Ecuador devolverá a Alemania donaciones para solucionar problemas ambientales

El canciller Ricardo Patiño anunció que devolverá 7 millones de dólares a Alemania.

El canciller Ricardo Patiño anunció que devolverá 7 millones de dólares a Alemania.
19 Diciembre, 2014, 6:03 pm
Por: Redacción 
Ecuador dio por terminada de manera unilateral la ayuda económica que recibe de Alemania para solucionar problemas ambientales y devolverá unos 7 millones de euros entregados por ese país en el último año, informó el viernes el canciller Ricardo Patiño.
 
"Ecuador da por terminada la cooperación con Alemania en los temas ambientales y devolverá los recursos recibidos (7 millones de euros) el último año", escribió Patiño en su cuenta de Twitter.
 
Previamente, en una rueda de prensa en la provincia andina de Cañar (sur), el ministro manifestó: "Si no respetan y no creen en la palabra del gobierno de Ecuador, entonces no es bienvenida la cooperación de Alemania para nuestro país".
 
Alemania había expresado insatisfacción ante la negativa de Ecuador a permitir que una delegación de su Parlamento visite el Yasuní, de donde extraerá petróleo a pesar de la oposición de indígenas y ecologistas ecuatorianos.
 
El Yasuní es una reserva mundial de la biosfera de casi un millón de hectáreas y que cuenta con reservas probadas de 920 millones de barriles de crudo.
 
Patiño enfatizó que "nosotros no aceptamos que ningún gobierno de otro país, ni el parlamento de otro país venga a supervisar lo que nosotros hacemos".
 
Por su parte, el presidente Rafael Correa dijo el sábado pasado que los parlamentarios alemanes "querían venir al país sin autorización, no coordinando con el gobierno".
 
Patiño ofreció a Alemania un convenio de cooperación "para que Ecuador entregue 7.000.000 de euros al gobierno alemán para que establezca algún curso de capacitación para sus parlamentarios para que conozcan, para que se actualicen en temas de derecho internacional".
 
En agosto pasado, la fundación alemana Konrad Adenauer decidió cerrar sus oficinas en Quito por considerar que el gobierno ecuatoriano tenía la "potestad de intervenir, modificar o cancelar programas de las fundaciones políticas alemanas", lo que fue negado por Quito.
 
La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), a la que Quito amenazó con expulsar, también cerró su oficina en Ecuador luego de 53 años de funcionamiento por falta de acuerdos.
Fuente: AFP
Ecuador dio por terminada de manera unilateral la ayuda económica que recibe de Alemania para solucionar problemas ambientales y devolverá unos 7 millones de euros entregados por ese país en el último año, informó el viernes el canciller Ricardo Patiño.
 
"Ecuador da por terminada la cooperación con Alemania en los temas ambientales y devolverá los recursos recibidos (7 millones de euros) el último año", escribió Patiño en su cuenta de Twitter.
 
Previamente, en una rueda de prensa en la provincia andina de Cañar (sur), el ministro manifestó: "Si no respetan y no creen en la palabra del gobierno de Ecuador, entonces no es bienvenida la cooperación de Alemania para nuestro país".
 
Alemania había expresado insatisfacción ante la negativa de Ecuador a permitir que una delegación de su Parlamento visite el Yasuní, de donde extraerá petróleo a pesar de la oposición de indígenas y ecologistas ecuatorianos.
 
El Yasuní es una reserva mundial de la biosfera de casi un millón de hectáreas y que cuenta con reservas probadas de 920 millones de barriles de crudo.
 
Patiño enfatizó que "nosotros no aceptamos que ningún gobierno de otro país, ni el parlamento de otro país venga a supervisar lo que nosotros hacemos".
 
Por su parte, el presidente Rafael Correa dijo el sábado pasado que los parlamentarios alemanes "querían venir al país sin autorización, no coordinando con el gobierno".
 
Patiño ofreció a Alemania un convenio de cooperación "para que Ecuador entregue 7.000.000 de euros al gobierno alemán para que establezca algún curso de capacitación para sus parlamentarios para que conozcan, para que se actualicen en temas de derecho internacional".
 
En agosto pasado, la fundación alemana Konrad Adenauer decidió cerrar sus oficinas en Quito por considerar que el gobierno ecuatoriano tenía la "potestad de intervenir, modificar o cancelar programas de las fundaciones políticas alemanas", lo que fue negado por Quito.
 
La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), a la que Quito amenazó con expulsar, también cerró su oficina en Ecuador luego de 53 años de funcionamiento por falta de acuerdos.