Ecuador

María Elena Machuca, ministra de Cultura: "A mí no me parece que la Casa de la Cultura sea un centro político"

Para la funcionaria, esa entidad debe dedicarse a literatura, las artes y proyectos culturales


09 ago 2022 , 18:53

Hace un año, el presidente Lasso anunció la implementación del proyecto Teatro en el Barrio, ¿cuáles son los avances?

Ha sido un éxito. Cuando el señor presidente de la República me presentó como ministra me dijo que quiere un teatro en cada barrio, pero no uno físico, sino que la gente se dedique a la cultura y el arte. Tenemos más de 54 proyectos que han recibido un incentivo en 14 provincias, por primera vez en Galápagos.

¿En qué otros sectores?

En Manabí hay 11 teatros en los barrios, tres en Chimborazo. También hay en Guayaquil, Ibarra y otros puntos. Queremos que los apoyos lleguen a todo el territorio nacional. A eso se refería nuestro presidente.

¿Es complicado llegar a todos los vecindarios del país?

No es difícil, pero estamos simplificando las bases para que el proyecto llegue a más gente. Son 54 proyectos grandes, a los que se les entrega una cantidad que varía entre USD 15 mil y 25 mil para que puedan tener un emprendimiento digno y puedan dedicarse al arte y la cultura.

¿Qué falta para llegar a más sitios?

Difundir más. Creo que en estos cuatro años podemos llegar a unos 200 sectores. El presidente quiere que lleguemos a más. Estamos haciendo todo lo posible porque antes estos apoyos económicos se quedaban en su mayoría en Quito, máximo llegaban a Guayaquil y Cuenca. No llegaban a la Amazonía como ahora, tampoco a barrios periféricos o comunidades como ahora.

¿Qué está pasando con la Feria del Libro?

El año pasado nosotros apoyamos con una cantidad significativa a las ferias del Libro de Guayaquil y Quito. Creemos que el Municipio de cada ciudad, obviamente con el apoyo del Ministerio de Cultura, debe ser los promotores de estas ferias porque son ferias que con editores privados y gente que trabaja en editoriales grandes y pequeñas. Son los municipios los que tienen que hacerse cargo.

En Ecuador se lee en promedio un libro completo y dos incompletos al año, ¿qué se hace para mejorar eso?

Estamos trabajando en el Plan del Libro que se llevará a cabo desde el Instituto de Fomento a la Creatividad e Innovación este año. Este se terminó en diciembre del 2021 y era un proyecto de un año. La competencia la tiene ahora el Instituto con lineamientos del Ministerio porque es nuestro brazo ejecutor en políticas de cultura.

¿Cuáles primeros pasos se han dado?

Primero pasamos las competencias al Instituto de Fomento a la Creatividad e Innovación. Para el arranque del fomento al libro y la lectura hay un monto de USD 200 mil.

¿Cómo está la relación con la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE) tras lo que ocurrió en el paro nacional de junio del 2022?

El Gobierno del Encuentro tiene la postura de conversar con todos. A mí no me parece que la Casa de la Cultura sea un centro político y tiene que dedicarse a lo siempre, a la literatura, a las artes, a proyectos culturales. No se tomó la Policía la CCE y la resguardó. Esto sí obviamente resquebrajó nuestra relación, lo digo frontalmente.

¿Por qué?

No estamos de acuerdo a que en la CCE se violen las seguridades y se admita a grupos violentos que no son los indígenas, sino agrupaciones que se aprovecharon de ese momento.

¿Hay acercamientos o diálogos con las autoridades de la CCE para lograr una salida?

Uno de los jurados del Premio Eugenio Espejo es la Casa de la Cultura. Estuvo aquí su delegado y nosotros también somos parte de mesa directiva de la CCE. Siempre estamos presentes en las asambleas y trabajamos muy bien en muchos espacios como Riobamba (...) Es aquí en la matriz donde tenemos que limar esas asperezas porque queremos que la cultura se desarrolle y sea prioridad en el país.

El Edificio de los Espejos es un punto de concentración de manifestantes durante las movilizaciones e incluso la Policía Nacional ocupó ese espacio en junio, ¿existe un protocolo para precautelar el Museo Nacional?

Por supuesto. Los guardias estuvieron presentes ahí pidiendo que no pasen a nuestro museo en esos días tan conflictivos.

¿Se reforzarán las seguridades a futuro?

Tenemos un protocolo. El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural estuvo presente en la CCE el primer día de las protestas y vio, puso sellos en las partes más sensibles. Inclusive los bienes de la CCE para registrar lo que había y lo que podía faltar. Nuestro protocolo es muy estricto.

¿Qué va a pasar con la reserva arqueológica y documental se encuentra en el edificio Aranjuez? ¿qué problemas hay allí?

Hay un informe de la Secretaría de Riesgos desde hace 16 años. Ese edificio no ha sufrido una avería más en todo ese tiempo, pero ya tenemos la solución. Tenemos un edificio que lo estamos adecuando en la calle Carrión, frente a Cancillería. Se prevé que allá estará toda la reserva, pero al momento un 40% de piezas ha sido trasladado. Estamos terminando algunos espacios y será un edificio maravilloso con estructura para soportar el peso que necesita una reserva nacional. Lo entregaremos completamente en unos tres meses.

¿Por qué no se tomó en cuenta al edificio de Unasur en la Mitad del Mundo?

Unasur no reúne las condiciones para albergar una reserva. Trabajo más de 40 años en el sector de Cultura y allí no se puede.

¿Por qué?

Por ejemplo, el sistema contra incendios es de agua. Imagínese si ahí tenemos libros antiguos, lo mismo las piezas arqueológicas, las pinturas. No hay la seguridad ni los requisitos técnicos para preservar esa clase de objetos históricos.