Inicio ·Noticias · Artículo

Designan interventora para proceso en UE de Guayaquil

Redacción

arivera

|

Domingo 20 de Mayo de 2018 - 10:01
compártelo
  • Padres de Brithany Nicol Morán Samaniego, quien murió tras un episodio de acoso escolar. Foto: API
Padres de Brithany Nicol Morán Samaniego, quien murió tras un episodio de acoso escolar. Foto: API
Blanca Alvarado, magíster en Auditoría Educativa, fue designada como interventora de la escuela ubicada en el sur de Guayaquil, luego de que una estudiante, Brithany Nicol Morán Samaniego, de 11 años, falleciera tras ser víctima de acoso escolar por otros compañeros de aula. Este desición se cumple en el marco del plan anunciado por Érika Laínez, subsecretaria de Educación de la zona 8.
 
La intervención integral contempla una auditoría interna que incluye el inicio de sumarios administrativos por negligencia a todas las autoridades del plantel (rector, vicerrector, docentes implicados, inspector general y profesionales del Departamento de Consejería Estudiantil DECE) así́ como su separación inmediata de la institución.
 
Respecto a los 5 estudiantes implicados se determinó una sanción disciplinaria según los artículos 330 y 331 sobre Faltas Graves, establecidas en la Ley Orgánica de Educación Intercultural y Reglamento General (LOEI). Por el momento, los involucrados reciben clases asistidas y se evalúa su traslado a otro establecimiento.
 
Blanca Alvarado, quien queda al mando del plantel educativo, indicó que su "compromiso es lograr que nuestros niños y jóvenes tengan un proyecto de vida que les permita crecer como personas y transformar su entorno social y familiar". 
 
La intervención también contempla la revisión de la infraestructura y no suspende el funcionamiento del establecimiento educativo
 
El fiscal que lleva el caso, de la Unidad Especializada en Personas y Garantías, César Peña Morán, reveló a medios locales que el padre de Brithany entregó una carta escrita por los alumnos del 8-B y que revela detalles de la agresión que derivó en la muerte de la menor.
 
El “juego” fue liderado por una de las compañeras de Brithany, quien llevó la soga que usaron para amarrarla. En el escrito, se describe que dicha alumna “participó en todo” e involucra a dos niñas más, quienes también participaron en los hechos “desde el principio”. Las tres niñas “jalaron a un niño para que forme parte y él también lo hizo”. Otra niña fue llamada a intervenir, pero estando ahí también la empezaron a “jalonear” junto con la víctima. Finalmente, en la carta mencionan que la última menor ayudó a la hoy fallecida “a soltarse” de sus ataduras.
 
 

Blanca Alvarado, magíster en Auditoría Educativa, fue designada como interventora de la escuela ubicada en el sur de Guayaquil, luego de que una estudiante, Brithany Nicol Morán Samaniego, de 11 años, falleciera tras ser víctima de acoso escolar por otros compañeros de aula. Este desición se cumple en el marco del plan anunciado por Érika Laínez, subsecretaria de Educación de la zona 8.

 

La intervención integral contempla una auditoría interna que incluye el inicio de sumarios administrativos por negligencia a todas las autoridades del plantel (rector, vicerrector, docentes implicados, inspector general y profesionales del Departamento de Consejería Estudiantil DECE) así́ como su separación inmediata de la institución.

 

Respecto a los 5 estudiantes implicados se determinó una sanción disciplinaria según los artículos 330 y 331 sobre Faltas Graves, establecidas en la Ley Orgánica de Educación Intercultural y Reglamento General (LOEI). Por el momento, los involucrados reciben clases asistidas y se evalúa su traslado a otro establecimiento.

 

Blanca Alvarado, quien queda al mando del plantel educativo, indicó que su "compromiso es lograr que nuestros niños y jóvenes tengan un proyecto de vida que les permita crecer como personas y transformar su entorno social y familiar". 

 

La intervención también contempla la revisión de la infraestructura y no suspende el funcionamiento del establecimiento educativo

 

El fiscal que lleva el caso, de la Unidad Especializada en Personas y Garantías, César Peña Morán, reveló a medios locales que el padre de Brithany entregó una carta escrita por los alumnos del 8-B y que revela detalles de la agresión que derivó en la muerte de la menor.

 

El “juego” fue liderado por una de las compañeras de Brithany, quien llevó la soga que usaron para amarrarla. En el escrito, se describe que dicha alumna “participó en todo” e involucra a dos niñas más, quienes también participaron en los hechos “desde el principio”. Las tres niñas “jalaron a un niño para que forme parte y él también lo hizo”. Otra niña fue llamada a intervenir, pero estando ahí también la empezaron a “jalonear” junto con la víctima. Finalmente, en la carta mencionan que la última menor ayudó a la hoy fallecida “a soltarse” de sus ataduras.

 

LEA TAMBIÉN: Rector del colegio no rindió versión en caso de Brithany

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos