Barco ecuatoriano abastece de gasolina a buques chinos

Flota pesquera china vuelve a poner en alerta a la Armada del Ecuador.

  • Embarcación ecuatoriana abastece de combustible a barcos chinos. Foto: Armada
  • Embarcación ecuatoriana abastece de combustible a barcos chinos. Foto: API
24 Abril, 2019, 1:26 pm
Por: Redacción 
Una gigantesca flota pesquera conformada por 245 buques chinos depreda la fauna marina a dos millas de la zona de protección de Galápagos. Llevan varios meses en faenas de pesca, sin que sea posible impedirlo.
 
 
 
 
 
La Armada Nacional pide que se impulse una ley internacional que prohíba estas actividades. El monitoreo detecta también que un buque de bandera ecuatoriana los abastece de combustible.
 
Una zona que atrae a las embarcaciones ya que desde marzo, abril y mayo, en este punto existe una gran afluencia de especies marinas, que llegan al archipiélago para poder alimentarse. 
 
El comandante general de la Armada, Darwin Jarrín Cisneros, indica que este año durante los sobrevuelos han detectado cómo las naves chinas se están abasteciendo de combustible a través de una embarcación ecuatoriana.
 
 
 
Pese a esto, Jarrín resalta que no se puede sancionar al barco petrolero María del Carmen IV, ya que sus operaciones han sido apegadas a la ley y en aguas internacionales. 
 
En el 2017, se capturó un buque chino con más de 6 toneladas de pesca entre tiburones y otras especies protegidas, en ese entonces la embarcación había ingresado a la Reserva de Galápagos, cometiendo un delito flagrante.
 
La autoridad asegura que los patrullajes de la Marina en esta zona se refuerza durante esta época, ya que logísticamente es imposible mantener el control en todo el año.
 
El comandante general señala la importancia de generar políticas para poder sancionar este tipo de acciones y contenerlas, por lo que presentará una propuesta a los países integrantes de convención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el derecho del mar, a través del canciller, para crear nuevas normas y evitar que se continúe depredando el ecosistema marino.
 
A través de un comunicado, la empresa ecuatoriana OCEANBAT S.A., aclaró que las operaciones del buque tanquero Maria del Carmen IV se enmarcan en un contrato de flete por tiempo con una compañía internacional, cuyo objeto principal es la carga y transporte de combustible para abastecer a su flota. El buque presentó toda la documentación requerida, previo al zarpe desde Ecuador hacia el extranjero.
 
El transporte de combustible, propiedad del contratante, es cargado en el puerto de Balboa, Panamá, y transportado hacia aguas internacionales, por lo tanto no se trata de combustible de origen ecuatoriano, ni subsidiado por el Gobierno Nacional, indica el comunicado.  
 
 
 

 

Una gigantesca flota pesquera conformada por 245 buques chinos depreda la fauna marina a dos millas de la zona de protección de Galápagos. Llevan varios meses en faenas de pesca, sin que sea posible impedirlo.
 
 
 
 
 
La Armada Nacional pide que se impulse una ley internacional que prohíba estas actividades. El monitoreo detecta también que un buque de bandera ecuatoriana los abastece de combustible.
 
Una zona que atrae a las embarcaciones ya que desde marzo, abril y mayo, en este punto existe una gran afluencia de especies marinas, que llegan al archipiélago para poder alimentarse. 
 
El comandante general de la Armada, Darwin Jarrín Cisneros, indica que este año durante los sobrevuelos han detectado cómo las naves chinas se están abasteciendo de combustible a través de una embarcación ecuatoriana.
 
 
 
Pese a esto, Jarrín resalta que no se puede sancionar al barco petrolero María del Carmen IV, ya que sus operaciones han sido apegadas a la ley y en aguas internacionales. 
 
En el 2017, se capturó un buque chino con más de 6 toneladas de pesca entre tiburones y otras especies protegidas, en ese entonces la embarcación había ingresado a la Reserva de Galápagos, cometiendo un delito flagrante.
 
La autoridad asegura que los patrullajes de la Marina en esta zona se refuerza durante esta época, ya que logísticamente es imposible mantener el control en todo el año.
 
El comandante general señala la importancia de generar políticas para poder sancionar este tipo de acciones y contenerlas, por lo que presentará una propuesta a los países integrantes de convención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el derecho del mar, a través del canciller, para crear nuevas normas y evitar que se continúe depredando el ecosistema marino.
 
A través de un comunicado, la empresa ecuatoriana OCEANBAT S.A., aclaró que las operaciones del buque tanquero Maria del Carmen IV se enmarcan en un contrato de flete por tiempo con una compañía internacional, cuyo objeto principal es la carga y transporte de combustible para abastecer a su flota. El buque presentó toda la documentación requerida, previo al zarpe desde Ecuador hacia el extranjero.
 
El transporte de combustible, propiedad del contratante, es cargado en el puerto de Balboa, Panamá, y transportado hacia aguas internacionales, por lo tanto no se trata de combustible de origen ecuatoriano, ni subsidiado por el Gobierno Nacional, indica el comunicado.  
 
 
 

 

SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
Le puede interesar
SUSCRÍBETE a Ecuavisa.com
SUSCRÍBETE
Recibe un correo semanal de los acontecimientos más importantes a nivel nacional e internacional.
TEMAS RELACIONADOS