Carolina Herrera: la polémica en México por la "apropiación cultural"

La última colección de la casa Carolina Herrera está basada en una "fiesta latina".
La última colección de la casa Carolina Herrera está basada en una "fiesta latina".
13 Junio, 2019, 9:31 am
  BBC Mundo

El gobierno mexicano ha acusado a la casa de modas Carolina Herrera de apropiación cultural en su última colección.

La web de la empresa, fundada por la diseñadora homónima, dice que la colección Resort 2020 "tiene el ambiente lúdico y colorido de una fiesta latina".

Pero la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto, escribió una carta a la compañía reclamando el uso de patrones y dibujos exclusivos de ciertas regiones del país y sus pueblos indígenas.

Un portavoz de la casa creada por Herrera, quien nació en Venezuela, dijo que la marca reconoce el trabajo de los artesanos mexicanos y que los vestidos y trajes estuvieron inspirados "por los ricos colores de la cultura y las técnicas artesanales", según la agencia de noticias AP.

¿Qué dice la carta?

En un paso inusual, la secretaria de Cultura dirigió la carta a Herrera, quien abandonó la dirección creativa de la casa de modas el año pasado, y a su nuevo director creativo, el estadounidense Wes Gordon.

En la misiva, fechada el 10 de junio, se les solicita que "expliquen públicamente con qué fundamentos decidieron hacer uso de elementos culturales cuyo origen está plenamente documentado, y cómo su utilización retribuye beneficios a las comunidades portadoras".

 

Frausto pone como ejemplo de esta "apropiación cultural" un vestido largo blanco con estampados de flores y animales, y dice que su bordado proviene de la comunidad de Tenango de Doria, en el estado central de Hidalgo.

También se mostró en desacuerdo con dos vestidos negros bordados con flores brillantes, que son típicos de los artesanos del istmo de Tehuantepec, una región de Oaxaca y Veracruz, al sur del país, y otro vestido que se basa en un sarape o chal propio de Saltillo, la capital del norteño estado Coahuila.

"En estos bordados está la historia de la comunidad en sí misma, y cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario", escribió Frausto.

Esta polémica se produce pocas semanas después de que el gobierno mexicano anunciara planes para elaborar una legislación que permita a los grupos indígenas ser dueños de los derechos de sus creaciones y "elementos culturales".

Mujer tejiendo

 

 

 

 

 

 

 

 

Derechos de autor de la imagen

GETTY IMAGES
Image captionHay prendas con bordados que se parecen a la típica flor de cempasúchil, conocida como "flor de muertos" por su extendido usado en la celebración del Día de Muertos en noviembre.

 

 

 

 

 

 

 

 

Con esta ley se quiere evitar el "plagio de sus diseños tradicionales".

¿Cuáles han sido las reacciones?

La colección Resort 2020 ya había recibido críticas antes, tanto en México como entre los mexicanos en el extranjero.

Muchos comentarios en las redes sociales coinciden en que la firma de lujo está usando esos bordados "tomado directamente de los artesanos que trabajan duro en México".

Algún usuario también señaló que en la presentación de la colección ninguna de las modelos de la campaña era latina.

Otro escribió que cuando varios diseñadores se negaron a vestir a la familia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en protesta por sus comentarios sobre los mexicanos durante su campaña presidencial, Herrera dijo que sería "un honor" vestir a la Primera Dama Melania Trump.

"Amor por México: ¿sólo cuando es lucrativo?", se puede leer en Twitter agregó.

 

 

 

El propio Twitter de la diseñadora sobre la colección también se inundó de inmediato con respuestas que la acusaban de plagio, y el hashtag #MexicoSinPlagios, se ha colocado entre los trend topics estos días.

Pero a pesar de todo esto, la colección aún tiene una gran cantidad de fans, incluido el actor y cantante mexicano Roger González, quien dijo que la colección era "hermosa" y que "pone a México en la mira de todo el mundo".

BBCMundo.com