Inicio ·Noticias · Artículo

Así fue el recorrido del papa Juan Pablo II hace 30 años en Ecuador

Redacción

gpinasco

|

Viernes 23 de Enero de 2015 - 14:41
compártelo
  • En 1985 se dio la primera y única visita de un sumo pontífice a territorio ecuatoriano.
En 1985 se dio la primera y única visita de un sumo pontífice a territorio ecuatoriano.
En 1985 se dio la primera y única visita de un sumo pontífice a territorio ecuatoriano. Juan Pablo II incluyó a Ecuador en su vigésimo-quinto viaje apostólico y recorrió cuatro ciudades impartiendo su mensaje evangelizador, dejando en los fieles católicos un recuerdo que -30 años después- sigue vigente.
 
Ocurrió entre el 29 de enero y el 1 de febrero de 1985. Eran las 5:56 de la tarde de un martes cuando el en ese entonces papa, bajaba las escalinatas de la aeronave que lo traía. Con esa marca de registro que caracterizaba sus primeras presencias, besaba el suelo de la capital de la República.
 
 
Su agenda fue maratónica, pero Juan Pablo II era un papa vital de apenas 64 años cuando estuvo por estos lados. Su primera actividad fue una ceremonia de bendición al país en la Catedral Metropolitana de Quito donde dio un discurso a los clérigos nacionales.
 
En la noche mantuvo una reunión con el presidente de la República, León Febres Cordero y a la mañana siguiente se dirigió a los jóvenes en el Estadio Olímpico Atahualpa. Estuvo en el parque La Carolina, en la Basílica del Voto Nacional, en la iglesia de la Compañía y en la Plaza de San Francisco reunido con familias, religiosos y con trabajadores.
 
A la mañana siguiente se dirigió a Latacunga para mantener un encuentro cercano con el pueblo indígena y al mediodía ya estaba en Cuenca para continuar desarrollando encuentros y eucaristías. Ya era jueves y ese mismo jueves llegó a Guayaquil, donde tal como había ocurrido en las otras ciudades visitadas, cientos de miles de fieles se volcaron a las calles para observarlo, de cerca o de lejos, y escuchar la palabra conciliadora del máximo representante de la iglesia de Pedro. El papa estuvo en el Guasmo y también en Samanes donde fue beatificada Mercedes de Jesús Molina. 
 
 
Partió al mediodía de un viernes hace 30 años, pero el recuerdo de su potente carisma, así como de su discurso conciliador se quedaron en la memoria de los fieles ecuatorianos para siempre.
 
 

En 1985 se dio la primera y única visita de un sumo pontífice a territorio ecuatoriano. Juan Pablo II incluyó a Ecuador en su vigésimo-quinto viaje apostólico y recorrió cuatro ciudades impartiendo su mensaje evangelizador, dejando en los fieles católicos un recuerdo que -30 años después- sigue vigente.

 

Ocurrió entre el 29 de enero y el 1 de febrero de 1985. Eran las 5:56 de la tarde de un martes cuando el en ese entonces papa, bajaba las escalinatas de la aeronave que lo traía. Con esa marca de registro que caracterizaba sus primeras presencias, besaba el suelo de la capital de la República.

 

Lea: El papa anunció que visitará Bolivia, Paraguay y Ecuador este año

 

Su agenda fue maratónica, pero Juan Pablo II era un papa vital de apenas 64 años cuando estuvo por estos lados. Su primera actividad fue una ceremonia de bendición al país en la Catedral Metropolitana de Quito donde dio un discurso a los clérigos nacionales.

 

En la noche mantuvo una reunión con el presidente de la República, León Febres Cordero y a la mañana siguiente se dirigió a los jóvenes en el Estadio Olímpico Atahualpa. Estuvo en el parque La Carolina, en la Basílica del Voto Nacional, en la iglesia de la Compañía y en la Plaza de San Francisco reunido con familias, religiosos y con trabajadores.

 

A la mañana siguiente se dirigió a Latacunga para mantener un encuentro cercano con el pueblo indígena y al mediodía ya estaba en Cuenca para continuar desarrollando encuentros y eucaristías. Ya era jueves y ese mismo jueves llegó a Guayaquil, donde tal como había ocurrido en las otras ciudades visitadas, cientos de miles de fieles se volcaron a las calles para observarlo, de cerca o de lejos, y escuchar la palabra conciliadora del máximo representante de la iglesia de Pedro. El papa estuvo en el Guasmo y también en Samanes donde fue beatificada Mercedes de Jesús Molina. 

 

Lea: Correa dice que será un "gran honor" la visita del papa a Ecuador

 

Partió al mediodía de un viernes hace 30 años, pero el recuerdo de su potente carisma, así como de su discurso conciliador se quedaron en la memoria de los fieles ecuatorianos para siempre.

 

 

Formulario vía emBluemail
SUSCRÍBETE Y RECIBE LOS TITULARES
Le recomendamos