María Alejandra Vicuña, investigada por Fiscalía y cuestionada en la Asamblea

Fiscalía abre indagación previa a la segunda mandataria; asambleístas piden su renuncia.

QUITO, Ecuador.- Fiscalía abre indagación previa a la segunda mandataria; asambleístas piden su renuncia. Foto: API
29 Noviembre, 2018, 12:04 pm
Por: Redacción 

Dos frentes se abren en simultáneo para la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña. La Fiscalía anuncia la apertura de una investigación previa para la segunda mandataria, con base en una denuncia sobre presuntos cobros indebidos cuando se desempeñaba como legisladora.

 

 

Se trata de la denuncia, presentada por el excandidato a la vicepresidencia Andrés Páez, el 27 de noviembre de 2018, por los delitos de concusión y tráfico de influencias contra la segunda mandataria, tras conocerse la declaración juramentada de Vicuña y acusaciones de su exasesor Ángel Sagbay, quien la señaló por el cobro de "contribuciones" para el movimiento de la Alianza Bolivariana Alfarista, de la que ella es militante. La Fiscalía citó para las 09H00 del 3 de diciembre de 2018 a Páez, quien deberá reconocer su firma y dar su versión; y para las 10H00 al excolaborador de la vicepresidenta.

 

decreto

 

Pero no es el único proceso que afrontará la segunda mandataria. En la Asamblea Nacional, se recogen firmas para un eventual juicio político y, paralelamente, se le exige la renuncia. Ambas propuestas las lidera el bloque del movimiento CREO.

La mañana de este 29 de noviembre de 2018, el asambleísta de esa bancada, Fabricio Villamar, expuso ante el pleno legislativo su propuesta para pedir la renuncia de Vicuña a la vicepresidencia de la República. Asimismo, habló del proceso de juicio político, del cual asegura tener al menos 56 firmas de respaldo y la documentación necesarias. 

 

Lea: Romo: Ejecutivo no tiene que tomar una decisión sobre María Alejandra Vicuña

 

Este trámite debe ser calificado por el Consejo de Administración Legislativa (CAL) y, posteriormente, pasar a la Corte Constitucional, entidad que debe emitir un dictamen de admisibilidad. No obstante, este organismo se encuentra en vacancia desde fines de agosto de 2018, tras la destitución de sus nueve jueces, por parte del Consejo de Participación Ciudadana y Contro Social (CPCCS) transitorio.

"Creo que es importante exigirle a la vicepresidenta de la República la renuncia, para ahorrarnos la vergüenza de tener que llevarla a un juicio político, donde con certeza será destituida", señaló Villamar.

 

 

Con 87 votos a favor y 24 abstenciones, de los 111 legisladores presentes, la propuesta de CREO fue incorporada al orden del día, que se tratará al final de la sesión donde se analiza la proforma presupuestaria 2019.

En una entrevista radial, María Alejandra Vicuña aseguró que no va a renunciar ni a pedir licencia, pues "no hay condiciones para eso" y reiteró que las acusaciones son una "calumnia" y una "infamia" en su contra. No obstante, reconoció que se dieron las contribuciones de su exasesor, pero que fueron por su voluntad, que ella no exigió nada.

El escándalo de Vicuña se desató el 26 de noviembre de 2018, tras un reportaje televisivo que reveló que la segunda mandataria habría recibido "contribuciones" en su cuenta personal en 2011, 2012 y 2013. En la declaración juramentada, del 26 de octubre de 2018, consta que los pagos fueron en principio de $300 dólares mensuales durante 12 meses, luego de $1.400 durante otros 12 meses, lo que daría un monto total de $20.400.

Desde que se conoció la información, el presidente Lenín Moreno dejó claro que respeta la independencia de funciones. En cadena nacional, la noche del 28 de noviembre de 2018, el primer mandatario señaló que él "no puede ni debe ser juez", dentro de las acusaciones contra la vicepresidenta.

 

Dos frentes se abren en simultáneo para la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña. La Fiscalía anuncia la apertura de una investigación previa para la segunda mandataria, con base en una denuncia sobre presuntos cobros indebidos cuando se desempeñaba como legisladora.

 

 

Se trata de la denuncia, presentada por el excandidato a la vicepresidencia Andrés Páez, el 27 de noviembre de 2018, por los delitos de concusión y tráfico de influencias contra la segunda mandataria, tras conocerse la declaración juramentada de Vicuña y acusaciones de su exasesor Ángel Sagbay, quien la señaló por el cobro de "contribuciones" para el movimiento de la Alianza Bolivariana Alfarista, de la que ella es militante. La Fiscalía citó para las 09H00 del 3 de diciembre de 2018 a Páez, quien deberá reconocer su firma y dar su versión; y para las 10H00 al excolaborador de la vicepresidenta.

 

decreto

 

Pero no es el único proceso que afrontará la segunda mandataria. En la Asamblea Nacional, se recogen firmas para un eventual juicio político y, paralelamente, se le exige la renuncia. Ambas propuestas las lidera el bloque del movimiento CREO.

La mañana de este 29 de noviembre de 2018, el asambleísta de esa bancada, Fabricio Villamar, expuso ante el pleno legislativo su propuesta para pedir la renuncia de Vicuña a la vicepresidencia de la República. Asimismo, habló del proceso de juicio político, del cual asegura tener al menos 56 firmas de respaldo y la documentación necesarias. 

 

Lea: Romo: Ejecutivo no tiene que tomar una decisión sobre María Alejandra Vicuña

 

Este trámite debe ser calificado por el Consejo de Administración Legislativa (CAL) y, posteriormente, pasar a la Corte Constitucional, entidad que debe emitir un dictamen de admisibilidad. No obstante, este organismo se encuentra en vacancia desde fines de agosto de 2018, tras la destitución de sus nueve jueces, por parte del Consejo de Participación Ciudadana y Contro Social (CPCCS) transitorio.

"Creo que es importante exigirle a la vicepresidenta de la República la renuncia, para ahorrarnos la vergüenza de tener que llevarla a un juicio político, donde con certeza será destituida", señaló Villamar.

 

 

Con 87 votos a favor y 24 abstenciones, de los 111 legisladores presentes, la propuesta de CREO fue incorporada al orden del día, que se tratará al final de la sesión donde se analiza la proforma presupuestaria 2019.

En una entrevista radial, María Alejandra Vicuña aseguró que no va a renunciar ni a pedir licencia, pues "no hay condiciones para eso" y reiteró que las acusaciones son una "calumnia" y una "infamia" en su contra. No obstante, reconoció que se dieron las contribuciones de su exasesor, pero que fueron por su voluntad, que ella no exigió nada.

El escándalo de Vicuña se desató el 26 de noviembre de 2018, tras un reportaje televisivo que reveló que la segunda mandataria habría recibido "contribuciones" en su cuenta personal en 2011, 2012 y 2013. En la declaración juramentada, del 26 de octubre de 2018, consta que los pagos fueron en principio de $300 dólares mensuales durante 12 meses, luego de $1.400 durante otros 12 meses, lo que daría un monto total de $20.400.

Desde que se conoció la información, el presidente Lenín Moreno dejó claro que respeta la independencia de funciones. En cadena nacional, la noche del 28 de noviembre de 2018, el primer mandatario señaló que él "no puede ni debe ser juez", dentro de las acusaciones contra la vicepresidenta.