Se define protocolo de manejo de cadáveres ante Covid-19

Tres instituciones trabajarán en el manejo de los cuerpos de personas fallecidas.

El 25 de marzo se reportaron 28 fallecidos por coronavirus en Ecuador. Foto: API
25 Marzo, 2020, 10:33 am
Por: Redacción 
Este martes 24 de marzo, el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE) estableció que el Servicio Nacional de Medicina Legal, junto a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, se encargarán del manejo de cadáveres. “Este protocolo ya estaba establecido. Se han realizado algunos ajustes correspondientes para dar una atención digna”, indicó Alexandra Ocles, titular del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (Sngre).
 
Ayer, el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, anunció también que se consiguió un acuerdo para la cremación de víctimas del COVID-19. Pues, no todas las familias de los fallecidos cuentan con los recursos para contratar los servicios exequiales de cremación, que estipula el protocolo. 
 
En caso de reportar una persona fallecida con sintomatología de Covid-19 se deberá contactar con el ECU911, evaluadores prehospitalarios y médicos coordinadores deberán interrogar a las personas que llaman y determinar la posibilidad de que la llamada se refiera a una persona con signos o síntomas de factores de riesgo para el virus. En caso de que la persona sin signos vitales tenga sospechas de la enfermedad se notificará a Vigilancia Epidemiológica.
 
Personal de ambulancia realizará la valoración inicial del paciente y se limitará el contacto en lo posible. En el protocolo se indica que se hará la notificación al Distrito de Salud de donde corresponde el fallecido y no se recomienda autopsia.
 
Vigilancia Epidemiológica realizará el levantamiento de contactos y el seguimiento respectivo, además del cierre de caso, ya sea esté confirmado o no concluyente. "El certificado de defunción será emitido por un profesional de la salud (médico) perteneciente al distrito de salud de residencia del fallecido".
 
Además, según el protocolo, solo se permitirá el acceso de dos familiares dentro del primer grado de consaguinidad y/o primer grado de afinidad para despedir el cadáver sin que haya contacto físico y solo se permitirá cinco minutos de estancia. El cadáver será envuelto en tela antifluidos y colocado en una bolsa sanitaria estandarizada biodegradable, la bolsa una vez que se encuentre cerrada se colocará con una cinta de seguridad para evitar posibles aperturas.
 
 
Este martes 24 de marzo, el Comité Nacional de Operaciones de Emergencia (COE) estableció que el Servicio Nacional de Medicina Legal, junto a las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, se encargarán del manejo de cadáveres. “Este protocolo ya estaba establecido. Se han realizado algunos ajustes correspondientes para dar una atención digna”, indicó Alexandra Ocles, titular del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (Sngre).
 
Ayer, el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, anunció también que se consiguió un acuerdo para la cremación de víctimas del COVID-19. Pues, no todas las familias de los fallecidos cuentan con los recursos para contratar los servicios exequiales de cremación, que estipula el protocolo. 
 
En caso de reportar una persona fallecida con sintomatología de Covid-19 se deberá contactar con el ECU911, evaluadores prehospitalarios y médicos coordinadores deberán interrogar a las personas que llaman y determinar la posibilidad de que la llamada se refiera a una persona con signos o síntomas de factores de riesgo para el virus. En caso de que la persona sin signos vitales tenga sospechas de la enfermedad se notificará a Vigilancia Epidemiológica.
 
Personal de ambulancia realizará la valoración inicial del paciente y se limitará el contacto en lo posible. En el protocolo se indica que se hará la notificación al Distrito de Salud de donde corresponde el fallecido y no se recomienda autopsia.
 
Vigilancia Epidemiológica realizará el levantamiento de contactos y el seguimiento respectivo, además del cierre de caso, ya sea esté confirmado o no concluyente. "El certificado de defunción será emitido por un profesional de la salud (médico) perteneciente al distrito de salud de residencia del fallecido".
 
Además, según el protocolo, solo se permitirá el acceso de dos familiares dentro del primer grado de consaguinidad y/o primer grado de afinidad para despedir el cadáver sin que haya contacto físico y solo se permitirá cinco minutos de estancia. El cadáver será envuelto en tela antifluidos y colocado en una bolsa sanitaria estandarizada biodegradable, la bolsa una vez que se encuentre cerrada se colocará con una cinta de seguridad para evitar posibles aperturas.