Exministro González hace denuncias políticas durante debate económico

El presidente negó que haya crisis, pero admitió que la situación del país es delicada.

El presidente Correa debatió con tres economistas la noche del 28 de octubre. Foto captura de pantalla.
28 Octubre, 2015, 11:20 pm
Por: Redacción 
Por: Mario Naranjo Proaño
Ecuavisa.com

 

En un debate más político que económico, el presidente de la República, Rafael Correa, dijo que se cumplirá con los pagos que tiene el país, pese a la crisis económica disparada por la baja en los precios del petróleo.

 

El mandatario participó este 28 de octubre de 2015 en un debate con tres economistas, Mauricio Pozo, Alberto Dahik y Ramiro González, para discutir sobre la situación económica del país. Al ser cuestionado sobre los recortes presupuestarios y una contracción de circulante señaló que cuenta con los recursos para cumplir con los compromisos hasta fin de año.

 

"El pago de los bonos global 2015 se va a cumplir el próximo diciembre al igual que los sobresueldos", dijo en referencia al vencimiento en diciembre de la deuda externa expresada en bonos y del sueldo extra que recibe el sector público a finales de año.

 

Ecuador ha reducido en dos oportunidades el presupuesto este año, en total 2.220 millones de dólares, lo que significa una reducción del 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB), en un intento por equilibrar su economía ante el desplome de los precios del petróleo en el mercado internacional.

 

El jefe de Estado negó que haya crisis o recesión, aunque admitió que Ecuador afronta una delicada situación económica, provocada según él por la drástica caída de los precios del petróleo y la revalorización del dólar. “Cuando el desempleo creció al 16%, cuando dos millones de personas tuvieron que migrar de la patria, eso es crisis, no lo que tenemos nosotros. A cada rato te escucho a ti, Ramiro, decir crisis, me gustaría que me definan qué es crisis porque es falso que estamos en crisis, ni siquiera se puede hablar de recesión”.

 

Correa, tradicionalmente enfrentado a las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que estaría dispuesto a recibir ayuda económica del organismo, que recientemente alabó el manejo económico y pidió menos subsidios para los combustibles.

 

"Si el FMI nos da un crédito, muchas gracias; condicionamientos, jamás", puntualizó.

 

LEA LOS COMENTARIOS DEL FMI SOBRE ECUADOR AQUÍ

 

 
El mandatario señaló que en los próximos días se presentará el presupuesto general del Estado, en el que está calculado un precio de 35 dólares por barril de crudo
 
El presupuesto alcanzaría los 25.700 millones de dólares, muy por debajo del nivel de ejercicios de años anteriores.
 
Correa aseguró que se mantendrá el déficit fiscal algunos años más y que espera llegar al equilibrio fiscal en el 2018.

 

REVELACIONES POLÍTICAS

Durante el debate, en el que no se distribuyó de manera equitativa el tiempo entre el presidente y los participantes, Correa insistió en que su equipo económico ha hecho bien las cosas, lo que fue refutado por los economistas presentados como "críticos".

 

El exministro de Finanzas, Mauricio Pozo, señaló que "lo peor que se puede hacer en política económica es esconderse, es tratar de tapar el sol con un dedo".

 

Por su parte, el exvicepresidente Alberto Dahik fue más punzante al criticar el manejo de la economía del país.

 

"En macroeconomía no le pudieron haber enseñado a tomar riesgos suicidas", disparó el economista, por quien Correa abogó para que logre una amnistía y vuelva al país tras 16 años de autoexilio.

 

Pero el más punzante de los panelistas fue Ramiro González, exaliado político de Correa y funcionario del Gobierno como ministro y director del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

 

"Como a usted presidente cuando le financió Isaías su campaña electoral", afirmó González en el momento más candente del debate al vincular al mandatario con los banqueros que se encuentran en Miami y a los que el Estado acusa por la crisis bancaria y busca cobrarles millonarias cifras.

