Política

Ecuador: cuatro problemas amenazan a la democracia, 43 años después

La desinstitucionalización de la justicia, el deterioro de los partidos políticos, el radicalismo del movimiento indígena y el narcotráfico


14 ago 2022 , 17:44

El pasado 10 de agosto se conmemoraron dos fechas importantes. Los 213 años del Primer Grito de la Independencia, así como el cuadragésimo tercer aniversario del retorno a la democracia con la asunción al poder, en 1979, del presidente Jaime Roldós.

Aunque ambas fechas tienen un importante significado cívico y político, el Ecuador atraviesa por un profundo deterioro institucional, a criterio de los tres panelistas que participaron, este domingo, en el programa Políticamente Correcto que transmite la cadena ECUAVISA.

La crisis se expresa en cuatro factores: los problemas de desinstitucionalización que acarrea, sobre todo la justicia; la inexistencia de un sistema de partidos políticos doctrinarios; el radicalismo en que ha caído el movimiento indígena, principal fuerza social del país; y el asedio del narcotráfico.

Superintendente de bancos: el minuto a minuto de una historia que no acaba

De allí que para el catedrático de la Flacso, Simón Pachano, la situación nacional es muy preocupante porque no existen los canales adecuados para que la ciudadanía exprese sus necesidades y se ejerzan verdaderas políticas públicas.

Pachano se refiere a la falta de partidos políticos que han evitado que el Estado pueda trabajar, organizarse y tramitar las normales contradicciones que surgen en cualquier democracia.

Por ello, explica, las demandas sociales se acumulan de manera acelerada sin que estas desfoguen. La politóloga cuencana Grace Jiménez es consciente de ello, a la hora de señalar que mientras el Estado no solucione problemas elementales como el empleo o la educación de calidad, el narcotráfico asechará a las poblaciones más jóvenes y vulnerables del país.

A su juicio, hay un cúmulo de demandas no resueltas en la sociedad, ante la falta de un gobierno que no escucha y unas organizaciones como la Conaie que no se abren a realidades diversas, al punto de caer en la intransigencia.

Los panelistas concluyeron que en las elecciones de febrero próximo, para renovar alcaldías y prefecturas, se constatará la debilidad del sistema electoral y de los partidos políticos, al punto de que el narcotráfico podría penetrar en varias de las campañas.

Es así que Mario Cuvi, decano de Derecho de la Universidad Ecotec, plantea la necesidad de que el debate sobre el federalismo como una nueva concepción del modelo estatal se debata con profundidad desde la academia para que no sean los candidatos en esta campaña quienes manoseen esta propuesta. “Dejemos de pelearnos por nuestras diferencias, más que eso nos potencie”, señaló.

Por otro lado, Cuvi cuestionó que el sistema judicial no haya podido establecer requisitos más estrictos a la hora de nombrar a los jueces, pues allí radica el enorme retroceso, la falta de valores y la corrupción que allí impera.