¿Cómo opera el microtráfico en las afueras de centros educativos del país?

La operación de estas bandas se hace cada vez más intensa en los exteriores de los planteles.

6 Noviembre, 2014, 4:31 pm
Por: Redacción 
Desde hace varios meses, los exteriores de escuelas y colegios se han convertido en sitios elegidos por los microtraficantes para captar nuevas víctimas, en su mayoría menores de edad.
 
Para 'Leonardo', de 15 años, hablar de droga no es algo desconocido; aunque él no es consumidor nos contó que si se la han ofrecido dentro de su colegio. “Yo con tal que diga no, sea mi pana, yo sigo mi rumbo y él el suyo”.
 
Incluso conoce los nombres de los distintos tipos de alcaloide que se puede conseguir en las aulas, fácilmente. “Hache, la perica, cocodrilo”.
 
La operación de estas bandas se hace cada vez más intensa en los exteriores de los planteles educativos, como lo explica un agente de la Unidad de Antinarcóticos, pues, utilizan mujeres y niños para evitar los controles policiales. “Tenemos algunas que son mujeres o menores de edad que se dedican al expendio, como grupos vulnerables, ellos ya conocen estos temas para así poder salir en libertad”.
 
Según las investigaciones, se ubican en las esquinas cercanas a un colegio, en una de ellas el distribuidor cobra el dinero por cada dosis de droga y en la otra el consumidor retira los sobres.
 
El jefe de Antinarcóticos de Guayas, Omar Paredes, señaló que en esta red utilizan la heroína para atrapar a nuevas víctimas. “Esto sigue incrementándose y lastimosamente, en parte, por el hecho de consumir una heroína que es altamente adictiva (si una persona consume una dosis hoy, una mañana y otra el viernes), la próxima semana va a tener que consumir todos los días”.
 
En lo que va del año, en Guayas fueron detenidas 2.500 personas por microtráfico, de ellas 380 son menores de edad. 
 
En los trabajos de prevención se coordinan campañas entre la Policía y el Ministerio de Educación en escuelas y colegios.
Desde hace varios meses, los exteriores de escuelas y colegios se han convertido en sitios elegidos por los microtraficantes para captar nuevas víctimas, en su mayoría menores de edad.
 
Para 'Leonardo', de 15 años, hablar de droga no es algo desconocido; aunque él no es consumidor nos contó que si se la han ofrecido dentro de su colegio. “Yo con tal que diga no, sea mi pana, yo sigo mi rumbo y él el suyo”.
 
Incluso conoce los nombres de los distintos tipos de alcaloide que se puede conseguir en las aulas, fácilmente. “Hache, la perica, cocodrilo”.
 
La operación de estas bandas se hace cada vez más intensa en los exteriores de los planteles educativos, como lo explica un agente de la Unidad de Antinarcóticos, pues, utilizan mujeres y niños para evitar los controles policiales. “Tenemos algunas que son mujeres o menores de edad que se dedican al expendio, como grupos vulnerables, ellos ya conocen estos temas para así poder salir en libertad”.
 
Según las investigaciones, se ubican en las esquinas cercanas a un colegio, en una de ellas el distribuidor cobra el dinero por cada dosis de droga y en la otra el consumidor retira los sobres.
 
El jefe de Antinarcóticos de Guayas, Omar Paredes, señaló que en esta red utilizan la heroína para atrapar a nuevas víctimas. “Esto sigue incrementándose y lastimosamente, en parte, por el hecho de consumir una heroína que es altamente adictiva (si una persona consume una dosis hoy, una mañana y otra el viernes), la próxima semana va a tener que consumir todos los días”.
 
En lo que va del año, en Guayas fueron detenidas 2.500 personas por microtráfico, de ellas 380 son menores de edad. 
 
En los trabajos de prevención se coordinan campañas entre la Policía y el Ministerio de Educación en escuelas y colegios.
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS