Santos reconoce retraso de obras en la frontera

Santos indicó que su Gobierno está "adquiriendo control territorial".

El puente de Mataje es una de esas estructuras que permanecen inconclusas. Foto: Archivo
Santos indicó que su Gobierno está "adquiriendo control territorial". Foto: Captura
8 Junio, 2018, 10:17 am
Por: Redacción 
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció durante una entrevista en un programa de la cadena Rusia Today, que su país es responsable del atraso de obras en la frontera. El puente de Mataje es una de esas estructuras que permanecen inconclusas y que fue anunciado como el tercer eje vial que acercaría a Colombia y Ecuador
 
El pasado abril, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, cuestionó la construcción del puente en Mataje. "Nosotros construimos una carretera con un puente que no va a ninguna parte. Saque usted sus propias conclusiones”, afirmó.
 
Santos expresó que “esa es culpa colombiana de que nos atrasamos y seguimos atrasados en esa carretera”, al recordar que la obra se trata de un acuerdo binacional. Agregó que se está construyendo una doble calzada desde San Miguel hasta Neiva, por el puente internacional, "pero sí, la culpa ha sido colombiana”, precisó.
 
Múltiples caminos entre la frontera entre Ecuador y Colombia son corredores estratégicos de los grupos narcodelictivos, donde ambos Estados estuvieron ausentes. Sin embargo, desde enero de este 2018, la situación trascendió a los medios por la "disputa entre los diferentes grupos que quedaron dedicados al narcotráfico" y han protagonizado ataques a las fuerzas de seguridad, secuestrado y asesindo a un equipo de prensa, y, además, mantienen en cautiverio a una pareja de ecuatorianos. 
 
También, Santos indicó que su Gobierno está "adquiriendo control territorial" y señaló que eso "no se hace de un día para otro". Pese a ello los disidentes de las FARC vinculados a la narcoviolencia cuentan con unos 1.200 combatientes y operan en apartados puntos de Colombia donde controlan el narcotráfico o la minería ilegal. 
 
Suscrito en noviembre de 2016, el pacto de paz con el ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) condujo al desarme de unos 7.000 combatientes y ha evitado unas 3.000 muertes al año, según datos oficiales.
 
En otro tema internacional, Michelena indicó que Ecuador propone que en Venezuela se realice una consulta popular y para garantizar un proceso transparente que haya observación internacional".
 
 
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, reconoció durante una entrevista en un programa de la cadena Rusia Today, que su país es responsable del atraso de obras en la frontera. El puente de Mataje es una de esas estructuras que permanecen inconclusas y que fue anunciado como el tercer eje vial que acercaría a Colombia y Ecuador
 
El pasado abril, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, cuestionó la construcción del puente en Mataje. "Nosotros construimos una carretera con un puente que no va a ninguna parte. Saque usted sus propias conclusiones”, afirmó.
 
Santos expresó que “esa es culpa colombiana de que nos atrasamos y seguimos atrasados en esa carretera”, al recordar que la obra se trata de un acuerdo binacional. Agregó que se está construyendo una doble calzada desde San Miguel hasta Neiva, por el puente internacional, "pero sí, la culpa ha sido colombiana”, precisó.
 
Múltiples caminos entre la frontera entre Ecuador y Colombia son corredores estratégicos de los grupos narcodelictivos, donde ambos Estados estuvieron ausentes. Sin embargo, desde enero de este 2018, la situación trascendió a los medios por la "disputa entre los diferentes grupos que quedaron dedicados al narcotráfico" y han protagonizado ataques a las fuerzas de seguridad, secuestrado y asesindo a un equipo de prensa, y, además, mantienen en cautiverio a una pareja de ecuatorianos. 
 
También, Santos indicó que su Gobierno está "adquiriendo control territorial" y señaló que eso "no se hace de un día para otro". Pese a ello los disidentes de las FARC vinculados a la narcoviolencia cuentan con unos 1.200 combatientes y operan en apartados puntos de Colombia donde controlan el narcotráfico o la minería ilegal. 
 
Suscrito en noviembre de 2016, el pacto de paz con el ahora partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) condujo al desarme de unos 7.000 combatientes y ha evitado unas 3.000 muertes al año, según datos oficiales.
 
En otro tema internacional, Michelena indicó que Ecuador propone que en Venezuela se realice una consulta popular y para garantizar un proceso transparente que haya observación internacional".