Dirigentes indígenas entregaron armas usadas en protestas

Se trata de armas tipo pistola marca EKOL y municiones de goma 9mm.

Se trata de armas tipo pistola marca EKOL y municiones de goma 9mm. Foto: María Paula Romo - Twitter
21 Octubre, 2019, 12:10 pm
Por: Redacción 
Este lunes 21 de octubre, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, reveló que el gobernador de Imbabura, Álvaro Castillo, junto con comandantes de la Policía Nacional, recibieron de manos de dirigentes indígenas armas que aparentemente habrían recibido durante las violentas jornadas de protesta contra el Gobierno. Se trata de armas tipo pistola marca EKOL y municiones de goma 9mm.

Por otro lado, esta mañana el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, reveló la existencia de grupos insurgentes en Ecuador. Su actuación se evidenció durante las violentas jornadas de protesta contra el Gobierno. Jarrín señaló que las Fuerzas Armadas tienen la orden de "afrontar" estas células irregulares.
 
El estallido de focos de violencia y vandalismo, de forma simultánea en varios puntos de Quito y en otras ciudades del país, llevó al Gobierno a asegurar en días anteriores que la protesta indígena y ciudadana en contra de las medidas económicas, fue aprovechada por el correísmo para implementar un plan desestabilizador, que según el canciller Valencia, tuvo ayuda del extranjero.
 
 
Este lunes 21 de octubre, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, reveló que el gobernador de Imbabura, Álvaro Castillo, junto con comandantes de la Policía Nacional, recibieron de manos de dirigentes indígenas armas que aparentemente habrían recibido durante las violentas jornadas de protesta contra el Gobierno. Se trata de armas tipo pistola marca EKOL y municiones de goma 9mm.

Por otro lado, esta mañana el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, reveló la existencia de grupos insurgentes en Ecuador. Su actuación se evidenció durante las violentas jornadas de protesta contra el Gobierno. Jarrín señaló que las Fuerzas Armadas tienen la orden de "afrontar" estas células irregulares.
 
El estallido de focos de violencia y vandalismo, de forma simultánea en varios puntos de Quito y en otras ciudades del país, llevó al Gobierno a asegurar en días anteriores que la protesta indígena y ciudadana en contra de las medidas económicas, fue aprovechada por el correísmo para implementar un plan desestabilizador, que según el canciller Valencia, tuvo ayuda del extranjero.
 
 
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS