Bogotá: alcalde decreta toque de queda en tres sectores populares

Se reportaron disturbios y saqueos, un día después de protestas contra Duque.

Enfrentamientos durante las protestas del jueves en Bogotá. Foto: AFP
22 Noviembre, 2019, 5:54 pm
Por: AFP 
El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, decretó el toque de queda en tres sectores populares de la capital colombiana luego de que se reportaran disturbios y saqueos, un día después de masivas protestas contra el presidente Iván Duque.
 
"Vamos a establecer el toque de queda en tres localidades, en Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar, a partir de las ocho de la noche (01H00 GMT del sábado)", dijo en rueda de prensa.
 
 
Colombia reportaba este viernes una calma relativa tras masivas marchas y cacerolazos que la víspera sacudieron al gobierno conservador de Iván Duque, en las que murieron tres personas y cientos resultaron heridas.
 
Aunque las autoridades dieron un reporte de tranquilidad en todo el país, en el sur de Bogotá estallaron enfrentamientos entre manifestantes y policías cerca de estaciones de transporte público, afectado por daños y bloqueos. 
 
En la misma zona ha habido saqueos a supermercados y ataques a autobuses públicos.
 
El alcalde, Enrique Peñalosa, decretó la ley seca hasta el sábado ante el "conocimiento de vándalos que quieren generar caos", luego de la mayor protesta social de los últimos tiempos contra el gobierno central.
 
Para la tarde hay convocados nuevos cacerolazos, que la noche anterior, en un episodio inusual en Colombia, se extendieron hasta por tres horas en amplios sectores de la capital y otras ciudades.
 
"Hoy el país está tranquilo", dijo temprano el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, en la presidencial Casa de Nariño.
 
 
Aunque la jornada del jueves se desarrolló en su mayoría de forma pacífica, caído el sol, Bogotá y Cali vivieron momentos de violencia.
 
En el departamento del Valle del Cauca, del que Cali es capital, murieron tres personas durante disturbios. Dos en Buenaventura, principal puerto sobre el Pacífico, en una "confrontación" con la fuerza pública cuando intentaban saquear un centro comercial. El otro civil pereció en Candelaria.
 
A la zona se desplazó una comisión oficial para "analizar de primera mano los procedimientos" de los uniformados en medio de los choques, aseguró Trujillo.
 
Duque, quien está en horas bajas tras 15 meses de haber asumido el poder, lidera este viernes un consejo extraordinario con su gabinete.
El jefe de Estado, que reconoce la legitimidad de algunos reclamos en su contra, aseguró el jueves que acelerará la agenda social de su gobierno y que escuchó el reclamo callejero, aunque no respondió al llamado de diálogo directo de los promotores del paro.
El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, decretó el toque de queda en tres sectores populares de la capital colombiana luego de que se reportaran disturbios y saqueos, un día después de masivas protestas contra el presidente Iván Duque.
 
"Vamos a establecer el toque de queda en tres localidades, en Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar, a partir de las ocho de la noche (01H00 GMT del sábado)", dijo en rueda de prensa.
 
 
Colombia reportaba este viernes una calma relativa tras masivas marchas y cacerolazos que la víspera sacudieron al gobierno conservador de Iván Duque, en las que murieron tres personas y cientos resultaron heridas.
 
Aunque las autoridades dieron un reporte de tranquilidad en todo el país, en el sur de Bogotá estallaron enfrentamientos entre manifestantes y policías cerca de estaciones de transporte público, afectado por daños y bloqueos. 
 
En la misma zona ha habido saqueos a supermercados y ataques a autobuses públicos.
 
El alcalde, Enrique Peñalosa, decretó la ley seca hasta el sábado ante el "conocimiento de vándalos que quieren generar caos", luego de la mayor protesta social de los últimos tiempos contra el gobierno central.
 
Para la tarde hay convocados nuevos cacerolazos, que la noche anterior, en un episodio inusual en Colombia, se extendieron hasta por tres horas en amplios sectores de la capital y otras ciudades.
 
"Hoy el país está tranquilo", dijo temprano el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, en la presidencial Casa de Nariño.
 
 
Aunque la jornada del jueves se desarrolló en su mayoría de forma pacífica, caído el sol, Bogotá y Cali vivieron momentos de violencia.
 
En el departamento del Valle del Cauca, del que Cali es capital, murieron tres personas durante disturbios. Dos en Buenaventura, principal puerto sobre el Pacífico, en una "confrontación" con la fuerza pública cuando intentaban saquear un centro comercial. El otro civil pereció en Candelaria.
 
A la zona se desplazó una comisión oficial para "analizar de primera mano los procedimientos" de los uniformados en medio de los choques, aseguró Trujillo.
 
Duque, quien está en horas bajas tras 15 meses de haber asumido el poder, lidera este viernes un consejo extraordinario con su gabinete.
El jefe de Estado, que reconoce la legitimidad de algunos reclamos en su contra, aseguró el jueves que acelerará la agenda social de su gobierno y que escuchó el reclamo callejero, aunque no respondió al llamado de diálogo directo de los promotores del paro.