Crónica roja

No solo narcos, secuestradores también operan en Socio Vivienda

Tres bandas se disputan el control para el tráfico de drogas, extorsiones y robos.


13 jul 2022 , 20:50

Socio Vivienda, en el noroeste de Guayaquil, es una de las zonas más peligrosas de la ciudad. Solo ahí la Policía ha rescatado a víctimas de 15 secuestros en lo que va del 2022.

Las investigaciones determinan que hay niños involucrados en las organizaciones delictivas que allí operan.

El último secuestrado fue liberado la tarde del martes. Según la policía, la víctima estaba buscando pasajeros en la avenida Christian Benítez, cerca de la vía Perimetral, cuando fue interceptado por cuatro sujetos armados, quienes lo sometieron y lo secuestraron.

Tras la alerta, los agentes iniciaron una persecución y metros más adelante se bajaron disparando contra los uniformados.

Delincuentes cambiaban su identidad para ofrecer servicio de taxi en plataformas digitales y asaltar a sus víctimas

Los delincuentes incluso tomaron como escudo a las personas que transitaban por el lugar para huir. Uno de ellos, de 19 años, fue capturado con un arma y municiones.

En las calles de Socio Vivienda 2 nadie quiere referirse a la situación por temor.

En las paredes no solo hay grafitis de las mafias, también hay agujeros que son producto de los enfrentamientos a tiros entre delincuentes.

Un agente policial, que por seguridad no revela su identidad, dice que hay niños desde los trece años hasta jóvenes de 17 involucrados en actos delictivos.

Guayaquil ocupa el puesto 17 entre las ciudades del mundo con más homicidios, según analista

De las 15 personas que han sido rescatadas en este sector, la mayoría son taxistas informales que fueron secuestrados en diferentes partes de Guayaquil, pero la Policía los encontró ahí.

Según las investigaciones, en este sector no solo operan las bandas narcocriminales, sino también las que se dedican al secuestro y usan las casas para esconder a las víctimas.

Socio Vivienda 2, es un barrio de dos kilómetros cuadrados que está ubicado en el noroeste de Guayaquil, donde habitan cerca de 30 mil personas. La mayoría vivía en las riberas del estero Salado, pero en 2013, en el gobierno de Rafael Correa, fueron reubicados en este proyecto habitacional.

Aquí son tres las peligrosas organizaciones que se disputan el control para el tráfico de drogas, secuestros y robos.