Gustavo Jalkh insiste en que Contraloría no determina responsabilidades a la Judicatura

La sesión por el juicio político contra el CJ inició con 11 asambleístas presentes.

La sesión por el juicio político contra el CJ inició con 11 asambleístas presentes. Foto: API
30 Mayo, 2018, 12:33 pm
Por: Redacción 
La Comisión de Fiscalización se instaló este miércoles 30 de mayo para recibir las pruebas de descargo del presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Gustavo Jalkh, y los vocales de la institución, en el marco del proceso de juicio político que se desarrolla en su contra.
 
La sesión inició con 11 asambleístas presentes, entre ellos la legisladora Marcela Aguiñaga, quien pidió participar mediante oficio. Los primeros en intervenir fueron los vocales suplentes y luego siguieron los vocales principales, entre ellos Jalkh.
 
El titular de la Judicatura insistió en que el informe de la Contraloría DAAC-0070-2016 no determina ningún tipo de responsabilidades para la institución y tampoco realiza observaciones a los concursos de selección de fiscales realizados entre 2010 y 2015. Por ello, indica que no se determinan responsabilidades en firme. 
 
“La Contraloría hace observaciones al manejo del banco de elegibles que es responsabilidad de la Dirección de Talento Humano de la Fiscalía porque era un concurso que se generó en el Consejo de la Judicatura de Transición y que se delegó a la Fiscalía para que maneje ese banco de elegibles”, manifestó el funcionario.
 
Jalkh señaló que dentro de las pruebas adjuntadas al juicio político existiría una orden de trabajo del informe de Contraloría. Sin embargo, el funcionario aclaró que se trataría de un documento que "tiene formato de síntesis de informe, no de orden de trabajo" y recalcó que son documentos forzados. Añadió que será la Fiscalía la que compruebe quién habría forzado la prueba.
 
María José Carrión, presidenta de Fiscalización, manifestó que existen 5 días para la valoración de las pruebas y ratifica que en se seguirá el debido proceso en el Juicio Político. Añadió que la solicitud de pruebas son discutidas por todos los integrantes de esa mesa legislativa.
 
 
 
 
La Comisión de Fiscalización se instaló este miércoles 30 de mayo para recibir las pruebas de descargo del presidente del Consejo de la Judicatura (CJ), Gustavo Jalkh, y los vocales de la institución, en el marco del proceso de juicio político que se desarrolla en su contra.
 
La sesión inició con 11 asambleístas presentes, entre ellos la legisladora Marcela Aguiñaga, quien pidió participar mediante oficio. Los primeros en intervenir fueron los vocales suplentes y luego siguieron los vocales principales, entre ellos Jalkh.
 
El titular de la Judicatura insistió en que el informe de la Contraloría DAAC-0070-2016 no determina ningún tipo de responsabilidades para la institución y tampoco realiza observaciones a los concursos de selección de fiscales realizados entre 2010 y 2015. Por ello, indica que no se determinan responsabilidades en firme. 
 
“La Contraloría hace observaciones al manejo del banco de elegibles que es responsabilidad de la Dirección de Talento Humano de la Fiscalía porque era un concurso que se generó en el Consejo de la Judicatura de Transición y que se delegó a la Fiscalía para que maneje ese banco de elegibles”, manifestó el funcionario.
 
Jalkh señaló que dentro de las pruebas adjuntadas al juicio político existiría una orden de trabajo del informe de Contraloría. Sin embargo, el funcionario aclaró que se trataría de un documento que "tiene formato de síntesis de informe, no de orden de trabajo" y recalcó que son documentos forzados. Añadió que será la Fiscalía la que compruebe quién habría forzado la prueba.
 
María José Carrión, presidenta de Fiscalización, manifestó que existen 5 días para la valoración de las pruebas y ratifica que en se seguirá el debido proceso en el Juicio Político. Añadió que la solicitud de pruebas son discutidas por todos los integrantes de esa mesa legislativa.