Empresarios esperan que CAN ratifique eliminación de tasa

Sectores productivos rechazan argumentos de Gobierno para mantener tasa aduanera.

Sectores productivos rechazan argumentos de Gobierno para mantener tasa de control aduanero. Foto: API
9 Mayo, 2018, 5:02 pm
Por: Redacción 


"La CAN ha calificado la tasa de control aduanero como un gravamen, prácticamente tiene fines recaudatorios", señaló Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, sobre el recurso de reconsideración que presentó Ecuador.
 
Dentro de los próximos 45 días, la Comunidad Andina de Naciones (CAN) emitirá su resolución final sobre el futuro de la tasa de control aduanero.
 
 
De forma paralela, el gremio productivo está a la espera de la audiencia en la Corte Nacional de Justicia, a desarrollarse el 18 de mayo de 2018, por la demanda interpuesta contra el cobro de la tasa.
 
La Secretaría General de la CAN resolvió el martes 8 de mayo de 2018 aceptar la solicitud presentada por Ecuador para la suspensión de los efectos de la resolución del mismo órgano por el que se ordenaba retirar la tasa de servicio de control aduanero (TSCA).
 
Sobre esta resolución, Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, escribió en su cuenta de Twitter: "La 'paquetasa' es un gravamen injustificado. Ahuyenta inversión, destruye empleos. Entorpece relaciones comerciales con CAN y todo el mundo. En fin, genera mucha incertidumbre”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El director del Servicio Nacional de Aduanas, Mauro Andino Alarcón, explicó algunos de los argumentos que expusieron ante la CAN justificando la vigencia de la tasa que, según dijo, no ha provocado afectaciones al comercio en la región.
 
 
“Las exportaciones de Colombia a Ecuador, que para nosotros son importantes, han crecido en 24% y las de Perú, en 13%; es decir, para nada se ha detenido el comercio, no hay ninguna afectación”, aseguró Andino. 
 
 
La CAN ha calificado a la tasa como un gravamen; es decir, un impuesto, luego de que Colombia y Perú presentaron sus respectivas quejas a la aplicación, por parte de Ecuador, de una tasa de 10 centavos a todas las importaciones desde noviembre de 2017.


 
 
"La CAN ha calificado la tasa de control aduanero como un gravamen, prácticamente tiene fines recaudatorios", señaló Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, sobre el recurso de reconsideración que presentó Ecuador.
 
Dentro de los próximos 45 días, la Comunidad Andina de Naciones (CAN) emitirá su resolución final sobre el futuro de la tasa de control aduanero.
 
 
De forma paralela, el gremio productivo está a la espera de la audiencia en la Corte Nacional de Justicia, a desarrollarse el 18 de mayo de 2018, por la demanda interpuesta contra el cobro de la tasa.
 
La Secretaría General de la CAN resolvió el martes 8 de mayo de 2018 aceptar la solicitud presentada por Ecuador para la suspensión de los efectos de la resolución del mismo órgano por el que se ordenaba retirar la tasa de servicio de control aduanero (TSCA).
 
Sobre esta resolución, Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, escribió en su cuenta de Twitter: "La 'paquetasa' es un gravamen injustificado. Ahuyenta inversión, destruye empleos. Entorpece relaciones comerciales con CAN y todo el mundo. En fin, genera mucha incertidumbre”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
El director del Servicio Nacional de Aduanas, Mauro Andino Alarcón, explicó algunos de los argumentos que expusieron ante la CAN justificando la vigencia de la tasa que, según dijo, no ha provocado afectaciones al comercio en la región.
 
 
“Las exportaciones de Colombia a Ecuador, que para nosotros son importantes, han crecido en 24% y las de Perú, en 13%; es decir, para nada se ha detenido el comercio, no hay ninguna afectación”, aseguró Andino. 
 
 
La CAN ha calificado a la tasa como un gravamen; es decir, un impuesto, luego de que Colombia y Perú presentaron sus respectivas quejas a la aplicación, por parte de Ecuador, de una tasa de 10 centavos a todas las importaciones desde noviembre de 2017.