Ecuador

Ecuador cambia de catorce a cinco los días de aislamiento por COVID-19

El COE Nacional flexibiliza las medidas de bioseguridad.


18 jul 2022 , 06:07

Pese a un repunte de casos de COVID-19 en el país, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional determinó que quienes contraigan el virus ya no tendrán que cumplir con un aislamiento de catorce días, sino de cinco y posterior al contagio deberán usar obligatoriamente la mascarilla por cuatro días.

Según el presidente del COE Nacional, Juan Zapata, esta flexibilización en las medidas de bioseguridad obedece a que esta nueva ola de contagios no llega a los altos niveles de inicios de año y la atención en hospitales en mínima.

Zapata asegura que a inicios de 2022 se registraron hasta 54.000 contagios en una semana, sin embargo ahora se han registrado hasta 7.500 infectados en una semana.

"En atenciones (médicas) tuvimos la segunda semana de enero 64.000. Ahora esto no ha pasado de 5.000", añadió el también director general del ECU 911.

El funcionario reconoce que muchos de los casos no se registran pues los ciudadanos ya no se realizan una prueba para detectar la enfermedad, no obstante, indica que la vacunación ha permitido que los cuadros no se agraven.

Para el expresidente del Colegio de Médicos de Pichincha, Víctor Álvarez, que el Gobierno Nacional atenúe las medidas de bioseguridad se debe a que "está más encaminado a cumplir con las presiones del sector productivo más que cumplir con un proceso de defensa de la salud".

Y precisamente para reactivar el turismo, en los aeropuertos, los viajeros que no presenten carnet de vacunación podrán ingresar con una prueba PCR o de antígenos que haya sido realizada hasta 72 horas previa al embarque. Esta medida rige desde este lunes 18 de julio.

El pasado sábado Ecuador registró 2.805 nuevos contagios y dos muertos por COVID-19 en un día.

Las autoridades sanitarias han advertido un repunte de casos en el último mes, pero aspiran a que la oleada remita en unas dos semanas.

Asimismo, han remarcado que el repunte del contagio no es grave ni ha incidido en una demanda de camas de hospitalización o de unidades de cuidados intensivos (UCI).

En el país se han contabilizado más de 935.000 casos de coronavirus, desde febrero de 2020. La cifra de fallecidos por la enfermedad es de más de 35.700.