Inicio ·Noticias · Artículo

Ministerio de Educación promete resolver hasta el último problema de asignación de cupos

Redacción

gpinasco

|

Viernes 30 de Agosto de 2013 - 16:01
compártelo
A tres días del inicio de clases en la Amazonía y Sierra, los problemas por la asignación de cupos persisten. 
 
En el distrito de Pomasqui, por ejemplo, al norte de la Quito, se acercaron desde temprano cientos de padres de familia que buscan que una solución a sus problemas, ya sea porque no están conformes con la institución que ha sido asignada a sus hijos, o porque todavía no logran conseguir un espacio.
 
“Me dieron un cupo para mi hijo recién en el colegio del 'Patrimonio de la Humanidad' y resulta que voy en la mañana a averiguar los trámites que necesito, y me dicen que no consta y me mandan otra vez acá. Entonces me tienen de lado a lado sin saber a dónde va mi hijo y ya entran a clases y no tengo nada”, comenta Paola Gutiérrez.
 
María Eugenia Soto, otra madre de familia, considera que el sistema anterior funcionaba mejor: “Para que nos tengan, imagínese, desde agosto acá y que aún no se arregla, mejor que quede como antes que teníamos que madrugar y aunque sea de esa manera se encontraba un cupo o algo”.
 
El delegado del Ministerio de Educación, Francisco Hernández, confirmó que hoy se han atendido a más de 800 casos y aseguró que se quedarán hasta resolver todos los problemas de los padres. 
 
“Estamos desde las seis y cuarto de la mañana... (Nos quedaremos) hasta que tratemos de asignar el último cupo a la última persona que llegue”, dijo Hernández y añadió que trabajarán este sábado de ser necesario.
 
El Ministerio de Educación anticipó que los planteles educativos fueron asignados de acuerdo a los distritos. En Quito hay nueve y dentro de estos se encuentran las parroquias y barrios. Es por eso que las escuelas y colegios no quedan tan cerca de los hogares de los estudiantes, así estén en el mismo distrito.
 

A tres días del inicio de clases en la Amazonía y Sierra, los problemas por la asignación de cupos persisten. 

 

En el distrito de Pomasqui, por ejemplo, al norte de la Quito, se acercaron desde temprano cientos de padres de familia que buscan que una solución a sus problemas, ya sea porque no están conformes con la institución que ha sido asignada a sus hijos, o porque todavía no logran conseguir un espacio.

 

“Me dieron un cupo para mi hijo recién en el colegio del 'Patrimonio de la Humanidad' y resulta que voy en la mañana a averiguar los trámites que necesito, y me dicen que no consta y me mandan otra vez acá. Entonces me tienen de lado a lado sin saber a dónde va mi hijo y ya entran a clases y no tengo nada”, comenta Paola Gutiérrez.

 

María Eugenia Soto, otra madre de familia, considera que el sistema anterior funcionaba mejor: “Para que nos tengan, imagínese, desde agosto acá y que aún no se arregla, mejor que quede como antes que teníamos que madrugar y aunque sea de esa manera se encontraba un cupo o algo”.

 

El delegado del Ministerio de Educación, Francisco Hernández, confirmó que hoy se han atendido a más de 800 casos y aseguró que se quedarán hasta resolver todos los problemas de los padres. 

 

“Estamos desde las seis y cuarto de la mañana... (Nos quedaremos) hasta que tratemos de asignar el último cupo a la última persona que llegue”, dijo Hernández y añadió que trabajarán este sábado de ser necesario.

 

El Ministerio de Educación anticipó que los planteles educativos fueron asignados de acuerdo a los distritos. En Quito hay nueve y dentro de estos se encuentran las parroquias y barrios. Es por eso que las escuelas y colegios no quedan tan cerca de los hogares de los estudiantes, así estén en el mismo distrito.

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos