Crónica roja

Jaime Villagómez: piden que Lasso interceda en investigación sobre joven asesinado en Samborondón

Villagómez, de 32 años, fue asesinado el pasado viernes en la plaza gastronómica del Buijo Histórico.


23 may 2022 , 11:55

Amigos de Jaime Villagómez Fayad, el joven asesinado el pasado viernes en el malecón del Buijo Histórico, en Samborondón, han emprendido una campaña para pedirle al presidente de la República, Guillermo Lasso, que interceda para evitar que este crimen quede impune.

Los allegados de Villagómez requieren que la ciudadanía firme una petición en la página web change.org.

Las firmas respaldarán una solicitud dirigida a Lasso para que "se ponga en contacto con la Policía Nacional y se realice un operativo de inmediato y extensivo".

"Exigimos pena máxima para el asesino, la ciudadanía está cansada de tanto crimen y violencia. No vamos a tolerar que este acto cobarde quede impune", señala el comunicado que acompaña la petición.

Hasta el mediodía de este domingo, cerca de 9.200 personas se habían sumado a esta campaña.

El viernes 20 de mayo, Villagómez, de 32 años, y su novia estaban en la plaza gastronómica del Buijo Histórico, un sitio turístico de Samborondón, cuando un sujeto llegó al lugar y disparó cinco veces contra el hombre. El asesino huyó inmediatamente.

En una rueda de prensa ofrecida este domingo, el general Alaín Luna, director nacional de Investigaciones de la Policía, relató que este caso "se trataría de una muerte selectiva", no obstante, familiares y amigos del ahora occiso sostienen que él "no tenía antecedentes penales" y tampoco tenía "ningún enemigo en lo absoluto".

Desde el Gobierno Nacional se está ofreciendo una recompnsa de 5.000 dólares a quien dé información sobre los responsables de este crimen que ha conmocionado a la ciudadanía.

La información puede ser proporcionada al número 1-800 DELITO (335486).

Los altos índices de asesinatos y otros delitos motivaron el pasado 29 de abril que el presidente Lasso decrete el estado de excepción en tres provincias del país, entre ellas Guayas.

La decisión supone mayor presencia policial y militar en estas jurisdicciones.

Aunque desde el Gobierno se asegura que la medida sí ha sido efectiva y que los crímenes, sobre todo los asesinatos se han reducido, la ciudadanía considera que las muertes violentas no cesan y ocurren en todas partes.