Crónica roja

Alto comisionado de las Naciones Unidas recomienda una reforma al sistema penal en Ecuador

Según Naciones Unidas, debido a la ola de violencia en las cárceles de Ecuador, 400 reos han sido asesinados en menos de dos años.


15 may 2022 , 19:30

Una reforma al sistema penal ecuatoriano y la recuperación del control de los centros carcelarios del país, son recomendaciones que hace la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos al estado ecuatoriano.

Desde Chile, Jan Jarab, representante regional, expresó a Ecuavisa la preocupación del organismo, por la constante violencia en las prisiones, tras la última masacre que dejó 44 fallecidos el reclusorio de Santo Domingo de los Tsáchilas.

“La verdad es que lo ocurrido en Ecuador en el último año y medio es particularmente dramático. Los números de víctimas supera a los de otros países”, comentó Jarab.

¿La salida a esta crisis es que se endurezcan las penas en Ecuador? “La política penal que consiste en crear nuevos delitos o endurecer las penas, no resuelve el problema. Una de las salidas, según la posición de las Naciones Unidas es favorecer, siempre y cuando sea posible, las medidas alternativas a la prisión. Al mismo tiempo, se tienen que humanizar las condiciones para las personas que sí están privadas de libertad”, dijo Jarab.

Para la Comisión de Diálogo Penitenciario mientras existan redes de corrupción que permitan el ingreso de armas a las cárceles continuará la amenaza de enfrentamientos y asesinatos entre privados de libertad, así lo considera Alfredo Narváez, vocero de esta comisión, creada por el Ejecutivo para enfrentar la crisis. “Esto es preocupante porque significa que alguien sigue metiendo armas. Estas no aparecen de la nada o caen del cielo, entonces de ahí la denuncia de nuestro informe”.

Según Naciones Unidas, debido a la ola de violencia en las cárceles de Ecuador, 400 reos han sido asesinados en menos de dos años. Por ahora, la entidad espera los resultados de las investigaciones por estos crímenes.

Las tres últimas masacres registradas en el sistema penitenciario del país han dejado saldos trágicos. El pasado 12 de noviembre de 2021, la Penitenciaría del Litoral en Guayaquil, fue escenario de un enfrentamiento que terminó con la vida de 68 reos; muchos de ellos fueron asesinados brutalmente.

Y en este 2022, la violencia en los reclusorios inició el 3 de abril en la cárcel de Turi, en Cuenca. En esos enfrentamientos 20 presos fueron asesinados.

Casi un mes después, el 9 de mayo, se registró un mortal amotinamiento por parte de bandas criminales en la cárcel de Bellavista, de la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas; la jornada terminó con 44 reos fallecidos.

Desde enero hasta hoy, 15 de mayo, las masacres en el sistema penitenciario a escala nacional han dejado un total de 79 víctimas mortales.