EL PLANETA: COMPROMISO DE TODOS

Desde hace casi tres décadas funciona un megabasurero a cielo abierto en el cantón Chimbo, provincia de Bolívar. En esa época no se pensaba que aquel espacio iba a crecer tanto. Hoy son casi dos hectáreas de basural. 

A diario, en este lugar se reciben 31 toneladas de desperdicios provenientes no solo de Chimbo, sino también de Guaranda, Chillanes y San Miguel. 

La basura ha alcanzado una quebrada del sector "La Magdalena". Desde lejos se observa cómo los desechos cubren una ladera que debería estar destinada a la vegetación. Además de emanar malos olores, de ser foco de enfermedades y de dar mal aspecto a esta localidad; existen reses que se alimentan de los desperdicios. 

Junto a aquella ladera está la vertiente del río Naranjito, un afluente que se conecta en la Costa con el río Babahoyo. 

Para el tratamiento de los lixiviados (los líquidos resultantes de la basura), se han dispuesto dos piscinas de oxidación que no abastacen. Según los moradores del sector, cuando llueve o se llenan estos depósitos, los líquidos van directamente al afluente.  

Ante esta realidad, los alcaldes de San José de Chimbo, Luis Prado, y de Guaranda, Medardo Chimbolema, con base en la mancomunidad conformada por los cuatro cantones, aseguran que el basural se cerrará en 2020 para abrir uno nuevo bajo normas técnicas, en la parroquia Julio Moreno. 

 

Mapa Chimbo

Testimoniales



Información Adicional