El drama de los venezolanos en la frontera entre Ecuador y Perú

Segundo reportaje de la serie "Tráfico de Migrantes en la Frontera Sur"

Venezolanos caminan, sin dinero, para llegar a su destino
19 Julio, 2018, 6:34 pm
Por: Redacción 

La migración venezolana ha desatado una crisis a nivel continental. Muchos de ellos, sin papeles ni dinero, terminan víctimas de los "coyoteros", personas que manejan redes ilegales de explotación y tráfico de personas en las fronteras. 

En el segundo reportaje de la serie "Tráfico de Migrantes en la Frontera Sur", Ecuavisa cuenta la historia de venezolanos de a pie que han decidido caminar, casi eternamente, hasta llegar a su destino.

 

"Es mejor llegar sano, llegar tranquilo y llegar legalmente. Tuve que dejar todo para poder ayudar a la famila", relató uno de ellos.

Cuando son convencidos, deben pagarle a los coyoteros entre 100 y 200$ para llegar a Chile o Brasil, pero son abandonados en ciudades peruanas como Tumbes.
 
 
"Es palpable que llegan acá y están desorientados. No saben qué hacer", relató un oficial de la policía ecuatoriana a Ecuavisa.
 
Muchos aspiran regresar. Entre tanto, le cantan a su natal Venezuela.
 
 
Redacción

La migración venezolana ha desatado una crisis a nivel continental. Muchos de ellos, sin papeles ni dinero, terminan víctimas de los "coyoteros", personas que manejan redes ilegales de explotación y tráfico de personas en las fronteras. 

En el segundo reportaje de la serie "Tráfico de Migrantes en la Frontera Sur", Ecuavisa cuenta la historia de venezolanos de a pie que han decidido caminar, casi eternamente, hasta llegar a su destino.

 

"Es mejor llegar sano, llegar tranquilo y llegar legalmente. Tuve que dejar todo para poder ayudar a la famila", relató uno de ellos.

Cuando son convencidos, deben pagarle a los coyoteros entre 100 y 200$ para llegar a Chile o Brasil, pero son abandonados en ciudades peruanas como Tumbes.
 
 
"Es palpable que llegan acá y están desorientados. No saben qué hacer", relató un oficial de la policía ecuatoriana a Ecuavisa.
 
Muchos aspiran regresar. Entre tanto, le cantan a su natal Venezuela.