Así fue la pelea por la que terminó “El Chavo del Ocho”

Carlos Villagrán reveló en un programa de TV la discusión con Roberto Gómez Bolaños.

  • Carlos Villagrán reveló en un programa de TV la discusión con Roberto Gómez Bolaños. Foto: Archivo
17 Julio, 2019, 4:11 pm
Por: Redacción 
En un programa de la televisión argentina, el actor Carlos Villagrán, Kiko en la popular serie “El Chavo del Ocho”, recordó con mucha emoción ese espacio humorístico emitido entre 1971 y 1980; su personaje y la pelea que tuvo con Chespirito, interpretado por Roberto Gómez Bolaños.
 
Villagrán recordó su infancia y cómo se vinculó a la televisión. “Éramos cuatro hermanos tan pobres que los pobres no se juntaban con nosotros por pobres, aunque siempre tuvimos la oportunidad de tener un regalo de los Reyes Magos y una infancia muy bonita”.
 
 
“Mi padre fue fotógrafo y conoció al jefe de fotografía del diario El Heraldo de México. Antes de las Olimpíadas de 1968 me dieron la oportunidad de ser fotógrafo del periódico y con la credencial tenía acceso a los canales de televisión. Allí pedía trabajo porque quería ser cómico. En realidad, quería ser futbolista profesional y también cómico, pero se me dio por la segunda porque lo otro era muy cerrado”, agregó, según declaraciones que recoge el portal guioteca.com 
 
Sobre el programa del Chavo del 8, contó que Chespirito tenía un programa que constaba de varios montajes y para uno de ellos estaba buscando un actor que interpretara a un niño. “En ese entonces se alquilaba el vestuario dentro de la empresa. Así que fui allí y encontré el traje de marinerito y la gorrita. Saqué mi propio pelo por el agujero de la gorrita y le hice como unos cuernitos. Me encontré con Chespirito y le dije: ‘¿Quieres que te hable así como niño o que te hable así (con la característica voz de Kiko)?’ Y me respondió: ‘Así, con los cachetes’. Y de esta manera nació Kiko”. 
 
 
Compartió casi 10 años, pero el programa fue cortado inesperadamente con la salida de Villagrán, quien contó que los problemas se debían a “celos” por el éxito que había logrado el personaje de Kiko. 
 
“El programa tenía un popularidad total y absoluta. Pero el 70% de las preguntas eran para Kiko porque estaba de moda. Entonces se empezó a despertar un poquito la ira, el egoísmo, el celo profesional y artístico. Poco a poco fue trepando más Kiko en popularidad que el Chavo y me sacaron del programa”, aseveró en el programa de televisión.
 
 
Según el comediante, el programa llegó a su fin porque “a las dos semanas, por solidaridad, Don Ramón también se salió del programa. Así que Doña Florinda se quedó sin hijo para pegarle, la Bruja del 71 se quedó sin Don Ramón y la Chilindrina se quedó huérfana”.
 
Villagrán dijo que Roberto Gómez Bolaños le planteó algo que sería lo que cerraría su ciclo: “Cuando regresamos en avión a México de una gira que habíamos hecho por Chile me dijo: ‘Mira, hay un déficit en los registros de los personajes’. Le dije: ‘Son tuyos los registros’. Pero me respondió: ‘Hay un déficit y debo quitarte algo de tu sueldo’. Le pregunté: ‘¿Cómo me vas a quitar si son tus personajes? Yo soy un intérprete nada más’. Él estaba buscando un pretexto para sacarme, nada más. Entonces le dije que me salía del programa”. 
 
 
Agregó que después recibió el llamado del dueño del canal y le decía que tenía un ciclo nuevo pensado para él, pero, según Villagrán, le pidieron que su personaje no debía hablar como Kiko. “Lo que quería hacer era sepultarme artísticamente, ponerme el pie encima. Así que le dije que no. Cuando salí a la calle me di cuenta: me había quedado sin trabajo”. 
En un programa de la televisión argentina, el actor Carlos Villagrán, Kiko en la popular serie “El Chavo del Ocho”, recordó con mucha emoción ese espacio humorístico emitido entre 1971 y 1980; su personaje y la pelea que tuvo con Chespirito, interpretado por Roberto Gómez Bolaños.
 
Villagrán recordó su infancia y cómo se vinculó a la televisión. “Éramos cuatro hermanos tan pobres que los pobres no se juntaban con nosotros por pobres, aunque siempre tuvimos la oportunidad de tener un regalo de los Reyes Magos y una infancia muy bonita”.
 
 
“Mi padre fue fotógrafo y conoció al jefe de fotografía del diario El Heraldo de México. Antes de las Olimpíadas de 1968 me dieron la oportunidad de ser fotógrafo del periódico y con la credencial tenía acceso a los canales de televisión. Allí pedía trabajo porque quería ser cómico. En realidad, quería ser futbolista profesional y también cómico, pero se me dio por la segunda porque lo otro era muy cerrado”, agregó, según declaraciones que recoge el portal guioteca.com 
 
Sobre el programa del Chavo del 8, contó que Chespirito tenía un programa que constaba de varios montajes y para uno de ellos estaba buscando un actor que interpretara a un niño. “En ese entonces se alquilaba el vestuario dentro de la empresa. Así que fui allí y encontré el traje de marinerito y la gorrita. Saqué mi propio pelo por el agujero de la gorrita y le hice como unos cuernitos. Me encontré con Chespirito y le dije: ‘¿Quieres que te hable así como niño o que te hable así (con la característica voz de Kiko)?’ Y me respondió: ‘Así, con los cachetes’. Y de esta manera nació Kiko”. 
 
 
Compartió casi 10 años, pero el programa fue cortado inesperadamente con la salida de Villagrán, quien contó que los problemas se debían a “celos” por el éxito que había logrado el personaje de Kiko. 
 
“El programa tenía un popularidad total y absoluta. Pero el 70% de las preguntas eran para Kiko porque estaba de moda. Entonces se empezó a despertar un poquito la ira, el egoísmo, el celo profesional y artístico. Poco a poco fue trepando más Kiko en popularidad que el Chavo y me sacaron del programa”, aseveró en el programa de televisión.
 
 
Según el comediante, el programa llegó a su fin porque “a las dos semanas, por solidaridad, Don Ramón también se salió del programa. Así que Doña Florinda se quedó sin hijo para pegarle, la Bruja del 71 se quedó sin Don Ramón y la Chilindrina se quedó huérfana”.
 
Villagrán dijo que Roberto Gómez Bolaños le planteó algo que sería lo que cerraría su ciclo: “Cuando regresamos en avión a México de una gira que habíamos hecho por Chile me dijo: ‘Mira, hay un déficit en los registros de los personajes’. Le dije: ‘Son tuyos los registros’. Pero me respondió: ‘Hay un déficit y debo quitarte algo de tu sueldo’. Le pregunté: ‘¿Cómo me vas a quitar si son tus personajes? Yo soy un intérprete nada más’. Él estaba buscando un pretexto para sacarme, nada más. Entonces le dije que me salía del programa”. 
 
 
Agregó que después recibió el llamado del dueño del canal y le decía que tenía un ciclo nuevo pensado para él, pero, según Villagrán, le pidieron que su personaje no debía hablar como Kiko. “Lo que quería hacer era sepultarme artísticamente, ponerme el pie encima. Así que le dije que no. Cuando salí a la calle me di cuenta: me había quedado sin trabajo”. 
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS