Oficial del Ejército se pronuncia sobre robo de explosivos en Cuenca

Material explosivo fue robado del destacamento militar de Cumbe.

En el centro, Santiago Almeida, comandante de la Tercera División del Ejército. Foto: captura de pantalla.
13 Diciembre, 2019, 10:56 pm
Por: Televistazo y Redacción 
El comandante de la Tercera División del Ejército, Santiago Almeida, se pronunció este viernes 13 de diciembre sobre el robo de material explosivo que ocurrió a inicios de esta semana en el interior del destacamento militar de Cumbe, parroquia rural de Cuenca.  
 
"La seguridad de la puerta de una de las bodegas en la cual se almacena material explosivo fue vulnerada. Una vez que se tuvo conocimiento del hecho se procedió a realizar la respectiva denuncia en la Fiscalía", explicó Almeida, quien hizo un recuento de los sucedido tras el robo. 
 
El oficial aseguró que la cantidad de material sustraído, que incluye pentolita, cápsulas y cordón detonantes, es "mínima". Esta versión se contrapone a lo dicho por el fiscal provincial, Leonardo Amoroso, quien había aseverado que era "bastante" lo robado. Ninguno de los dos ha especificado la cantidad.   
 
Almeida añadió que dentro del Ejército también se investiga lo sucedido con el fin de identificar "errores u omisiones" para tratar de hallar a los responsables.  
 
Hasta el momento se cree que en el atraco hubo colaboración de personas que conocían el funcionamiento del regimiento, y el propósito de los detonantes sería la explotación minera ilegal en Azuay. 
El comandante de la Tercera División del Ejército, Santiago Almeida, se pronunció este viernes 13 de diciembre sobre el robo de material explosivo que ocurrió a inicios de esta semana en el interior del destacamento militar de Cumbe, parroquia rural de Cuenca.  
 
"La seguridad de la puerta de una de las bodegas en la cual se almacena material explosivo fue vulnerada. Una vez que se tuvo conocimiento del hecho se procedió a realizar la respectiva denuncia en la Fiscalía", explicó Almeida, quien hizo un recuento de los sucedido tras el robo. 
 
El oficial aseguró que la cantidad de material sustraído, que incluye pentolita, cápsulas y cordón detonantes, es "mínima". Esta versión se contrapone a lo dicho por el fiscal provincial, Leonardo Amoroso, quien había aseverado que era "bastante" lo robado. Ninguno de los dos ha especificado la cantidad.   
 
Almeida añadió que dentro del Ejército también se investiga lo sucedido con el fin de identificar "errores u omisiones" para tratar de hallar a los responsables.  
 
Hasta el momento se cree que en el atraco hubo colaboración de personas que conocían el funcionamiento del regimiento, y el propósito de los detonantes sería la explotación minera ilegal en Azuay.