El mundo recuerda 30 años de la caída del Muro de Berlín

Durante 28 años, más de 1.300 personas murieron por cruzar la estructura en Alemania.

  • Durante 28 años, más de 1.300 personas murieron por cruzar la estructura en Alemania. Foto: Archivo AFP
  • Foto del 11 de noviembre de 1989 que muestra a berlineses del este celebrando la caìda del Muro de Berlín. Foto: AFP
  • Personas fotografían imágenes históricas del Muro de Berlín en la capital alemana. Foto: AP
9 Noviembre, 2019, 7:00 am
Por: Redacción 
Uno de los momentos históricos más importantes del siglo XX. Así se podría describir brevemente a la caída del Muro de Berlín, un 9 de noviembre de 1989. La construcción dividió a Berlín, la capital de Alemania, en 2 partes por 28 años. 
 
Como todo hecho histórico, esto tiene un principio. Con el fin de la II Guerra Mundial y la consecuente división de Alemania, Berlín también quedó dividida en 4 sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. 
 
 
Y surgieron las malas relaciones entre los comunistas y los aliados, divergencias que se fueron acrecentando hasta llegar a tener 2 Alemanias. En 1949, los tres sectores occidentales pasaron a denominarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se llamó República Democrática Alemana (RDA). Con esto, Berlín quedó dividida y se crearon 81 puntos de paso entre las dos zonas.
 
La RDA se percató de la pérdida de población que sufría. La alicaída economía soviética y la boyante economía de Berlín occidental provocaron que hasta 1961 unos 3 millones de personas dejaran la Alemania Oriental para entrar a la Alemania Occidental. 
 
 

 
FOTO: AP
 
 
Con estos antecedentes, llegó la noche que lo cambiaría todo. El 12 de agosto de 1961 la RDA levanta un muro provisional y cierra 69 puntos de control; solo 12 quedan abiertos. Al día siguiente, se colocó una alambrada de 155 kilómetros para separar a la capital en 2 partes. Nadie podía cruzar.
 
 
Esto solo sería el inicio. En los siguientes días comenzaron a construir un muro de ladrillo. Muchos intentaron escapar y lo hicieron. Pero esta construcción fue aumentando para fortificar la seguridad. Algo que incluyó la “franja de la muerte”.
 
Esta acompañaba al muro y estaba conformada por un foso, una alambrada, una carretera por la que circulaban vehículos militares, armas automáticas y patrullas acompañadas por perros las 24 horas. Para 1975, en 43 kilómetros del muro regía la “franja de la muerte”; el resto estaba protegido por vallas. 
 
 
 
 
La caída
 
Uno de los hechos que impulsó la caída del muro fue la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en 1989. Para esa fecha, alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las embajadas de la República Federal Alemana. Este hecho motivó enormes manifestaciones en la Alexanderplatz de Berlín Este. La marcha fue una de las más contundentes en la historia de Alemania Oriental y es conocida como un factor clave en la caída de la república socialista.
 
 
 
 
Pero como en todo acontecimiento existe un hecho anecdótico, la caída del Muro de Berlín también tuvo uno. Según una publicación del diario español El País, en 2009, un error burocrático fue el responsable del precipitado fin de la guerra fría. “El 9 de noviembre de 1989, en una conferencia de prensa emitida en directo, el portavoz del Politburó de la RDA, Günter Schabowski, leía un comunicado de sus superiores sin conocer el contenido. Ante los atentos ojos del mundo entero, se veía obligado a interpretar improvisadamente el contenido de la nota: 'Se podrá viajar fuera de la RDA sin condiciones previas...', declaró. Entonces, Peter Brinkmann, periodista del Bild Zeitung, gritó: '¿Cuándo?'. 'Según entiendo yo... inmediatamente', contestó el dirigente”.
 
 
Según la agencia de noticias Europa Press, Schabowski cometió un error, pues la medida debía entrar en vigor a partir del día siguiente. La noticia corrió por agencias, radios y televisiones de Berlín occidental y luego por el resto del mundo. 
 
Los berlineses del este no creían lo que estaban viviendo, pero no tardaron en salir a la calle ante la incredulidad de los guardias fronterizos.
 
 
Ese 9 de noviembre de 1989, miles se agolparon en los puntos de control para poder cruzar al otro lado y terminó generándose un éxodo masivo.
 
Los berlineses del oeste recibían con entusiasmo a los que llegaban del este. Algunos berlineses occidentales empezaron a demoler la estructura con martillos, picos o cinceles.
 
 
 
 
Durante la madrugada del 10 de noviembre, la cantidad de gente era impresionante y la policía del este ya colaboraba en derribar la Cortina de Hierro. “Los dirigentes de las 'dos Alemanias' proclamaban sus deseos de una nación unida y lo que quedaba de año y el siguiente trabajaron para que esos deseos se tornaran realidad”, menciona el artículo de la agencia Europa Press. 
 
Durante 28 años, una gran estructura de 156 kilómetros, casi dos metros de altura, 700.000 toneladas de acero, torres de vigilancia y trampas mortales, dividió Berlín en dos mitades y a Alemania en dos Estados.
 
En casi 3 décadas, el "Muro de la Vergüenza", como también se lo conoció, se cobró la vida de más de 1.300 personas. 75.000 fueron encarceladas por intentar fugarse a través de la estructura. 
 
 
En otro hecho anecdótico relacionado con esta fecha aparece el nombre de David Hasselhoff, el recordado Michael Knight del “Auto fantástico” o uno de los salvavidas de “Baywatch”. Todo gracias a una canción que por aquel 9 de noviembre era un hit: "Looking For Freedom". 
 
"La gente venía a mí y me agradecía la caída del Muro de Berlín y yo pensaba: 'Deben estar de broma'", afirmó. "Que el Muro cayera no fue mérito mío. Yo solo fui un tipo que cantó una canción sobre la libertad", aseguraba en una entrevista con la agencia de noticias DPA en octubre de 2014. 
 
Hasselhoff cantó la canción "Looking For Freedom" en las fiestas de fin de año de 1989 a 1990 en el muro y se mantuvo en lo más alto de la lista de éxitos musicales alemanes durante semanas. "Repartí trozos del Muro entre el equipo de 'Baywatch'", aseguró. 
 
Uno de los momentos históricos más importantes del siglo XX. Así se podría describir brevemente a la caída del Muro de Berlín, un 9 de noviembre de 1989. La construcción dividió a Berlín, la capital de Alemania, en 2 partes por 28 años. 
 
Como todo hecho histórico, esto tiene un principio. Con el fin de la II Guerra Mundial y la consecuente división de Alemania, Berlín también quedó dividida en 4 sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. 
 
 
Y surgieron las malas relaciones entre los comunistas y los aliados, divergencias que se fueron acrecentando hasta llegar a tener 2 Alemanias. En 1949, los tres sectores occidentales pasaron a denominarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se llamó República Democrática Alemana (RDA). Con esto, Berlín quedó dividida y se crearon 81 puntos de paso entre las dos zonas.
 
La RDA se percató de la pérdida de población que sufría. La alicaída economía soviética y la boyante economía de Berlín occidental provocaron que hasta 1961 unos 3 millones de personas dejaran la Alemania Oriental para entrar a la Alemania Occidental. 
 
 
 
FOTO: AP
 
 
Con estos antecedentes, llegó la noche que lo cambiaría todo. El 12 de agosto de 1961 la RDA levanta un muro provisional y cierra 69 puntos de control; solo 12 quedan abiertos. Al día siguiente, se colocó una alambrada de 155 kilómetros para separar a la capital en 2 partes. Nadie podía cruzar.
 
 
Esto solo sería el inicio. En los siguientes días comenzaron a construir un muro de ladrillo. Muchos intentaron escapar y lo hicieron. Pero esta construcción fue aumentando para fortificar la seguridad. Algo que incluyó la “franja de la muerte”.
 
