Lo nuevo en Ecuavisa

Violencia psicológica: la que más se denuncia, pero la que menos se castiga


18 mar 2021 , 10:26

De las 28.121 denuncias solo 16 tienen sentencia condenatoria.

La violencia psicológica es la clase de delito que más se denunció en el 2020 en cuanto a violencia de género, sin embargo, pocas de estas llegaron a tener una condena. 

  

De acuerdo, al Código Orgánico Integral Penal (COIP), en el artículo 157 dice que quien cause perjuicio en la salud mental con "actos de perturbación, amenaza, manipulación, chantaje, humillación, aislamiento, vigilancia, hostigamiento o control de creencias, decisiones o acciones", puede ser castigado por el delito de violencia psicológica. Además, se delimitan tres tipos de pena. Se puede ser sancionada con privativa de libertad de 30 a 70 días cuando el daño es leve. Seis meses a un año de prisión cuando es moderada, mientra que, cuando es severa la pena puede ser entre uno y tres años. 

 

Pero ¿cuántas realmente llegan a ver la luz de la justicia?

 

El pasado 28 de enero la Fiscalía General del Estado presentó su informe de labores.  El documento reveló que en el 2020 se reportaron 46.345 denuncias por violencia de género, de ellas 28.121 denuncias por violencia psicológica, es decir, fue el tipo que más se reportó. Seguido por 6.630 abuso sexual, 5.630 violaciones, entre otras. 

 

A través de un pedido de información, realizado por este medio a Fiscalía, se conoció que de aquel universo solo 16 de las denuncias realizadas por violencia psicológica han recibido una sentencia condenatoria. Mientras que, 25.980 aún se encuentran en investigación previa, es decir, el 92% de las víctimas se encuentra en un proceso que puede llegar a durar de uno a dos años. 

Al archivo

 

Para Consuelo Bowen, abogada del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam), que las denuncias por violencia psicológica sean las más reiterativas, pero las que menos se procesan, responden a un incremento debido al confinamiento de la pandemia "provocada por una crisis social, económica y sanitaria, el desempleo, la pobreza, todo eso, potencializa la violencia y el estrés que atraviesan las familias". 

 

En cuanto a la falta de penas, identifica algunas de las causas: "lo que evidencia es que las investigaciones sobre las acusaciones de esta clase de delitos,  no están siendo llevadas de forma adecuada, por no contar con los medios de investigación. La Fiscalía está archivando estos casos por no encontrar evidencias".

 

De hecho, según los datos de la institución 464 denuncias de violencia psicológica solicitaron archivo y 172 con archivo aceptado. "Cuando la Fiscalía no encuentra evidencias suficientes puede solicitar a un juez que se declare el archivo de la denuncia", explica Bowen. 

 

 

Falta de personal especializado

 

Otro de los factores es la falta de personal especializado, pues para recoger las pruebas, dice la jurista, se debe hacer pruebas psicológicas, psiquiátricas, "no hay psiquiatras forenses que puedan hacer una pericia que den cuenta del daño en la salud mental". 

 

En el informe de labores se destaca el déficit de fiscales a nivel nacional, pues la tasa actual es de 4,7 por cada 100 mil habitantes, lo recomendado para la región es 8 y a escala mundial de 12. Mientras que, de las 854 fiscalías,  300 son multicompetentes y 554 especializadas.

 

TAG RELACIONADOS