261 viajes sin autorización realizaron aviones estatales en gobierno de Correa

Los desplazamientos no tuvieron autorización de la secretaría de la presidencia.

Contraloría: viajes sin autorización en gobierno anterior. Foto: Archivo
26 Noviembre, 2018, 2:35 pm
Por: Redacción 
Entre enero del 2012 y mayo del 2017, durante la presidencia de Rafael Correa, ahora prófugo de la justicia, se usaron los aviones presidenciales Legacy 600 y Falcon 7X, los de Tame y uno de Petroamazonas para realizar 261 viajes internacionales. 
 
La Contraloría General del Estado investigó estos vuelos y sacó ya conclusiones preliminares. Los desplazamientos no tuvieron autorización de la secretaría de la presidencia y se desconoce si fueron para misiones oficiales. El costo asciende a 13 millones 500 mil de dólares.
 
 
Tame voló al exterior en 24 ocasiones y el avión de Petroamazonas salió del país 12 veces en comitivas oficiales, en casi todos los casos, los aviones se movieron sin las autorizaciones necesarias. 
 
Entre todos los vuelos reportados, 24 llegaron a países considerados paraísos fiscales. En 12 de ellos no hubo manifiesto o lista de pasajeros y en todos los casos no se registró los equipajes.
 
Entre los casos que más llaman la atención están los vuelos que Rafael Correa realizó a Bolivia en julio del 2012 y octubre del 2013, otro a Venezuela en julio del 2013 y uno a Perú en octubre de ese mismo año, la presidencia desplazó a estos viajes el avión Legacy y también el de Petroecuador. El avión presidencial con capacidad para 14 pasajeros voló con 13 asientos libres, mientras que el avión de Petroeacuador, que puede transportar 62 pasajeros, contó con 50 asientos disponibles.
 
 
 
Pero un caso más llamativo es el del viaje a Perú en noviembre del 2012. En esa ocasión se movilizó el avión Legacy, un avión de Tame y el de Petroamazonas. En total hubo 208 asientos vacíos.
 
Fabricio Villamar fue quien pidió la investigación sobre el uso de las aeronaves presidenciales. Aseguró que se abusó de los aviones en los desplazamientos oficiales: "Por qué no se presentaron los manifiestos de carga, por qué no se presentaron las necesidades de desplazamiento, por qué no se presentaron el número de viajeros y las razones por las que se desplazaron los aviones y tienen que presentarlos, si no lo hacen se van a generar responsabilidades administrativas, sino civiles o penales".
 
Pero el expresidente Correa se anticipó a las acusaciones, y a través de su cuenta de Twitter respondió:  "Ya viene la nueva canallada y cortina de humo: los aviones presidenciales. Contraloría está armando el muñeco de supuestos viajes a "paraísos fiscales", sin lista completa de pasajeros ni "peso exacto" del equipaje.realmente ya no saben qué inventar", escribió.
 
La Contraloría está por cerrar su investigación y en los próximos días leería el borrador con los resultados de su auditoría.

 

Entre enero del 2012 y mayo del 2017, durante la presidencia de Rafael Correa, ahora prófugo de la justicia, se usaron los aviones presidenciales Legacy 600 y Falcon 7X, los de Tame y uno de Petroamazonas para realizar 261 viajes internacionales. 
 
La Contraloría General del Estado investigó estos vuelos y sacó ya conclusiones preliminares. Los desplazamientos no tuvieron autorización de la secretaría de la presidencia y se desconoce si fueron para misiones oficiales. El costo asciende a 13 millones 500 mil de dólares.
 
 
Tame voló al exterior en 24 ocasiones y el avión de Petroamazonas salió del país 12 veces en comitivas oficiales, en casi todos los casos, los aviones se movieron sin las autorizaciones necesarias. 
 
Entre todos los vuelos reportados, 24 llegaron a países considerados paraísos fiscales. En 12 de ellos no hubo manifiesto o lista de pasajeros y en todos los casos no se registró los equipajes.
 
Entre los casos que más llaman la atención están los vuelos que Rafael Correa realizó a Bolivia en julio del 2012 y octubre del 2013, otro a Venezuela en julio del 2013 y uno a Perú en octubre de ese mismo año, la presidencia desplazó a estos viajes el avión Legacy y también el de Petroecuador. El avión presidencial con capacidad para 14 pasajeros voló con 13 asientos libres, mientras que el avión de Petroeacuador, que puede transportar 62 pasajeros, contó con 50 asientos disponibles.
 
 
 
Pero un caso más llamativo es el del viaje a Perú en noviembre del 2012. En esa ocasión se movilizó el avión Legacy, un avión de Tame y el de Petroamazonas. En total hubo 208 asientos vacíos.
 
Fabricio Villamar fue quien pidió la investigación sobre el uso de las aeronaves presidenciales. Aseguró que se abusó de los aviones en los desplazamientos oficiales: "Por qué no se presentaron los manifiestos de carga, por qué no se presentaron las necesidades de desplazamiento, por qué no se presentaron el número de viajeros y las razones por las que se desplazaron los aviones y tienen que presentarlos, si no lo hacen se van a generar responsabilidades administrativas, sino civiles o penales".
 
Pero el expresidente Correa se anticipó a las acusaciones, y a través de su cuenta de Twitter respondió:  "Ya viene la nueva canallada y cortina de humo: los aviones presidenciales. Contraloría está armando el muñeco de supuestos viajes a "paraísos fiscales", sin lista completa de pasajeros ni "peso exacto" del equipaje.realmente ya no saben qué inventar", escribió.
 
La Contraloría está por cerrar su investigación y en los próximos días leería el borrador con los resultados de su auditoría.

 

Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS