo Latinoamericano de Reservas y $ 400 millones por BanEcuador.
 
Como parte de su plan económico, Moreno envió a la Asamblea la Ley de Reactivación Económica, que provocó rechazo en varios sectores. Por ejemplo, el sector privado se oponía a la creación de impuestos. Por su parte, el oficialismo no concordaba con la entrega del dinero electrónico a la banca y con el hecho de gravar al décimo tercer sueldo. Al final, se reformó el 50% de los artículos. 
 
 
La Ley de Reactivación Económica, que fue aprobada el miércoles 27 de diciembre de 2017 en la Asamblea Nacional, fue publicada el viernes 29 de diciembre de 2017 en el Registro Oficial.
 
Uno de los temas más polémicos fue el allanamiento al texto propuesto por el mandatario para que el dinero electrónico pase del Banco Central a la banca privada. El bloque de asambleístas correístas, que es minoría en Alianza PAIS, se opuso.
 
En lo que tiene que ver con las reformas tributarias, el Legislativo se allanó a la propuesta del Gobierno, como el incentivo de exoneración del Impuesto a la Renta (IR) durante tres años a las nuevas microempresas. Esto aplicará siempre que generen empleo neto e incorporen valor agregado nacional en su producción. También se aceptó la reducción de 10 puntos del IR por reinversión de utilidades.
 
 
Durante una entrevista con medios de comunicación públicos y privados en enero de 2018, Moreno ratificó su objetivo de crear 500 mil plazas de empleo en sus 4 años de Gobierno. Según el jefe de Estado, las políticas públicas aplicadas lograron que el índice de desempleo disminuya del 5,2% al 4,6% en el último trimestre de 2017 y que el empleo adecuado crezca en 7.000 plazas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En cuanto a la deuda pública total del Ecuador, hasta abril de 2018, bordea los 60 mil millones de dólares, según el reporte publicado por el Ministerio de Finanzas el 17 de mayo de 2018. Allí se incluye la venta anticipada de petróleo. 
 
 
 
 
 
Según indicó el ministro Martínez, el 2018 el Gobierno necesita endeudarse en poco más de 8.000 millones de dólares para cubrir el déficit. Faltan por conseguir 4.900 millones de dólares. 
 
 
El lunes 2 de abril de 2018, Moreno anunció el programa económico de su administración. Entre las 14 medidas divulgadas por el jefe de Estado está la eliminación de Ministerios, Secretarías, Viceministerios y Subsecretarías. Además, la reducción a la mitad del número de asesores en cada institución.
 
También se reducirá 1.000 millones de dólares en los presupuestos anuales de las entidades de la Función Ejecutiva. Además, nuevas modalidades de contratos de trabajo que respeten los derechos de los trabajadores y recogiendo las necesidades de sectores productivos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Moreno destacó que no se suben impuestos y que se recaudarán más ingresos mediante un sistema tributario eficiente y simplificado. El presidente anunció su programa tras 10 meses de mandato. 
 
Está previsto que para el miércoles 23 de mayo de 2018, el régimen envíe a la Asamblea el proyecto de la nueva ley económica.
 
El segundo proyecto en materia económica durante el primer año de gobierno del presidente ya no incluiría aplicar el IVA a los seguros médicos y la eliminación del crédito tributario.
 
 
3 ministro de Economía en un año
 
 
 
De la Torre fue designado en esa función al comienzo del Gobierno de Lenín Moreno. 
 
El exfuncionario estuvo vinculado a tres proyectos en materia económica del gobierno del expresidente Correa. De la Torre fue miembro de la comisión que diseñó el concepto del Banco del Sur; asesoró a la Senplades en el cambio de matriz productiva; y colaboró en la elaboración del Código Monetario. Su relación con el anterior régimen generaba críticas en los opositores a la administración de Moreno. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
María Elsa Viteri ya se desempeñó en esta función del Ministerio durante la administración de Rafael Correa, entre el 16 de septiembre de 2008 al 21 de abril de 2010. 
 
 
La designación de Viteri preocupó al sector productivo porque Rafael Correa y ella declararon ilegítimo un tramo de la deuda y no efectuaron el pago. En la administración de Moreno, Viteri fue la responsable de presentar el plan económico a regir desde este año hasta el 2021. 
 
El lunes 14 de mayo de 2018, el presidente de la República designó como nuevo ministro de Economía y Finanzas a Richard Martínez, quien ocupaba el cargo de presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE). El sector privado apoya a Martínez. 
 
Durante su discurso de posesión, anunció que trabajará para viabilizar reformas para precautelar la estabilidad financiera en el país, la eliminación del impuesto mínimo sobre la renta y transparentar todo lo concerniente a la deuda y las finanzas públicas.
 
