Ecuador

Paro nacional: Gobierno retira a militares y policías de la Casa de la Cultura y El Arbolito; movilización indígena se reunió

Conaie exigía que se retiren policías y militares de El Arbolito y la Casa de la Cultura para dialogar con el Gobierno de Lasso.


23 jun 2022 , 12:26

Este jueves 23 de junio, el Gobierno Nacional, retiró a militares y policías de la Casa de la Cultura y el parque El Arbolito, en el centro norte de Quito. El comandante general de Policía, Fausto Salinas, dio la disposición para que los uniformados se replieguen y abran paso a las comunidades indígenas hacia las zonas que estaban restringidas.

Según Salinas, esta medida es parte de la postura del Gobierno, el ceder posiciones para propiciar un diálogo que ya tendría las condiciones para que se instale este mismo jueves.

El ingreso de los manifestantes a este lugar para instaurar una "asamblea popular" era una de las condiciones puestas por el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, para aceptar acudir a un diálogo con el Gobierno, junto a derogar el estado de excepción y garantizar que se abordarán todas sus demandas.

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, informó que se ha permitido que las organizaciones sociales lideradas por la Conaie se convoquen y reúnan en el ágora de la Casa de la Cultura, de manera que puedan llevar a cabo su asamblea con orden y bajo su responsabilidad.

"Este mensaje del Gobierno Nacional en aras del diálogo y de la paz tiene como único propósito que cesen los cierres de vías, las manifestaciones violentas, y los ataques en distintos lugares de nuestro país, y exige como respuesta, la libre movilidad de personas y de bienes, especialmente alimentos y medicinas, y que la protesta social se realice dentro del marco de la ley".

"Invitamos una vez más a iniciar de manera inmediata el diálogo que nos lleve adar respuesta, sin dilaciones, a las aspiraciones de paz y prosperidad que todos los ecuatorianos esperamos", finalizó Jiménez.

Durante la reunión, Leonidas Iza, aseguró que espera que se cumplan los 10 pedidos y que además se traten en la Asamblea Nacional. "Tiene que quedar claro que nosotros no llegamos a poner muertos, ni heridos, para que otros oportunistas vengan a seguir gobernando y nuestras demandas no hayan sido cumplidas...Aquí necesitamos una agenda que sea cumplida: precios de los combustibles, economía, trabajo, precios de sustentación, no minería en los pueblos indígenas, no privatización a los sectores estratégicos, presupuesto para educación y salud. Estos temas son vitales", manifestó.

Pasada la una de la tarde, la movilización indígena salió de la Casa de la Cultura rumbo a las instalaciones de la Asamblea Nacional.