Esta acompañaba al muro y estaba conformada por un foso, una alambrada, una carretera por la que circulaban vehículos militares, armas automáticas y patrullas acompañadas por perros las 24 horas. Para 1975, en 43 kilómetros del muro regía la “franja de la muerte”; el resto estaba protegido por vallas. 
 
 
 
 
La caída
 
Uno de los hechos que impulsó la caída del muro fue la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en 1989. Para esa fecha, alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las embajadas de la República Federal Alemana. Este hecho motivó enormes manifestaciones en la Alexanderplatz de Berlín Este. La marcha fue una de las más contundentes en la historia de Alemania Oriental y es conocida como un factor clave en la caída de la república socialista.
 
 
 
 
Pero como en todo acontecimiento existe un hecho anecdótico, la caída del Muro de Berlín también tuvo uno. Según una publicación del diario español El País, en 2009, un error burocrático fue el responsable del precipitado fin de la guerra fría. “El 9 de noviembre de 1989, en una conferencia de prensa emitida en directo, el portavoz del Politburó de la RDA, Günter Schabowski, leía un comunicado de sus superiores sin conocer el contenido. Ante los atentos ojos del mundo entero, se veía obligado a interpretar improvisadamente el contenido de la nota: 'Se podrá viajar fuera de la RDA sin condiciones previas...', declaró. Entonces, Peter Brinkmann, periodista del Bild Zeitung, gritó: '¿Cuándo?'. 'Según entiendo yo... inmediatamente', contestó el dirigente”.
 
 
Según la agencia de noticias Europa Press, Schabowski cometió un error, pues la medida debía entrar en vigor a partir del día siguiente. La noticia corrió por agencias, radios y televisiones de Berlín occidental y luego por el resto del mundo. 
 
Los berlineses del este no creían lo que estaban viviendo, pero no tardaron en salir a la calle ante la incredulidad de los guardias fronterizos.
 
 
Ese 9 de noviembre de 1989, miles se agolparon en los puntos de control para poder cruzar al otro lado y terminó generándose un éxodo masivo.
 
Los berlineses del oeste recibían con entusiasmo a los que llegaban del este. Algunos berlineses occidentales empezaron a demoler la estructura con martillos, picos o cinceles.
 
 
 
 
Durante la madrugada del 10 de noviembre, la cantidad de gente era impresionante y la policía del este ya colaboraba en derribar la Cortina de Hierro. “Los dirigentes de las 'dos Alemanias' proclamaban sus deseos de una nación unida y lo que quedaba de año y el siguiente trabajaron para que esos deseos se tornaran realidad”, menciona el artículo de la agencia Europa Press. 
 
Durante 28 años, una gran estructura de 156 kilómetros, casi dos metros de altura, 700.000 toneladas de acero, torres de vigilancia y trampas mortales, dividió Berlín en dos mitades y a Alemania en dos Estados.
 
En casi 3 décadas, el "Muro de la Vergüenza", como también se lo conoció, se cobró la vida de más de 1.300 personas. 75.000 fueron encarceladas por intentar fugarse a través de la estructura. 
 
 
En otro hecho anecdótico relacionado con esta fecha aparece el nombre de David Hasselhoff, el recordado Michael Knight del “Auto fantástico” o uno de los salvavidas de “Baywatch”. Todo gracias a una canción que por aquel 9 de noviembre era un hit: "Looking For Freedom". 
 
"La gente venía a mí y me agradecía la caída del Muro de Berlín y yo pensaba: 'Deben estar de broma'", afirmó. "Que el Muro cayera no fue mérito mío. Yo solo fui un tipo que cantó una canción sobre la libertad", aseguraba en una entrevista con la agencia de noticias DPA en octubre de 2014. 
 
Hasselhoff cantó la canción "Looking For Freedom" en las fiestas de fin de año de 1989 a 1990 en el muro y se mantuvo en lo más alto de la lista de éxitos musicales alemanes durante semanas. "Repartí trozos del Muro entre el equipo de 'Baywatch'", aseguró. 
 
Le puede interesar

NOTICIAS DESTACADAS