 
Martínez dijo que su palabra "ya no es la de los empresarios" y que "todos debemos arrimar los hombros" para mejorar la situación económica.
 
 
Acuerdo comercial y levantamiento de salvaguardias
 
 
 
En 2017 entró en vigencia el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) y se dio el levantamiento de las salvaguardias. En ese año hubo dos administraciones: la de Rafael Correa hasta el 23 de mayo de 2017 y luego la de Lenín Moreno. 
 
El acuerdo multipartes con la Unión Europea, que fue firmado en 2016, abrió la puerta a un mercado de al menos 500 millones de habitantes que tienen un ingreso per cápita promedio de $38.000.
 
Ecuador se sumó al tratado comercial, nueve años después de Colombia y Perú.
 
Los principales productos beneficiados son el banano, conservas de atún, camarón y flores, según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).
 
A mediados de año, durante la administración de Moreno, se dio el retorno del impuesto al valor agregado (IVA) al 12% y la eliminación de las salvaguardias. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En el tema del IVA, ocurrió luego de que este impuesto estaba en el 14% por disposición de la Ley Solidaria y de Corresponsabilidad Social, normativa que buscó ayudar a Manabí y Esmeraldas, afectadas por el terremoto de 2016.
 
Las salvaguardias, vigentes desde marzo del 2015, comenzaron a desmontarse poco a poco desde abril de 2017, y se aplicaron a más de 2 mil subpartidas de importación con porcentajes de hasta 45%.
 
Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), el Ecuador registró una inflación anual de -0,20% en 2017, la más baja de la última década.
 
Santo Domingo, Manta, Ambato, Guayaquil y Quito fueron las ciudades más inflacionarias a fines de 2017, las menos inflacionarias fueron Esmeraldas, Machala, Loja y Cuenca.
 
 
El Ecuador, que tiene la economía dolarizada desde el año 2000, había proyectado una inflación anual de 1% para 2017. Para 2018 fijó como meta 1,4%.
 
 
 
Evaluación económica del primer año 
 
 
A criterio del economista Guido Macas, “la economía estuvo en el congelador durante 12 meses solo se aplicaron medidas parches para apagar incendios y enfriar el recalentamiento que tenía la economía”. Añade que “fue lo mejor por que las cabezas del frente económico estaba en otras jugadas políticas para salir del charco de la corrupción”.
 
En cuanto al gasto público, tema muy criticado al Gobierno anterior, el docente de la Universidad Ecotec considera que lo que se dio es “un giro pequeño que no llegará a los mil millones de dólares. Eso incluye los gastos en las sabatinas, fusión y eliminación de ministerios y superintendencias de comunicación. Una reducción de burócratas que no superarás las 50 mil personas”.
 
 
La administración de Moreno ha seguido endeudándose, ¿había otra salida? “Por el momento no tenía otra opción ya que la necesidad de fondos era impostergable y de corto plazo”, indica. Macas destaca que “para el nuevo año de mandato ya se deben buscar opciones con créditos de organismos internacionales, con Gobiernos y una renegociación de la deuda con China. Solo hay que cambiar las reglas para fijar límites pero con otros indicadores”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
En lo referente al empleo, cree que “para los próximos meses puede haber una reactivación de empleo con las reformas laborales y los posibles incentivos tributarios a la empresa privada”, pero que, de momento, “solo aumento de la burocracia podría suceder, pero con la empresa privada no logró nada”. 
 
 
Como “boya salvavidas de emergencia” calificó a la la Ley de Reactivación Económica, aprobada a finales de 2017. Según el catedrático de Ecotec, “no hay propuestas de cambios estructurales que permitan oxigenar la liquidez de las empresas como reducción o eliminación de los impuestos”. 
 
 
Macas resume que desde que Moreno llegó al poder en 2017, la “economía siguió con su marcha de paso lento, es decir sin detenerse”. Como positivo ve la recuperación del precio del petróleo en los últimos días y “los cambios en los poderes del Estado y espaldarazos de los gobiernos de Estados Unidos y de la Unión Europea generan confianza en los inversionistas”. 
 
 
¿Cómo será el siguiente año del mandatario? “La hoja de ruta será la reactivación de los sectores de la construcción, comercio, industria y agricultura, ya que son los que más empleo y divisas generan en la economía”, precisa. “Las nuevas propuestas que se darán en los próximos días que incluyen reformas tributarias y apertura a la inversión privada”, agrega Macas. 
 
 
“Su aliado es la alianza política que mantiene con grupos de oposición y que le permiten tener mayoría en la Asamblea Nacional”, resalta el economista Guido Macas.
 
 
Le puede interesar
TEMAS RELACIONADOS