Crónica roja

Ecuador, territorio narco: capítulo Esmeraldas

El Gobierno declaró a Esmeraldas como zona especial de seguridad.


27 jul 2022 , 12:46

La provincia de Esmeraldas es la única zona especial de seguridad en el país, declarada así por el Gobierno Nacional para aglutinar todos los esfuerzos y combatir así los delitos en la frontera norte.

Sin embargo, las labores en esta provincia, que comparte cerca de 95 kilómetros de frontera con Colombia, no son suficientes.

Las autoridades reconocen que gran parte de los crímenes derivados del narcotráfico son encabezados por cárteles mexicanos.

De allí se desprende una comparación no solo geográfica, sino estratégica para la operación ilegal transnacional.

Por ejemplo, la ciudad de Tijuana es una región en el extremo noroccidental de México y significa un paso clave del contrabando de armas y droga con Estados Unidos, delitos dominados por el Cártel de Tijuana.

De manera similar, en Esmeraldas domina el contrabando de armas, precursores químicos, combustible y droga con Colombia. En esta provincia prevalece la presencia de la banda criminal Los Tiguerones.

En junio pasado se declaró a toda la provincia de Esmeraldas como zona especial de seguridad debido al descontrol del microtráfico de droga, extorsiones y muertes violentas que, en lo que va del año, ya suman 251, casi el 300 % más de la cifra registrada en el mismo periodo de 2021, cuando hubo 63 asesinatos.

Estos delitos tienen raíces en barrios pobres de la ciudad capital, donde las reglas las imponen los Tiguerones. Incluso tienen filtros de seguridad que les avisa los puntos donde se ejecutan los operativos.

Otra zona crítica de Esmeraldas es junto a manglares. Ahí predominan Los Choneros.

En esta provincia norteña, la extorsión a comerciantes provocó que muchos cierren sus locales al mediodía, aunque la presencia militar les ha dado algo de esperanza.

Desde el mando central de la Fuerza de Tarea Conjunta se coordinan todas las acciones y recursos contra el crimen organizado en esta provincia. No solo combaten a las bandas en las ciudades, hay problemas a lo largo de los 95 kilómetros de frontera compartida con Colombia.

Las autoridades han identificado cinco puntos clave en Esmeraldas: la cárcel, el complejo hidrocarburífero, el perfil costero y la zona limítrofe.

Ante este escenario, los esmeraldeños anhelan rescatar su provincia y se preguntan cómo tener resultados efectivos en esta lucha contra los narcocriminales.

TAG RELACIONADOS