Un grupo de hackers desactiva el sistema de identifación táctil del iPhone 5s

Según el grupo, el método es muy sencillo y los materiales para hacerlo son fáciles de conseguir.

24 Septiembre, 2013, 11:28 am
Por: Redacción 
Un grupo de usuarios argumentan que la huella dactilar es una de las peores formas de asegurar cualquier cosa ya que “se dejan por todas partes y es demasiado fácil hacer falsos dedos de huellas que han quedado en objetos”.
 
Según el grupo, el método es bastante sencillo y los materiales para llevarlo a cabo se pueden encontrar en casi cualquier casa. Sin embargo, tal y como se explica, es necesario fotografiar la huella con una resolución de 2.400 puntos por pulgada y después de tratar la imagen, imprimirla en una hoja transparente a una resolución de 1.200 puntos por pulgada.
 
Posteriormente, usando cola de carpintero o látex líquido se da relieve a la impresión y se 'humedece' sencillamente con el aliento antes de colocarla en el sensor.
 
Según el grupo, este procedimiento es capaz de engañar a la mayoría de lectores de huellas del mercado, y el del iPhone 5s, según afirman, sólo tiene de particular el contar con una mayor resolución. Parece ser que lo que les ha llevado a publicar este “tutorial” mostrando lo fácil que es engañar al lector, es tratar de concienciar a los usuarios de que usen un código de seguridad y no la huella.
 
 
“Además, puedes ser fácilmente forzado contra tu voluntad a desbloquear el teléfono con la huella. Forzarte a comunicar tu código de seguridad es mucho más complicado en la mayoría de jurisdicciones que sencillamente poner tu dedo de forma casual con tus manos esposadas”, explican en su página.
Un grupo de usuarios argumentan que la huella dactilar es una de las peores formas de asegurar cualquier cosa ya que “se dejan por todas partes y es demasiado fácil hacer falsos dedos de huellas que han quedado en objetos”.
 
Según el grupo, el método es bastante sencillo y los materiales para llevarlo a cabo se pueden encontrar en casi cualquier casa. Sin embargo, tal y como se explica, es necesario fotografiar la huella con una resolución de 2.400 puntos por pulgada y después de tratar la imagen, imprimirla en una hoja transparente a una resolución de 1.200 puntos por pulgada.
 
Posteriormente, usando cola de carpintero o látex líquido se da relieve a la impresión y se 'humedece' sencillamente con el aliento antes de colocarla en el sensor.
 
Según el grupo, este procedimiento es capaz de engañar a la mayoría de lectores de huellas del mercado, y el del iPhone 5s, según afirman, sólo tiene de particular el contar con una mayor resolución. Parece ser que lo que les ha llevado a publicar este “tutorial” mostrando lo fácil que es engañar al lector, es tratar de concienciar a los usuarios de que usen un código de seguridad y no la huella.
 
 
“Además, puedes ser fácilmente forzado contra tu voluntad a desbloquear el teléfono con la huella. Forzarte a comunicar tu código de seguridad es mucho más complicado en la mayoría de jurisdicciones que sencillamente poner tu dedo de forma casual con tus manos esposadas”, explican en su página.

Tags Relacionados

NOTICIAS DESTACADAS