Las reacciones que desata el dictamen de la ONU sobre el caso Assange

RSF celebra decisión mientras que Reino Unido y Suecia dicen que "no cambia nada".

RSF celebra decisión mientras que Reino Unido y Suecia dicen que "no cambia nada". Foto: EFE
5 Febrero, 2016, 6:15 am
Por: Redacción 
RSF celebra las conclusiones de la ONU 
Reporteros Sin Fronteras (RSF) celebró este 5 de febrero el dictamen difundido por un panel de la ONU, que califica de arbitraria la detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y pidió al Reino Unido y a Suecia que acaben con ella.
 
El panel reclamó también que se respete la integridad física y libertad de movimiento de Assange y que se reconozca su derecho a una compensación por los daños sufridos desde su arresto.
 
"Solicitamos claramente a las autoridades británicas y suecas que escuchen su mensaje, aunque sea para no debilitar el trabajo de ese grupo, que se dedica a los horrores cometidos en países déspotas", señaló en un comunicado el secretario general de RSF, Christophe Deloire.
 
La ONG recordó que desde el inicio de su confinamiento en la embajada ecuatoriana de Londres, la organización siempre ha denunciado que el proceso emprendido contra Assange en Suecia por delitos sexuales no es más que un preludio para ser extraditado a Estados Unidos para responder por las filtraciones de WikiLeaks.
 
"En ausencia de garantías, la perspectiva de que sea reenviado contra su voluntad ante la Justicia estadounidense (...) es un riesgo importante para su persona y en general para la libertad de expresión", añadió.
 
RSF solicitó por ello a Estados Unidos que los derechos contemplados en la primera enmienda de la Constitución estadounidense, que protege los derechos a la libertad de religión y de expresión, se apliquen a Wikileaks y a su fundador.
 
Reino Unido: Opinión de la ONU "no cambia nada"
 
El Reino Unido considera que la opinión del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias sobre el caso de Julian Assange "no cambia nada", afirmó el Ministerio británico de Exteriores.
 
La Policía Metropolitana de Londres indicó que hará "el esfuerzo" que sea necesario por arrestarle si sale de la embajada.
 
"Esto no cambia nada. Rechazamos completamente cualquier afirmación de que Julian Assange es víctima de una detención arbitraria. El Reino Unido ya había dejado claro a la ONU que no asumiría la opinión del grupo de trabajo", dijo un portavoz del ministerio de Exteriores.
 
La fuente agregó que el fundador de WikiLeaks "nunca fue detenido de manera arbitraria en el Reino Unido. La opinión del Grupo de Trabajo de la ONU ignora los hechos y las protecciones bien reconocidas del sistema legal británico".
 
El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, calificó de "ridícula" la opinión del grupo de la ONU e insistió en que Julian Assange es un "fugitivo de la Justicia".
 
"Yo rechazo la decisión de este grupo de trabajo. Es un grupo formado por personas legas y no abogados. Julian Assange es un fugitivo de la Justicia. Se esconde de la Justicia en la embajada de Ecuador. Puede salir cuando quiera, pero tendrá que afrontar la Justicia en Suecia", agregó.
 
El portavoz del 'Foreign Office' agregó que aún está en vigor una orden europea de arresto, por lo que el Reino Unido -dijo- tiene la "obligación legal de extraditarle a Suecia".
 
"Nos sentimos profundamente frustrados de que se permita continuar con esta situación inaceptable. Ecuador debe abordar (esto) de buena fe con Suecia para que esto llegue a su fin", subrayó el portavoz de Exteriores, y agregó que continúa tratando este asunto con las autoridades de Quito.
 
El Gobierno sueco también rechazó hoy el dictamen difundido por la ONU"El señor Assange ha elegido, de forma voluntaria, estar en la embajada ecuatoriana, y las autoridades suecas no tienen ningún control sobre su decisión de estar allí", consta en una respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores sueco enviada al Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU.
Fuente: agencias
RSF celebra las conclusiones de la ONU 
Reporteros Sin Fronteras (RSF) celebró este 5 de febrero el dictamen difundido por un panel de la ONU, que califica de arbitraria la detención del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, y pidió al Reino Unido y a Suecia que acaben con ella.
 
El panel reclamó también que se respete la integridad física y libertad de movimiento de Assange y que se reconozca su derecho a una compensación por los daños sufridos desde su arresto.
 
"Solicitamos claramente a las autoridades británicas y suecas que escuchen su mensaje, aunque sea para no debilitar el trabajo de ese grupo, que se dedica a los horrores cometidos en países déspotas", señaló en un comunicado el secretario general de RSF, Christophe Deloire.
 
La ONG recordó que desde el inicio de su confinamiento en la embajada ecuatoriana de Londres, la organización siempre ha denunciado que el proceso emprendido contra Assange en Suecia por delitos sexuales no es más que un preludio para ser extraditado a Estados Unidos para responder por las filtraciones de WikiLeaks.
 
"En ausencia de garantías, la perspectiva de que sea reenviado contra su voluntad ante la Justicia estadounidense (...) es un riesgo importante para su persona y en general para la libertad de expresión", añadió.
 
RSF solicitó por ello a Estados Unidos que los derechos contemplados en la primera enmienda de la Constitución estadounidense, que protege los derechos a la libertad de religión y de expresión, se apliquen a Wikileaks y a su fundador.
 
Reino Unido: Opinión de la ONU "no cambia nada"
 
El Reino Unido considera que la opinión del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias sobre el caso de Julian Assange "no cambia nada", afirmó el Ministerio británico de Exteriores.
 
La Policía Metropolitana de Londres indicó que hará "el esfuerzo" que sea necesario por arrestarle si sale de la embajada.
 
"Esto no cambia nada. Rechazamos completamente cualquier afirmación de que Julian Assange es víctima de una detención arbitraria. El Reino Unido ya había dejado claro a la ONU que no asumiría la opinión del grupo de trabajo", dijo un portavoz del ministerio de Exteriores.
 
La fuente agregó que el fundador de WikiLeaks "nunca fue detenido de manera arbitraria en el Reino Unido. La opinión del Grupo de Trabajo de la ONU ignora los hechos y las protecciones bien reconocidas del sistema legal británico".
 
El ministro británico de Exteriores, Philip Hammond, calificó de "ridícula" la opinión del grupo de la ONU e insistió en que Julian Assange es un "fugitivo de la Justicia".
 
"Yo rechazo la decisión de este grupo de trabajo. Es un grupo formado por personas legas y no abogados. Julian Assange es un fugitivo de la Justicia. Se esconde de la Justicia en la embajada de Ecuador. Puede salir cuando quiera, pero tendrá que afrontar la Justicia en Suecia", agregó.
 
El portavoz del 'Foreign Office' agregó que aún está en vigor una orden europea de arresto, por lo que el Reino Unido -dijo- tiene la "obligación legal de extraditarle a Suecia".
 
"Nos sentimos profundamente frustrados de que se permita continuar con esta situación inaceptable. Ecuador debe abordar (esto) de buena fe con Suecia para que esto llegue a su fin", subrayó el portavoz de Exteriores, y agregó que continúa tratando este asunto con las autoridades de Quito.
 
El Gobierno sueco también rechazó hoy el dictamen difundido por la ONU"El señor Assange ha elegido, de forma voluntaria, estar en la embajada ecuatoriana, y las autoridades suecas no tienen ningún control sobre su decisión de estar allí", consta en una respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores sueco enviada al Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU.