Prisión preventiva para Álex Bravo por tráfico de influencias

La jueza resolvió 90 días de prisión preventiva y bloqueo de cuentas del acusado.

La jueza resolvió 90 días de prisión preventiva y bloqueo de cuentas del acusado. Foto: API
17 Mayo, 2016, 6:10 am
Por: Redacción 
La jueza de garantías penales, Fátima Yundo Vega, ordenó 90 días de prisión preventiva para el exgerente de Petroecuador, Álex Bravo, procesado por tráfico de influencias. La noche del 16 de mayo se instaló la audiencia de formulación de cargos, que duró aproximadamente dos horas con treinta minutos, en Quito.
 
El fiscal Franklin Bravo reveló que, según las indagaciones realizadas por la Fiscalía, el exfuncionario habría otorgado contratos a tres empresas privadas que pertenecerían a sus familiares. La jueza también resolvió prohibición de enajenar bienes y bloqueo de cuentas del acusado.
 
Durante la mañana del 16 de mayo, equipos de élite de la Policía realizaron un allanamiento en el domicilio del exgerente, ubicado en el sector de Tumbaco.
 
Los uniformados incautaron documentos, seis teléfonos celulares, una tablet y una computadora portátil que serán analizados para verificar el contenido de información referente al caso que se investiga.
 
Bravo se desempeñó como titular de la estatal petrolera hasta abril de 2016. El exfuncionario aceptó que en 2014 una de sus empresas, Girbra, se vinculó con una compañía que luego mantuvo contratos con Petroecuador, pero niega haberse beneficiado.
Luisa Carrera
La jueza de garantías penales, Fátima Yundo Vega, ordenó 90 días de prisión preventiva para el exgerente de Petroecuador, Álex Bravo, procesado por tráfico de influencias. La noche del 16 de mayo se instaló la audiencia de formulación de cargos, que duró aproximadamente dos horas con treinta minutos, en Quito.
 
El fiscal Franklin Bravo reveló que, según las indagaciones realizadas por la Fiscalía, el exfuncionario habría otorgado contratos a tres empresas privadas que pertenecerían a sus familiares. La jueza también resolvió prohibición de enajenar bienes y bloqueo de cuentas del acusado.
 
Durante la mañana del 16 de mayo, equipos de élite de la Policía realizaron un allanamiento en el domicilio del exgerente, ubicado en el sector de Tumbaco.
 
Los uniformados incautaron documentos, seis teléfonos celulares, una tablet y una computadora portátil que serán analizados para verificar el contenido de información referente al caso que se investiga.
 
Bravo se desempeñó como titular de la estatal petrolera hasta abril de 2016. El exfuncionario aceptó que en 2014 una de sus empresas, Girbra, se vinculó con una compañía que luego mantuvo contratos con Petroecuador, pero niega haberse beneficiado.