Caballo policial rehusa trabajar sin tomar té

El video fue grabado en Liverpool, Inglaterra.

El video fue grabado en Liverpool, Inglaterra. Foto referencial / pixabay.com
29 Noviembre, 2019, 6:05 pm
Por: Redacción 
Parece broma, pero no lo es. Muchas personas no pueden comenzar su día sin tomarse su taza de café o de té. Lo mismo le pasa a Jake, un caballo de 20 años que ha servido a la policía de Mereyside, en Liverpool (Inglaterra), durante los últimos 15 años. 
 
El animal ha desarrollado el hábito de tomar té todos los días. Según portales internacionales, como radiomitre.com, luego de reiteradas ocasiones en las cuales el equino intentó quitarles sus tazas a los gendarmes, estos decidieron incluirlo en la ronda y servirle su propio vaso. 
 
 
En l grabación, difundida en Twitter, se ve cómo el animal se rehúsa a iniciar su jornada laboral hasta que no le den su taza de té. La infusión de Jake debe tener leche descremada, dos cucharadas de azúcar y un poco de agua, para enfriarlo un poco. 
 
 
Según Lindsey Gaven, uno de los oficiales de la Sección Montada de la Policía de Mereyside, el caballo suele aguantar cuando le añaden a la infusión una sola cucharada de azúcar, pero que, sin dudas, lo pone mucho más feliz cuando le ponen dos. 
 
 
“Si estás cerca del establo y él te ve con una taza en la mano, se puede garantizar que él irá trotando para intentar robarte un sorbo”, aseguró Gaven.
Parece broma, pero no lo es. Muchas personas no pueden comenzar su día sin tomarse su taza de café o de té. Lo mismo le pasa a Jake, un caballo de 20 años que ha servido a la policía de Mereyside, en Liverpool (Inglaterra), durante los últimos 15 años. 
 
El animal ha desarrollado el hábito de tomar té todos los días. Según portales internacionales, como radiomitre.com, luego de reiteradas ocasiones en las cuales el equino intentó quitarles sus tazas a los gendarmes, estos decidieron incluirlo en la ronda y servirle su propio vaso. 
 
 
En l grabación, difundida en Twitter, se ve cómo el animal se rehúsa a iniciar su jornada laboral hasta que no le den su taza de té. La infusión de Jake debe tener leche descremada, dos cucharadas de azúcar y un poco de agua, para enfriarlo un poco. 
 
 
Según Lindsey Gaven, uno de los oficiales de la Sección Montada de la Policía de Mereyside, el caballo suele aguantar cuando le añaden a la infusión una sola cucharada de azúcar, pero que, sin dudas, lo pone mucho más feliz cuando le ponen dos. 
 
 
“Si estás cerca del establo y él te ve con una taza en la mano, se puede garantizar que él irá trotando para intentar robarte un sorbo”, aseguró Gaven.

NOTICIAS DESTACADAS