 

Correa señaló que González tiene aspiraciones de ser presidente, pero el exfuncionario lo negó y contraatacó desafiándolo a retirar las enmiendas políticas "para darle paz a la Nación".

Por: Mario Naranjo Proaño
Ecuavisa.com

 

En un debate más político que económico, el presidente de la República, Rafael Correa, dijo que se cumplirá con los pagos que tiene el país, pese a la crisis económica disparada por la baja en los precios del petróleo.

 

El mandatario participó este 28 de octubre de 2015 en un debate con tres economistas, Mauricio Pozo, Alberto Dahik y Ramiro González, para discutir sobre la situación económica del país. Al ser cuestionado sobre los recortes presupuestarios y una contracción de circulante señaló que cuenta con los recursos para cumplir con los compromisos hasta fin de año.

 

"El pago de los bonos global 2015 se va a cumplir el próximo diciembre al igual que los sobresueldos", dijo en referencia al vencimiento en diciembre de la deuda externa expresada en bonos y del sueldo extra que recibe el sector público a finales de año.

 

Ecuador ha reducido en dos oportunidades el presupuesto este año, en total 2.220 millones de dólares, lo que significa una reducción del 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB), en un intento por equilibrar su economía ante el desplome de los precios del petróleo en el mercado internacional.

 

El jefe de Estado negó que haya crisis o recesión, aunque admitió que Ecuador afronta una delicada situación económica, provocada según él por la drástica caída de los precios del petróleo y la revalorización del dólar. “Cuando el desempleo creció al 16%, cuando dos millones de personas tuvieron que migrar de la patria, eso es crisis, no lo que tenemos nosotros. A cada rato te escucho a ti, Ramiro, decir crisis, me gustaría que me definan qué es crisis porque es falso que estamos en crisis, ni siquiera se puede hablar de recesión”.

 

Correa, tradicionalmente enfrentado a las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que estaría dispuesto a recibir ayuda económica del organismo, que recientemente alabó el manejo económico y pidió menos subsidios para los combustibles.

 

"Si el FMI nos da un crédito, muchas gracias; condicionamientos, jamás", puntualizó.

 

LEA LOS COMENTARIOS DEL FMI SOBRE ECUADOR AQUÍ

 

 
El mandatario señaló que en los próximos días se presentará el presupuesto general del Estado, en el que está calculado un precio de 35 dólares por barril de crudo
 
El presupuesto alcanzaría los 25.700 millones de dólares, muy por debajo del nivel de ejercicios de años anteriores.
 
Correa aseguró que se mantendrá el déficit fiscal algunos años más y que espera llegar al equilibrio fiscal en el 2018.

 

REVELACIONES POLÍTICAS

Durante el debate, en el que no se distribuyó de manera equitativa el tiempo entre el presidente y los participantes, Correa insistió en que su equipo económico ha hecho bien las cosas, lo que fue refutado por los economistas presentados como "críticos".

 

El exministro de Finanzas, Mauricio Pozo, señaló que "lo peor que se puede hacer en política económica es esconderse, es tratar de tapar el sol con un dedo".

 

Por su parte, el exvicepresidente Alberto Dahik fue más punzante al criticar el manejo de la economía del país.

 

"En macroeconomía no le pudieron haber enseñado a tomar riesgos suicidas", disparó el economista, por quien Correa abogó para que logre una amnistía y vuelva al país tras 16 años de autoexilio.

 

Pero el más punzante de los panelistas fue Ramiro González, exaliado político de Correa y funcionario del Gobierno como ministro y director del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

 

"Como a usted presidente cuando le financió Isaías su campaña electoral", afirmó González en el momento más candente del debate al vincular al mandatario con los banqueros que se encuentran en Miami y a los que el Estado acusa por la crisis bancaria y busca cobrarles millonarias cifras.

 

Correa señaló que González tiene aspiraciones de ser presidente, pero el exfuncionario lo negó y contraatacó desafiándolo a retirar las enmiendas políticas "para darle paz a la Nación".