Así quedaron los dos jugadores de Boca heridos por hinchas de River

Fanáticos de River atacan bus de jugadores de Boca Juniors

El autobús de Boca atacada por fans de River. Foto: Captura
24 Noviembre, 2018, 3:02 pm
Por: Redacción 

El autobús que trasladaba a los jugadores de Boca Juniors al estadio Monumental de Buenos Aires y que fue apedreado por hinchas de River Plate dejó a al menos a dos jugadores en el hospital. Gonzalo Lamardo y Pablo Pérez han sido atendidos por cortaduras en distintas partes de su cuerpo y no podrían jugar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América.

Además, Leonardo Jara también habría sufrido cortaduras, aunque no se requiriría traslado para su caso.

Entretanto se encuentran reunidos los delegados de ambos clubes con los representantes de la Confederación Suramericana de Fútbol para decidir si el encuentro se va a postergar para la noche de este sábado o se suspendería para una fecha posterior.

El vicepresidente de Boca, Darío Richarte, afirmó que el club "no está en condiciones de jugar". Además, informó que Pablo Pérez necesitó ser llevado a una clínica por una incrustación en un ojo.

 

No obstante, de acuerdo a un parte médico de la Conmebol, no existen razones para no jugar el encuentro, que fue reprogramado para las 19h15 (hora local de Argentina).

El autobús que trasladaba a los jugadores de Boca Juniors al estadio Monumental de Buenos Aires y que fue apedreado por hinchas de River Plate dejó a al menos a dos jugadores en el hospital. Gonzalo Lamardo y Pablo Pérez han sido atendidos por cortaduras en distintas partes de su cuerpo y no podrían jugar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores de América.

Además, Leonardo Jara también habría sufrido cortaduras, aunque no se requiriría traslado para su caso.

Entretanto se encuentran reunidos los delegados de ambos clubes con los representantes de la Confederación Suramericana de Fútbol para decidir si el encuentro se va a postergar para la noche de este sábado o se suspendería para una fecha posterior.

El vicepresidente de Boca, Darío Richarte, afirmó que el club "no está en condiciones de jugar". Además, informó que Pablo Pérez necesitó ser llevado a una clínica por una incrustación en un ojo.

 

No obstante, de acuerdo a un parte médico de la Conmebol, no existen razones para no jugar el encuentro, que fue reprogramado para las 19h15 (hora local de Argentina).