EL PLANETA: COMPROMISO DE TODOS

En Santa Rosa, provincia de El Oro, la contaminación de su río es un tema comentado por muchos de sus habitantes. Afectaciones cutáneas, gastrointestinales, peces muertos, entre otros, son solo algunos de los perjuicios causados aparentemente por el agua proveniente de este afluente. 

De este cauce se alimenta la empresa de agua potable del cantón, es decir una misma fuente provee a casi 84.000 habitantes. Los pobladores señalan que la actividad minera sin control adecuado es la causa de estas situaciones. Denuncian que los líquidos que se producen tras el procesamiento de metales en varias plantas del sector llegan hasta el río. 

Según análisis químicos, su agua registra altos niveles de cadmio, cromo, hierro, plomo, hierro y arsénico. Este último componente es altamente nocivo para la salud.La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones en la piel. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes.

La contaminación ha sido denunciada a la Agencia de Control Minero (Arcom). Esta reconoce haber aceptado una queja presentada por la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado del cantón. El informe de esta última entidad también fue remitido a la Fiscalía de El Oro donde se abrió  una indagación previa por el presunto delito ambiental. Así también, la alcaldía de Santa Rosa ha pedido la “suspensión inmediata de las labores mineras”, sin embargo las actividades no paran y el daño a la fauna, a la flora, al suelo y sobre todo, a las personas es evidente.

A continuación, revise el material recogido en un amplio recorrido por la localidad.

Santa Rosa

Testimoniales



Información Adicional