Ecuatorianos no confían en la gestión de CNE, según Cedatos

El 81% de las personas desconfía del organismo y el 85% de su presidenta, Diana Atamaint.

Los comicios presidenciales serán en marzo del próximo año. Foto: Archivo
25 Febrero, 2020, 11:46 am
Por: EFE 
La mayoría de ecuatorianos "no confía" en la gestión realizada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), ni en la de su titular, Diana Atamaint, con miras a los comicios presidenciales y legislativos de 2021, según una encuesta revelada este lunes por la firma Cedatos.
 
De acuerdo al sondeo de opinión, el 81 % dijo que "no confía" en la gestión realizada por el Consejo, mientras que el 85 % "no confía" en la de Atamaint.
 
El pasado 11 de febrero, Atamaint, advirtió de que peligra la realización de los comicios de 2021 si no se adquieren nuevos equipos para superar la "crítica" situación de la plataforma tecnológica del sistema electoral.
 
 
En una rueda de prensa, el CNE presentó entonces un informe técnico de la situación informática de su institución con miras a las elecciones previstas para febrero del próximo año, en el que mencionó la necesidad de comprar nuevos equipos debido a que unos ya están obsoletos, mientras que otros tienen muchos años de uso.
 
"Si no realizamos estas adquisiciones y este cambio de la parte técnica e informática, lamentablemente, no es que está en riesgo el proceso electoral, no se podrá realizar", advirtió Atamaint antes de señalar que la realidad "es crítica".
 
De acuerdo con Atamaint, "el 98 % de los servidores tienen más de ocho años de uso y han rebasado la vida útil".
 
 
En las elecciones de 2021 se designará al sucesor del actual mandatario, Lenín Moreno, y se renovará la Asamblea Nacional (Parlamento).
 
Sobre la posición frente a los comicios de 2021, Cedatos apuntó que el "alto desconocimiento" sobre el proceso electoral conduce a la "falta de interés" de la población en la política.
 
Solo el 31 % sabe que las elecciones serán el próximo año; el 69 % no sabe cuándo, cómo y qué se va a elegir, asevera.
 
"Los ecuatorianos apoyan la democracia, pero se sienten defraudados, desinformados y desconfiados ante la posibilidad de un fraude electoral", subraya.
 
Y apunta que "de no ser obligatorio, el 57 % afirma que no concurriría a las urnas. En 2016 este indicador fue del 53 %".
 
La mayoría de ecuatorianos "no confía" en la gestión realizada por el Consejo Nacional Electoral (CNE), ni en la de su titular, Diana Atamaint, con miras a los comicios presidenciales y legislativos de 2021, según una encuesta revelada este lunes por la firma Cedatos.
 
De acuerdo al sondeo de opinión, el 81 % dijo que "no confía" en la gestión realizada por el Consejo, mientras que el 85 % "no confía" en la de Atamaint.
 
El pasado 11 de febrero, Atamaint, advirtió de que peligra la realización de los comicios de 2021 si no se adquieren nuevos equipos para superar la "crítica" situación de la plataforma tecnológica del sistema electoral.
 
 
En una rueda de prensa, el CNE presentó entonces un informe técnico de la situación informática de su institución con miras a las elecciones previstas para febrero del próximo año, en el que mencionó la necesidad de comprar nuevos equipos debido a que unos ya están obsoletos, mientras que otros tienen muchos años de uso.
 
"Si no realizamos estas adquisiciones y este cambio de la parte técnica e informática, lamentablemente, no es que está en riesgo el proceso electoral, no se podrá realizar", advirtió Atamaint antes de señalar que la realidad "es crítica".
 
De acuerdo con Atamaint, "el 98 % de los servidores tienen más de ocho años de uso y han rebasado la vida útil".
 
 
En las elecciones de 2021 se designará al sucesor del actual mandatario, Lenín Moreno, y se renovará la Asamblea Nacional (Parlamento).
 
Sobre la posición frente a los comicios de 2021, Cedatos apuntó que el "alto desconocimiento" sobre el proceso electoral conduce a la "falta de interés" de la población en la política.
 
Solo el 31 % sabe que las elecciones serán el próximo año; el 69 % no sabe cuándo, cómo y qué se va a elegir, asevera.
 
"Los ecuatorianos apoyan la democracia, pero se sienten defraudados, desinformados y desconfiados ante la posibilidad de un fraude electoral", subraya.
 
Y apunta que "de no ser obligatorio, el 57 % afirma que no concurriría a las urnas. En 2016 este indicador fue del 53 %".